Familias Toreras.

1. La familia Manzanares; 2. Los Dominguín; 3. Ortega Cano y sus...
1. La familia Manzanares; 2. Los Dominguín; 3. Ortega Cano y sus hijos; 4. Rafael de Paula y su hijo; 5. Julio Aparicio padre e hijo; 6. Jesulín de Ubrique y su padre; 7. El Cordobés padre e hijo. GTRES
Por Jesús del Rio.

Los toreros se enfrentan a la muerte cada vez que saltan al ruedo, pero fuera de él, sus vidas tampoco son sencillas. Tal vez sea por su fuerte temperamento o porque el destino es así de cruel, pero muchos han vivido unas tensar relaciones entre padres e hijos.

Jose María Manzanares
La reciente muerte de José María Manzanares padre, a los 61 años, ha dejado en el aire la tensa relación que le unía con su hijo, el también torero Jose Mari Manzanares (32), durante los últimos años. Pese a que desde el entorno de la familia se apuntó que ninguna de estas informaciones eran ciertas, la ausencia del torero en la boda de su hijo confirmó unos rumores que llevaban tiempo sonando. El padre se disculpó diciendo que estaba cuidando a su propio padre, enfermo e ingresado por aquella época, pero otras voces apuntaron a problemas de dinero y mujeres. Ahora, su repentina muerte ha dejado a la familia muy afectada.
Ortega Cano
¿Quién iba a pensar que la vida del torero Ortega Cano (60) iba terminar en la cárcel cuando estaba casado con Rocío Jurado? El matrimonio entre la folclórica y el matador fue todo un acontecimiento, igual que la adopción de sus dos hijos, José Fernando y Gloria Camila. Tras la muerte de Rocío, la relación entre padre e hijo empeoró hasta límites insospechados. Drogas, prostíbulos y problemas económicos marcaron la vida del joven, mientras su padre trataba de evitar la cárcel por el accidente que acabó con la vida de Carlos Parra. Y lo peor de todo es que no tiene visos de mejorar…
Rafael de Paula
La vida del torero Rafael de Paula (74) ha sido una constante montaña rusa. Los cambios de humor, así como los problemas con la justicia, han marcado su trayectoria fuera de los ruedos. La última de sus polémicas tuvo lugar en 2012, cuando el torero acudió a recibir la ‘Llave de Oro del Parador’ de Ronda, otorgada por la agrupación ‘Los amigos de la Goyesca’. De Paula aprovechó para arremeter contra todos los presentes, desde el director del Parador, el pintor que había ilustrado la invitación, la alcaldesa de Ronda y su propio hijo, Jesús Soto de Paula, para el que pidió que nadie comprara ni un ejemplar del libro que había publicado, ‘Entre clamores y espantás. El soplo del toreo’ -pese a que en la presentación del libro dijo estar muy orgullos-. Eso es amor paternal.
Julio Aparicio
La relación del torero Julio Aparicio (45) con su padre, el también torero Julio Aparicio, es de enemistad profunda. Aparicio culpa a su padre de haberle hecho la vida imposible. “Mi padre es muy difícil de trato, manipulador, dictador y con malos sentimientos. Lo maneja todo con maldad, siempre ha maltratado verbalmente y psicológicamente a todos”, ha declarado el torero, que también tiene problemas con su hermana -ésta le denunció por, supuestamente, destrozarle el coche y lanzar piedras contra su casa-. Aparicio no ha dudado en sentarse en televisión para hablar del conflicto. Solucionarlo, imposible, pero al menos sacar algo de dinero.
El Cordobés
La historia de Manuel Benitez, ‘El Cordobés’, y Manuel Díaz, ‘El Cordobés’ (46), ha sido una de las grandes polémicas del toreo español. Manuel Diaz se encargó de contarlo todo en un libro de memorias. Cómo su padre se desentendió de su nacimiento dándole un fajo de billetes a su madre, cómo boicoteó su carrera en el toreo, cómo luchan judicialmente por el nombre de ‘El Cordobés’ y cómo se encontraron fugazmente en un aeropuerto. Una saga familiar que ha sido de todo menos una familia.
Jesulín de Ubrique
La fortuna que amasó Jesulín de Ubrique (40) como torero no hizo más que enemistar a toda su familia. La historia del torero la conocemos al dedillo, gracias a las exclusivas que tanto él como su mujer, sus hermanos, su madre, su padre, su tía y la que fue novia, Belén Esteban, se han encargado de conceder a lo largo de los años. Humberto Janeiro se vio triunfador gracias a las faenas de su hijo, sin pensar que, con el tiempo, acabaría separado de su mujer y marginado por su familia. Eso sí, no ha desperdiciado ninguna ocasión para sentarse en un plató de televisión a hablar de su hijo. ¿Cómo no iban a mantenerle al margen?
Luis Miguel Dominguín
El matrimonio entre el torero Luis Miguel Dominguín y la actriz Lucía Bosé fue todo un fracaso. Ni el torero pudo reprimir su fama de conquistador y mujeriego, ni la actriz italiana consiguió adentrarse en la familia de los Dominguín. Juntos tuvieron tres hijos, Miguel, Lucía y Paola, y todos se decantaron por el lado de su madre. Los amigos cercanos al torero siempre afirmaron que el diestro sentía devoción por sus hijos, aunque la relación con éstos no fuese la mejor -también echaron las culpas del distanciamiento a la madre-.
Via: http://www.elmundo.es/loc/2014/10/30/54510531e2704e86588b4585.html

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s