Feria del Pilar de Zaragoza: Daniel Luque abre la puerta grande.

Daniel Luque mata seis toros con
solvencia y abre la puerta grande

Por Carlos Ilián – Marca.

Daniel Luque ha querido culminar su mejor año con una encerrona en una plaza de primera y en una feria tan exigente en cuanto al toro como la del Pilar. Siempre es de valorar el gesto de encerrase con seis toros en una plaza importante. Y siempre lo he dicho: del gesto a la gesta hay mucho recorrido. Esta vez el torero de Gerena ha transitado ese largo camino entre anunciarse con seis toros y luego matarlos y salir, al menos, con dignidad y lo ha hecho de sobra, casi sin despeinarse.

No ha sido una tarde de apoteosis, pero Luque ha estado solvente, con facilidad y cabeza despejada, sin atolondrarse. Tal vez el orden elegido para cada toro según su procedencia no ha sido el mejor. Por ejemplo, de apertivo echaron por delante el toro de Antonio Bañuelos, como para ir abriendo boca, y miren por donde este ideal para el postre, un toro bravo, pronto, humillado, con mucha clase. Luque toreó con reposo y cadencia, en derechazos muy relajado y mejor aún en una tanda de naturales. Luego los manidos circulares en cadena, metido en el cuello del toro, pero de efecto para la masa. Cortó una oreja aunque había consenso para las dos.

Con el buen toro de Alcurrucén le faltó dar distancia, lucir mucho más la embestida de este ejemplar aunque ligó muy bien por el pitón izquierdo. El toro de Victorino, el más terciado de la corrida, parecía de otro encaste por su bondad. Noble y con mucha clase por el pitón derecho, precisamente el que aprovechó Luque en tandas cortas y templaditas.

Con los mansos de Fuente Ymbro, Victoriano del Río y el Puerto, resolvió con entrega y facilidad. No fue, pues, la tarde la gloria, peri si que se ha confirmado como un torero para todo estos años, con probada suficiencia.

Ah, y un humilde consejo: usted no necesita imitar a Manzanares metiéndose en el cuello y trampeando en el toreo sobre la mano derecha. Su purísimo toreo sobre la mano izquierda, su mano sin pecado, lo demuestra.

Plaza de Zaragoza. Sexta corrida. tres cuartos de entrada.

Toros:BAÑUELOS (8), bravo y encastado; FUENTE YMBRO (3), manso; ALCURRUCÉN (6), poca fuerza y mucha clase; VICTORINO MARTÍN (6), noble y rajado al final; V. DEL RÍO (4), rajado; PUERTO DE SAN LORENZO (4), manso..

DANIEL LUQUE (7): de verde botella y oro. Estocada trasera y desprendida (una oreja). Pinchazo hondo y dos descabellos (silencio). Estocada trasera. Un aviso (una oreja). Pinchazo y estocada caída (una oreja). Pinchazo y bajonazo (saludos). Pinchazo hondo (saludos). Salió en hombros.

Via: http://www.marca.com/2014/10/09/toros/1412882054.html

1 comentario »

Deja un comentario