Valencia: Y la luna le canta a Miguel Abellan.

DSC_7629
Foto Aplausos.com

Valencia, 24 de julio de 2014. Cuarta de feria. Nocturna. Toros de Las Ramblas, justos de presentación y de juego desigual. Juan José Padilla, silencio en su lote. Miguel Abellán, oreja y dos orejas. El Fandi, oreja y palmas. Entrada: Casi dos tercios en noche agradable.

De SOL y SOMBRA.

Épica noche la protagonizada por Miguel Abellán en Valencia. Tras sufrir una soberana páliza, salió de la enfermería para estoquear al quinto al que cortó dos merecidas orejas. Abellán fue prendido cuando ejecutaba unas manoletinas tras una faena de muletazos ligados y redonda de principio a fin. Dos orejas cortadas a ley.

Con su primero, cortó una merecida oreja, pues dejó constancia de su pundonor y raza en faena de entrega.

El Fandi paseó un trofeo del tercero, un toro bravísimo en los primeros tercios, que salió al ruedo con muchos pies y al que el granadino pegó hasta cuatro largas cambiadas de rodillas.

Y todavía siguió embistiendo el de Las Ramblas, aunque ya agotado de tanta entrega y sin apenas recorrido, a la muleta de un Fandi populista, que le dio la “fiesta” que el público le pedía.

Juan José Padilla fue el único de la terna que se fue de vacío en noche tan propicia. Apenas estuvo cinco minutos delante del primero, que acusó hasta pararse dos fortísimos puyazos.

El cuarto tampoco duró demasiado, pero hasta que huyó rajado a tablas hizo una espectacular pelea en varas, en la que derribó con fuerza en dos de los tres puyazos que tomó.

Parte médico de Miguel Abellán: «Contusión torácica en hemitórax derecho. Contusión en miembro superior derecho y costilla del mismo lado. Consciente y orientado. Problable fractura-fisura costal. Pronóstico reservado. Trasladado al Hospital Casa de Salud para estudio radiológico. Firmado: Cristóbal Zaragoza».

TARDE BOCHORNOSA EN SANTANDER

Por El Guerra.

Abrio la tarde un vaco porque no sabiamos si era un toro en verdad el de Garciagrande, eso si el vaco era docil y descastado, parecia uno de esos animalitos que se les da cuerda para que vayan  y vengan sistematicamente.

A ese animal descastado e inofensivo El Juli le vio su buena condición desde el principio, lo brindó al público y comenzó un trasteo encorvado, a mil por hora y con gran velocidad lo mato de un sartenazo trasero y como estaba en una plaza de segunda, pero que ayer parecia de quinta le dieron dos orejas. Con el cuarto, que era otro vaco pero mas retacado de kilos, el de San Blas anduvo nuevamente ventajoso y vulgar pero esta vez muy poco efectivo con la espada.

Perera que esta en un gran momentó esta temporada, pego cualquier cantidad de muletazos a dos animales inofensivos, muy anovillados y a cada uno le tumbo una oreja. Ureña tambien se unio a la fiesta con dos trasteos irregulares en donde apenas dejo aflorar sus buenas maneras, pero en cambio dejo en evidencia su falta de ritmo y sitio.

En resumen lo sucedido en Santander el dia de ayer no fue de segunda, fue mas bien de quinta.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s