Escandalo de familias taurinas españolas y lavado de dinero venezolano.

20140611-013210 a.m.-5530242.jpg

De SOL y SOMBRA.

El divorcio de Miguel Palomo-Danko, hijo del ex torero Palomo Linares, y de Marta González, hija del también torero Dámaso González, ha dado mucho de qué hablar desde 2013, en especial porque involcura a la empresa venezolana Derwick Associates, que ha estado envuelta en escándalos monetarios desde hace cierto tiempo.

González habría encontrado supuestamente a Palomo-Danko en cama con una venezolana, Lila Jimena Begoña Guzmán de Frutos López, hermana de Alejandro Betancourt López, presidente de Derwick.

La joven vive en un apartamento en Madrid que valdría varios millones de euros mientras estudia una carrera desconocida. Su mejor amiga es su prima hermana, Helen Trebbau López, hija de Pedro Trebbau, vicepresidente de Derwick.

La joven Lila llegó a España por insistencia de su madre, Lilia López, empresaria diseñadora de joyas y… pareja de Palomo Linares, desde que éste estaba casado con Marina Danko. Se dice que Betancourt puso el dinero para que el divorcio pudiera darse rápidamente.

La periodista Marta González “tuvo que firmar una cláusula de confidencialidad en la que se comprometía a mantener silencio en relación a su ruptura con el hijo de Marina Danko y el diestro Sebastián Palomo”, según reportó el diario El Mundo de España.

González también cuenta a la revista Hola, antes de firmar la cláusula, “que tras la separación matrimonial de los padres de Miguel todo cambió. Las compañías cambiaron radicalmente. Empezamos a vivir en un ambiente que nada tiene que ver con mis principios y valores. Una forma de vida ostentosa. Fue el peor año de mi vida. Sentí que no era mi lugar y me alejé de esa forma de vida. El decidió quedarse en ese nuevo entorno”.

Y adicionalmente, la periodista interpuso demandas en contra de Lilia Gimena por supuestas amenazas y coacciones.

Palomo-Danko se involucró supuestamente con López cuando Betancourt se compra una hacienda de 23 millones de euros en Toledo, por el que el joven se ganó un millón de euros al servir como corredor de bienes raíces, así como varios apartamentos donde se presume que llegan varios miembtros del Gobierno venezolano.

Betancourt y el resto de la junta directiva de Derwick Associates enfrentan dos demandas en EEUU por lavado de dinero, una de la mano del ex diplomático Otto Reich, sobre enriquecimiento ilíicito.

Fuente: Venezuela al día.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s