Los Retazos de la Medianía – Orejas y Ojeras de Joselito Adame en Solitario

Cite de Rodillas de Joselito Adame al sobrero de El Junco.

Tras dos pinchazos han salido dos orejas, una en el cuarto y otra en el siguiente, resultado que rescata el día grande de la Feria pero que contrasta con la expectación y la entrada generada por la curiosidad de los feriantes, así como el cariño y la admiración del público local que ha querido el triunfo en todo momento de Joselito Adame. Este llega por puntos, gracias a un chispazo al final del quinto turno en noche de sospechas ganaderas. Números y estadísticas, de nueva cuenta, confirman que en lo fundamental Adame no rompe. Al menos, no ayer.

Por: Luis Eduardo Maya LoraDe SOL Y SOMBRA. Aguascalientes.

Soledad mayor no puede existir.

Cuando casi quince mil almas –quizá más- se congregan para acudir a ver la corrida de un solo hombre, la soledad de éste, en medio de tal jolgorio, es la mayor contradicción de cuantas tiene una corrida de toros. Lo hemos traído a cuento antes, tal como lo recordaba Alameda, lo requerimos decir hoy: en la armonía del antagonismo está la clave del toreo.

Pero los antagonistas de Joselito Adame, en solitario ayer, los toros -que deberían ser del espectáculo protagonistas- otra vez dejan espacio para la duda y vuelven a aletear con la monotonía. Es decir, quien le ha visto con seis toros en Pachuca, se ha vuelto a encontrar con tres hierros anteriormente vistos y, esta vez, otros tantos que van en el mismo tenor, constituyendo incluso una apuesta menor que la efectuada en Octubre.

Con todo respeto para el matador y para Usía.

Porque la Presidencia, reducida a Juez de Plaza cae en la propia trampa de aprobar el quinto, un barralva al parecer de línea española, al que devuelve, con el que se ve obligado por sus carnes escurridas, su cara añiñada y su esmirriada y lastimera presencia a revocar el acto que había dictado, sabrá Dios, con la opacidad que priva en los corrales de Aguascalientes, cuando los toros se enchiqueran a la hora de la matinal.

Y las nuevas dudas en el más reciente escándalo ganadero de Joselito Adame se disparan. Uno más. Y en su propia tierra. Cae su administración en la trampa del toro “que se deja” deja el torero caer en la reacción desfavorable de sus paisanos que atiborran ilusionados la Plaza y ésta vez, no como en Mérida, la ha visto y palpado de frente.

Casi se rompe la ilusión de la gente.

Así tenemos que previo al quinto turno, Adame se encuentra con la mansedumbre en los dos primeros: el Montecristo inicial menos mal es noble, pesa más en su ser los pastueño y menos lo encastado. Además, cosas de la modernidad, es más poderosa su debilidad que su fortaleza, la posición de dar una pelea a medias.

Joselito se anima, inicia firme en el estribo y deja un cambio de mano tras buen trincherazo como prólogo a una faena en donde sale a perseguir al manso que se resiste y al que le liga el toreo con la derecha y al que, tras espantá del burel –Tauro que nos salve- convence, cerca de tablas con valiosa tanda con la zurda pese a la vuelta contraria del burel. Solo un bajonazo vil, en la suerte contraria y recibiendo sin zapatillas, le privan de premio pese a petición bien negada.

Tan necesario en estos casos. Sale al tercio y comienza el calvario.

Un xajay, flaco y de cara alargada casi de vaca, hace las veces de segundo, lastimado de la pata derecha juega a la contra, cuatro gaoneras a pies juntos pese a remate enganchado, mansea el cariavacado, rasca mete la reversa, empeora en banderillas gracias a las cuadrillas y Joselito se queda corto, le brinda el campo abierto al manso en ayudados que terminan por perjudicar al burel y opta por cortar por lo sano.

Matando mal. A diferencia de Pachuca, su espada le traiciona.

Juega el albur Joselito y no trae consigo el as de espadas.

Lo mismo que la inicial bravura del serio tercero, de El Junco, que sale brioso, serio e impetuoso que gracias a la cuadrilla se va de largo y voltea al caballo en tumbo peligrosísimo. Pasado el susto, Adame quita por chicuelinas, el toro va de largo pero se pasa con ese punto de escape en su embestida que se empeora –otra vez- gracias a la cuadrilla, via Johnatan Prado que no sujeta ni impone el sitio al toro.

Error, con perdón de Héctor Rojas, el cuarto par, innecesario a todas luces que no hace más que acentuar lo suelto de la embestida del toro que inicia echando arriba en los pases por alto, toma con emoción la muleta pero… se desfonda, frena y sosea nada más echar la muleta a la izquierda. Una pena, otra vez, lo mal colocada de la estocada, caída, trasera y algo tendida.

Mitad de corrida pasa y no pasa nada.

Sin embargo,  la esperanza siempre viste de verde.

Y en este caso, de verde y oro. A plena noche, Begoña trae aun precioso, alto y bien hecho cuarto, de una fijeza proverbial que embiste con regodeo en los lances con el capote, empuja al caballo en buen puyazo de Mauro Prado y cuya alegría se aviva en la siempre eterna zapopina adamista.

Solo que, tal como en Texcoco, Adame falla en banderillas porque no se templa ni atempera al begoña peor al clavar caído cosa que el morito resiente como la pifia de la noche de Saldaña a la brega tratándole fatalmente.

Innecesario pase cambiado por la espalda.

Un toro con esa fijeza no merece ese inicio de faena más si regodea en la embestida. Adame tras sentida tanda derechista comienza, en época de campañas, el proselitismo musical. Aun una de naturales, larga y sentida cuando… Tarda en pedir “la de aquí” y “los de aquí” en complacerlo lo que uno en encontrar mesa para la comida yucateca en El Encino, el taurinísimo barrio hidrocálido domingo por la mañana.

Y en esas está cuando el begoña se aburre dejando todo lo prometido en pases a la trágala, giros y aleteos por alto, con el toro que sosea y distrae abonado por el torero y la medianía de su composición.

Malamente.

Pincha y aun así, tras entera en lo alto, viene la oreja de la salvación. Y un justo arrastre lento.

Ambiente que rompe el barralva devuelto necesariamente para vergüenza de la anémica autoridad. Aquí el ánimo del hidrocálido y su ritmo, así como su concentración se rompen… como en aquel fatal intermedio pachuqueño. Otro sobrero de El Junco serio, embiste al principio incluso en lucido quite de oro y en los derechazos arrodillados con los que inicia su faena que decae tal como la bravura del astado.

Al grado de que Adame echa mano de su arsenal de recursos. Casi seco de inventiva muleteril, ataca al astado en lo corto y hacia tablas. Pasa el toro sin que pase nada, no mete la cara en las dosantinas. Menos embistiendo hacia las rayas.

Entonces, de último minuto, José tira el estoque para -increíblemente- insistir en derechazos y dosantinas hacia las rayas. Está bien que Roberto Gavaldón nos dice que el arte es esencialmente la repetición sí, pero no la necesad. Justo ahí, un chispazo entre las penumbras surge entre las ojeras casi azules de Adame al que toda la expectación y la corrida comienzan a pesar.

Se cambia en lo corto de mano por detrás quedando él en los terrenos cambiados.

Vienen dos luquesinas en un mismo sitio que hacen rugir a la Plaza, rescatar a su gente en el callejón del letargo y sacan la raza del torero y su valor. Si valor es la capacidad de pensar Joselito además de pensar voltea a favor de su toreo la situación que se está a pique. Un momento de lujo. Solo emborronado por la pésima decisión de matar en la suerte contraria, insistimos, a un toro que únicamente aprieta a las tablas brindemos la suerte natural.

Pinchazo, entera caída y oreja. Como de último minuto y para no reprobar la materia.

O repetir el año. Prueba de ello, la división de la Plaza.

Tal como ocurre en el sexto.

Otra vez en menos de un año hemos visto cuatro encerronas, tres de ellas han sido cerradas por toros de la alicaída Fernando de la Mora. Este es un basto y feo ejemplar, imposible embestir. Y claro, de torear por un Joselito Adame agotado y agobiado. Listo está el regalo un toro de Celia Barbabosa que está cantado pero ya no así el ánimo del torero.

Que se deja cargar a hombros.

Llena la plaza, vacío el torero demasiado preocupado por todo menos por lo fundamental. Ocupado por facturar y torear lo más está dejando lo mejor de su tauromaquia del lado y de menos. Al agobio lo salva un chispazo.

Pero a la afición, no al feriante, no al taurino de ocasión, no la salva nada.

Ni para la historia

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Aguascalientes, Ags. Plaza de Toros Monumental. Feria Nacional de San Marcos 2015. Sábado, Abril 25. Día del Santo Patrono. Cuarta de Feria. Lleno total en tarde agradable sin viento. Previo al inicio del festejo se develaron un par de placas.

6 Toros, 6 de Diversas Ganaderías en el siguiente orden de salida: 1 de Montecristo (Divisa Verde, Obispo y Oro) Berrendo en cárdeno, sospechoso de pitones a simple vista, bien cubierto aunque pobre de cara, manso y noble, doblando contrario en varios momentos; 1 de Xajay (Divisa Verde y Rojo) Anovillado, cariavacado, zancudo y estrecho, afectado de la pata derecha y muy manso rascando la arena siempre; 1 de El Junco (Divisa Blanco y Rojo) Serio, alto y estrecho, fino de cabos y de cabeza seria, bravo al caballo con tumbo incluido, a menos tras banderillas; 1 de Begoña (Divisa Verde y Oro) Precioso de hechuras, con edad aunque algo alto, muy fijo tuvo ritmo en la embestida hasta aburrirse; 1 de El Junco (Divisa ibídem) lidiado como sobrero al ser devuelto el anovillado titular de Barralva (Divisa Amarillo, Azul y Rosa), Estrecho, parecido al tercero, braveó en el caballo pero manso en el resto de su lidia y 1 de Fernando de la Mora (Divisa Amarillo y Blanco) Retacado de kilos, cárdeno obscuro, basto y manso.

El cuarto de la tarde homenajeado con el Arrastre Lento, con justicia.

Joselito Adame (Canela y Oro) como Único Espada; Ovación en el Tercio, Leves Palmas, Silencio, Oreja, Oreja Protestada y Silencio. Salió a hombros entre división de opiniones.

Fatal la Autoridad al aprobar y regresar después al quinto de la tarde, bien, en cambio, al negar la oreja tras la lidia del primero.

Mal las cuadrillas con las banderillas en general y a la brega. Como siempre oportunista y protagónico, Juan Ramón Saldaña.

Destaca a caballo Mauro Prado.

Zapopina de Joselito, casi ritmo y casi son tiene el de Begoña al embestir.

4 Comentarios »

  1. Magnífica crónica. Supongo el desengaño de la afición de Aguascalientes, probablemente ilusionada por la reciente –y seria– actuación del torero en Sevilla. Me gustó Joselito en la Maestranza, aunque –quizás– debió “apretar” un poco más al jabonero que le cupo en suerte (auténtica suerte).

    Me gusta

  2. ¿Y qué es lo mejor de su tauromaquia???? Mira que lo he visto veces y jamás ha logrado emocionarme un segundo siquiera. Antiestético en su toreo, en sus ternos y él mismo…

    Me gusta

    • Hola Mercedes…

      No podemos subestimar a la version de Joselito Adame que hemos visto, y no pocas veces, en La México, en Madrid principalmente, Sevilla y Lima, por ejemplo.

      Esa version si se quiere sobria, sin adornos, de conocimiento e incluso parsimonia es valiosa y negarlo no tendría razón taurina alguna.

      Pero esta “desigualdad” ocurre cuando no hay una definición clara de lo que se quiere en el toreo. Torear a destajo, por mayoreo, es lo que parece querer del toreo. Eso mismo brinda en la medida de la calidad toreo de Adame hoy, un torero al que el tiempo le corre en contra y que torea para cortar orejas. 9 años de alternativa y sigue sin definer qué quiere, no como trabajador del toro, sino como torero, simple y llano.

      Pero ya lo dijo su apoderado: sigue en la línea de trabajo.

      Lo malo es que en los toros, como arte que son, no se trabaja. Diría Da Vinci, se fatiga. pero de ahí a trabajar…

      Gracias por tu comentario.

      Enhorabuena.

      Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s