Querétaro: Adame impone su estilo en mano a mano “Charolastra”

Joselito Adame

A fuerza ni los zapatos entran, pero eso al juez de plaza de la Santa María no le importo y abrió la chequera de las complacencias para que Joselito Adame cortara 4 orejas y “El Payo” otras tres para maquillar un resultado final, que en terminos generales fue preocupante. 

Por Juan Carlos Valadez – De SOL y SOMBRA.

Querétaro, Qro.- Alguien pensó que un mano a mano entre la supuesta máxima del toreo en México y un torero como “El Payo” despertaría algún interés inusual en la afición.

La realidad es que no despertó mucho, es cierto que la plaza registro una mala entrada por el mal clima y la lluvia, pero cuando de verdad hay interés por ver a dos toreros, la afición no se frena ante nada. La entrada ni siquiera llego a la media plaza y si el clima hubiera ayudado un poco más, quizás se hubiera rebasado la media plaza.

Joselito Adame no consigue llevar gente a las plazas, con lo cual habrá que cuestionar  seriamente su categoría como primera figura. Porque a José Adame le esta pasando como al “Zotoluco“, que son figuras solamente porque no hay nadie detrás de ellos capaz de figurar, pero que resultan figuras grises, opacas, muy lejos de aquellas que llenaban las plazas y despertaban pasiones en otras décadas.

El error mas grande que sigue cometiendo José Adame es andar navegando con bandera de listo en su propio su país, porque ya sabemos que en España se zumba lo que le den, pero aquí continua lidiando encierros cómodos e impresentables como el que se lidio anoche de La Joya.

Con su primero de nombre “Gocha” de 485 kgs, anduvo fácil con el capote y ya con la muleta realizo una faena eléctrica, ante un astado manso y desclasado que se refugio siempre en las tablas. Se lo quito de encima con una estocada caída.

A su segundo de nombre “Gallito” con 487 kg lo recibió con dos largas cambiadas, algunas verónicas destempladas y una media a toda velocidad.  Con la muleta surgió ese toreo de feria populachero, que dista mucho de aquel toreo que le vemos en las plazas españolas.

Anoche se la paso abusando de las distancias y del pico, despatarrado como un compás; todo un horror estético. Pero a gran parte de la afición y al juez de plaza parece que eso es lo que les gusta y tras ese concierto o compendio de destoreo, le dieron dos orejas.

Y todavía le quedaba un toro ¡Ay que sufrir con estos manos a manos “charolastras”!

Con el tercero mas largas cambiadas, zapopinas aventando la montera como charro de jaripeo para citar al toro, aplicando aquello de que entre “mas corriente mas ambiente” y después las banderillas. Eloy Cavazos a lado de Adame a estas alturas de la vida ya me resulta Manolo Martinez. Estoconazo ahora si en todo lo alto y otras dos orejas para la bullanguera labor de Adame.

Yo para ese momento buscaba al empresario con la mirada para pedirle que me regresaran el 50 % del costo de mi boleto, porque en las taquillas no me avisaron que el festejo sería de Halloween. Pero en el palco de la empresa había un entradón de aquellos, los vasos rojos iban y venían como si fueran aplausos, asi que entre tanta emoción y fiesta se me perdió en el horizonte mi objetivo.

Pero no crea usted que lo de anoche fue encerrona, no señor, también estuvo “El Payo” solo que esta vez se quedo en “Payito“, que no es lo mismo que en compayito, pero algo muy similar.

El Payo” esta tan enfocado en querer torear de una manera tan clásica y pura, que por momentos se le nota riguido, frío y hasta distante. Vamos, no es natural, porque da la impresión de que le cuesta mucho.

Su primero no tuvo fuerza pero le permitió algunos buenos momentos con la muleta, en donde afloró el buen toreo, razón por la que se llevó una oreja.

Con su segundo, otro manso perdido y sin mucha clase, quizó ponerse nuevamente en artista, pero ante la mansedumbre acabo acortando las distancias. Una orejita de consolación fue su premio.

Ante el que cerró plaza “El Payo” estaba al parecer mentalmente contra las cuerdas ante el triunfo de Adame y cuando se pensaba que saldría a floté con casta y vergüenza torera, se conformó con otra faena mediana (con arropón incluido) que le valió para otra oreja inmerecida, pero que sirvió para maquillar una actuación en terminos generales muy irregular del diestro queretano.

Y con esto se encienden las alarmas, porque el próximo mano a mano del “Payo” sera en la Plaza México ante “El Juli” y si sale con este mismo nivel y tibia actitud, no me quiero ni imaginar.

Abrió el festejo el rejoneador Alejandro Zendejas junto a los forcados de Querétaro y es que la pachanga no tiene fin ¿Como en un mano a mano tan “importante” avientan el caballito y a los forcados por delante? Ver para creer.

Que devaluada esta la seriedad, pero claro, si Adame acepta que le abran plaza. Como dice el refrán “Flojo el perro y lo amarran a la sombra”.

Twitter @Twittaurino

2 Comentarios »

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s