Es lo que digo yo: Cara y Cruz de Joselito Adame. Apuntes de la corrida inaugural de La México 

Triunfal actuación de Adame. 

Por Luis Cuesta para De SOL y SOMBRA.

Primero la noticia: La corrida inaugural fue un éxito mediático desde la entrada que hizo la afición el día de ayer en La Plaza México, que registro mas de 20 mil almas en su zona de numerado.

Después la tarde resultó triunfal gracias a la entregada actuación de Joselito Adame y tambien a la mala actuación de un juez de plaza agazapado, que una vez más perdió  los papeles al regalar trofeos inesperados y arrastres lentos sin sentido.

Pero ante toda esa emoción acomulada que se logró vivir en la corrida inaugural, en el fondo nos dimos cuenta de que nada o poco ha cambiado realmente en el manejó de La Plaza México.

Fue decepcionante volver a ver un encierro terciado compuesto por dos ganaderías importantes como lo son Xajay y Julián Hamdan y que ademas de mal presentado en lineas generales, fueron todo un compendio de mansedumbre, falta de casta, codicia y movilidad. Pero así es, se supone, el misterio del toro. Se salvaron del naufragio el tercero de Hamdan y el sexto de Xajay, blandos, pero nobles y prestos para el triunfo, pero que no redimen al resto del fracaso.

Y, ya en el ruedo hay que decir con toda justicia que Joselito Adame esta viviendo su mejor momento como profesional. Anda por la plaza con una seguridad apabullante, firme y confiado. Su primero de Hamdan tuvo nobleza, pero desde el capote apuntó su marcada calidad.

La clavé de la faena de Joselito radicó en el temple y en la manera en la que sometió al astado, al que mimó hasta hacerlo embestir con aparente codicia y conseguir que luciera mucho mejor de lo que en realidad fue el de Hamdan.

Adame se recreó al natural y nos enseño su mejor versión, en una faena de muchos muletazos y pocos pasos. Desgraciadamente malogró su obra al pinchar al primer intento y todo quedó en una oreja de ley tras un espadazo trasero y algo desprendido. Merecido para la gran mayoría e inmerecido para otros, fue el arrastre lento otorgado al noble astado de Hamdan.

Con el sexto llego el desconcierto, ya que si en su primero vimos la mejor versión de Joselito, en este vimos la otra cara; el torero festivo y eléctrico, que siempre va por todo, pero que no hilvanó la obra que la ocasión le exigía ante un animal de Xajay de impresentable presentación, pero de repetidora embestida, además de que tampoco fue capaz de expresar un argumento, y su quehacer careció de rotundidad, aunque no de variedad.

 Joselito sabía que el triunfó prendía de un hilo e inteligentemente trazó unas alborotadas manoletinas hacia el final de la faena y, entonces, sí, el público festivo de esta plaza explotó. Se tiro a matar con el corazón por delante y dejo una estocada entera pero caída que le valío para el corte de otro apéndice, pero el juez embriagado por el ambiente de fiesta le concedió la segunda oreja, muy exagerada por cierto y remató dandole un inmerecido arrastre lento a “Javito” de Xajay.

Otra vez la pregunta qué nos hacemos es: ¿A quien defiende la autoridad en La Plaza México?

El segundo espada José Maria Manzanares recibio a su primero con una sinfonía de verónicas hondas y templadas, ganando terreno en cada una de ellas, y rubricadas con una medía antológica. Pero después paso las de Caín ante un toro chico y desclasado de Hamdan, al que el alicantino se empeñó en querer citarlo por fuera del piton contrarío y que apunto estuvo de  echárselo a los lomos.

La clase de Manzanares

Por momentos parecia que la falta de sometimiento de Manzanares provocó que el manso sé defendiera de más y desarrollará  sentido, sin embargo cuando la faena sé evaporaba hacia el olvido, la espada lo salvo justo cuando más la necesitaba y el juez le dio otra ayudadita al otorgarle una oreja tras una tibia petición.

Con el quinto, un anovillado astado de Xajay realizó una faena intermitente, sin estructura y por momentos se le vio sin ningun plan. Pero la clase de Manzanares lo saco a flote, no consiguio la ligazón, pero sí muletazos sueltos personalísimos, sobretodo al natural ante un toro que no humilló y derrochó sosería. No hubo perfección, pero sí belleza. Lastima de la espada que esta vez le fallo.

Quién  ha tenido una tarde para el olvido, ha sido El Zotoluco. Ya que con su primero no pudo decir mucho y con su segundo nos dejo ver que aquél torero poderoso y cuña, que nunca desaprovechaba este tipo de tardes tan importantes, se quedó en el caminó. Tres desarmes y muy poca fijeza en sus zapatillas, fueron el balance final de una triste actuación.

En donde hay que seguir insitiendo es en el ganado, no es posible que las administraciones de los toreros sigan imponiendo en una plaza de primera categoría novillotes escurridos, sin presencia alguna, en pocas palabras, animales con poca apariencia de toros que  en algunos casos provocan más lástima que miedo. 

En resumen

 Joselito Adame ha dado nuevamente un golpe de autoridad, pero otra vez hemos vistos dos versiones completamente distintas de este torero.

La pregunta es:  ¿Cual de los dos es el verdadero Joselito Adame?

Nueva Ilusión

Para el próximo domingo se anuncia la ganadería de Lebrija, casa ganadera compuesta por ganaderos escrupulosos y me atrevo a decir meticulosos, donde se cría y se rinde culto al toro bravo siempre bien presentado. Esperemos que así sea.

Es lo que digo yo.

Twitter @LuisCuesta_

4 Comentarios »

  1. Tristes y muy desafortunadas las declaraciones de Hamdam en un programa nocturno de radio, diciendo que su toro (tercero de la lidia y primero de Adame) había sido muy bravo (sic), con una presentación irreprochable (súper sic) y demás lindezas. Ahora entiendo; si ese es su “concepto” de bravura y de trapío, pues estamos bien jodidos. Para mi, lo que sí tuvo el toro fue nobleza, movilidad y mansedumbre a diestra y siniestra, amén de ser escurrido y destragado, pero bueno.

    Bien por Joselito Adame, aunque le faltó rotundidad, esperemos y venga en las próximas que tiene pendientes y coincido en que en su segundo estuvo muy pueblerino; así no se puede tomar en serio aquello de “la máxima figura mexicana” tiene todo para serlo, pero, quiere serlo?

    Increíbles verónicas de Manzanares en su primero, y Zotoluco, ausente toda la tarde….

    Le gusta a 1 persona

    • No siento que se hable mal o se busque hablar mal solamente por criticar, creo que hay razones de peso para demeritar algunos aspectos. Y tambien razones para hacer lo contrario, como en la faena de Adame a su primero.

      La mia es solamente una opinión subejetiva, entre muchas otras y pero sobretodo entre la mas importante, que es la de usted.

      Gracias por su comentario.

      Luis Cuesta.

      Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s