MADRID: Sorprende el valor de Antonio Mendoza

Antonio Mendoza torea de muleta, este domingo en Madrid.

Por IÑIGO CRESPO – Madrid.

La noticia del domingo en Madrid fue el valor seco del debutante Antonio Mendoza, novillero mexicano que se jugó el tipo de verdad frente al sexto utrero, un serio ejemplar de San Martín que midió más que ninguno otro en toda la tarde y puso a prueba el pulmón sereno y el depósito de arrobas del azteca. Novillero para seguirle la pista, dotado además de un corte templado y muy sereno del toreo. Buena expresión.

Se lidió un encierro de San Martín, esa divisa que un día formó a modo de laboratorio santacolomeño el mexicano José Chafik a base de cruzar diversas líneas del tronco común. Y una punta de Saltillo. Tiempos pretéritos. Ahora está en manos del extremeño Alberto Manuel. Algo queda del manantial primitivo. Presentó un encierro disperso de hechuras y de escasa raza. Mala cosa. Si tuvo brava condición el segundo que la fue perdiendo durante la lidia. Los demás, apuntes. Cosas sueltas. Movilidad, fijeza. No tuvieron clase ni la humillación tan propia de este encaste.

Antonio Mendoza demostró que sabe torear y que tiene buen aire de torero. Cuando apretó los dientes frente al sexto dejó patente también que tiene corazón y valor del bueno. Con su primero, el de su presentación en Madrid, anduvo más premioso. Más académico. O simplemente más políticamente correcto. Bien pero sin calentarse. Muy aseado, muy correcto y muy pulcro frente a un novillo que se movió mucho pero le faltó calidad. Lo mejor, una buena tanda por la derecha. Buen manejo. El sexto se aplomó y el mexicano no se arrugó. Expuso y fue prendido de manera aparatosa pero sin herirle. Dio la cara. Se arrimó con todo el alma. Ahora sí fue ese novillero con temple, compromiso, valor natural y buen concepto. Superó en todo a un ejemplar que midió.

Fue bravo el segundo, un novillo que dejó su fondo el peto. En la muleta tuvo nobleza y una embestida humillada y dormida. No acabó de dar el paso al frente Mario Palacios Con el quinto, Palacios tuvo la paciencia de remontar la incómoda embestida de su oponente y logró en el tramo final algunos naturales sueltos de buena factura. Atacó recto con el acero pero la espada se fue abajo. Dio una vuelta al ruedo.

El valenciano Jesus Chover instrumentó muchos muletazos a sus dos oponentes. Actitud y mucho querer pero sin redondear nada frente a un primero sin clase y frente a un cuarto que no humilló.

Ficha del festejo

  • Domingo, 6 de septiembre. Plaza Monumental de Las Ventas. Un cuarto de plaza. Novillos de San Martín. Bien presentados, serios, variados de hechuras y tipos. Deslucidos en conjunto. Fue bravo el 2º en el caballo que sacó nobleza en la muleta.
  • JESUS CHOVER, de grana y oro: Pinchazo y estocada defectuosa (Silencio); En el cuarto, estocada (Silencio).
  • MARIO PALACIOS, de verde oliva y oro: Pinchazo y estocada trasera (Ovación); En el quinto, estocada caída (Vuelta al ruedo tras leve petición)
  • ANTONIO MENDOZA, de azul marino y plata: Estocada (Palmas); En el sexto, estocada (Saludos)

Fuente:http://www.elmundo.es/cultura/2015/09/06/55ecaa9846163f772a8b4580.html

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s