Una encerrona clasica de Manolo Martinez en Queretaro con 8 de Mimiahuápam

20a613c8f8_(F3)

Cuarenta y nueve años han pasado ya de aquel dia en que Manolo Martínez se encerró con ocho toros en la Plaza de la Santa María de Querétaro, en lo que se convertiría en un hecho histórico que ocurrió el 16 de junio de 1968, para lidiar 8, ¡Si, ocho toros!, de Mimiahuapam a los cuales les cortó 5 orejas y 2 rabos nada más y nada menos.

Por: El Guerra  De SOL y SOMBRA

En un festejo televisado a nivel nacional y que además fue la primera corrida de toros que se transmitió a colores en el mundo Manolo Martínez abarrotó la Santa María de Querétaro..

Manolo Martínez aquella tarde de verano acabó matando hasta los reservas, en un alarde de supremacía, poderío y arte, ante una plaza abarrotada.  Ese ha sido uno de los momentos más significativos en la fiesta nacional y de hecho fue una inspiración para que otros diestros intentaran realizar hazañas ejemplares, que hoy solo son anécdotas, ante la palidez y mediocridad de nuestras actuales “promesas” y “figuras”  nacionales.

Esa es la diferencia entre los de ayer y hoy, Manolo si era una figura del toreo que brillaba con luz propia y prueba de ello es que en torno a su persona existen esculturas, pinturas, libros, pasodobles y hasta un largometraje llamado “Los caprichos de la agonía”, dirigido por el gran cineasta mexicano de culto Juan Ibáñez.

Fue un 16 de agosto de 1996 a las 13:10 horas en el Green Hospital Scripps de La Jolla, California cuando Manolo Martínez murió a causa de un mal hepático. El periódico The New York Times comunicaba su muerte.

Al día siguiente de su muerte, el 17 de agosto, el estadio Tecnológico fue escenario de un juego de liga de los Rayados del Monterrey y se brindó un minuto de aplausos a Manolo Martínez, mas de 40 mil personas en la tribuna gritaban ¡Torero, Torero!

Twitter: @Twittaurino

Anuncios

6 pensamientos en “Una encerrona clasica de Manolo Martinez en Queretaro con 8 de Mimiahuápam”

  1. Gracias por recordar a ese figurón del toreo. Manolo inmortalizó muchos toros, regó su arte en todas las plazas. Nunca imitó a nadie. Creó una técnica y un estilo para ejecutar el toreo. Los que lo vimos tantas veces, somos testigos de elo y de la pasión que generaba. Nadie ha conectado con el tendido como El. Al morir, inició de manera lenta la agonía de la fiesta en México, ojalá que los jóvenes la puedan volver a levantar (Aguilar, Sergio Flores, Silveti, Juan Pablo) verdaderas promesas del toreo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s