Crónica de la Tercera Corrida de la Temporada: Desangelado mano a mano Por Luis Cuesta

El Juli en un momento de su actuación.

La tercera corrida de la temporada grande despertó un interés inusual en la afición mexicana para un mano a mano sin antecedentes, prueba de ello fue la gran entrada que registro la Plaza México para un festejo que en el papel resultaba muy atractivo, pero que resulto algo desangelado por lo que aconteció finalmente en el ruedo.

Por Luis Cuesta para de SOL y SOMBRA.

Julian Lopez El Juli me da la impresión de que se encuentra entre dos guerras; una interna consigo mismo y otra externa con el mundo taurino. La segunda la gano hace algún tiempo, pero la primera es la que parece que va perdiendo año con año.

Ayer nuevamente dio una lección de poder dentro y fuera del ruedo, ya que en el ruedo con su toreo entendió a la perfección las condiciones adversas y mansurronas del encierro de Fernando de la Mora y en los escritorios impuso la corrida que él quería, con el trapío que el considero apropiado para su presentación en La Plaza México.

Lo que no termino por entender del Juli es porque si cuando habla de México la boca se le llena de amor, sigue faltándole el respeto a la afición mexicana lidiando encierros impresentables, porque lo de ayer fue una bofetada a los más de veinte mil espectadores que acudieron a la plaza.

Tras una ausencia de dos años todos esperábamos una actitud diferente de Julián, sobretodo porque el mejor que nadie conoce la problemática que vive la fiesta en la capital mexicana ¿Entonces porque no hacer las cosas con categoría y señorío? Ya que esa debe ser la actitud de una verdadera figura del toreo, la de un hombre hecho y derecho y no las posturas de un chico endiosado, arrogante y narcisista, a quien no parece importarle el grave daño que causa con este tipo de posturas a la fiesta de los toros.

Hace mucho tiempo que El Juli se quiso catalogar como un revolucionario del toreo, pero la realidad es que no lo es y tras querer echarse la fiesta sobre los hombros y liderarla hacia el futuro; los resultados han sido muy negativos, sobretodo en América, en donde ha abusado del cariño que le tiene una afición cada vez más sentida con sus caprichos e imposiciones.

En cuanto a su actuación en el ruedo, hay que decir que El Juli está como una moto. Con su primero pinchó una faena de series templadas y ligadas, pero por momentos abusando del pico y de las distancias, fallo con el acero y la alegría se esfumo.

Pero en el tercero no se le escapó el triunfo. Acompaño suavemente en sus embestidas al noble astado en una faena por algunos momentos templada y con cierta quietud, para continuar con unos naturales soberbios. Estocada entera trasera y pese a ello dos orejas protestadas correctamente por el publico por excesivas.

Con el quinto de la tarde, otro anovillado ejemplar, El Juli tuvo un día de picnic y realizo una faena soberbia en cuanto a sus pasajes técnicos, ya que en base a encelar al astado con la muleta prolongo sus embestidas y no se cansó de torearlo siempre a la distancia correcta. Nuevamente demostró su gran sitio, su torería y ese poder que algunos dicen que no tiene tope. Sin embargo fallo con la espada y todo quedo en una vuelta al ruedo, pero con sabor a triunfo.

Al Payo su administración lo estrello por doble partida el día de ayer; primero como empresarios, al anunciarlo con una corrida chica que era contraria a lo que habían prometido en esta temporada; y en segundo lugar durante el sorteo, ¿Cómo fue posible que se llevara los dos toros más chicos del encierro?

Su primero fue protestado y el juez Jesús Morales que tuvo una pésima actuación, decidió mantenerlo en el ruedo pese a las protestas, impidiéndole al Payo tener una actuación por lo menos airosa. Cuando iniciaba su faena de muleta sufrió un feo revolcón sin consecuencias.

Con su segundo inicio de rodillas su faena de muleta encontrando eco en el tendido, pero conforme avanzo su trasteo esa euforia se desvaneció por las dudas del Payo, que hoy estuvo en algunos momentos irreconocible. Una tanda muy suave por naturales y una gran estocada ya en el epilogo de la faena lo salvaron de la quema. Con una petición mayoritaria, el servil juez le concedió atinadamente una oreja.

Para cerrar plaza salto al ruedo un toro muy feo en sus hechuras y sin trapío, pero ahora si la gente exploto. Ante la bronca que se formo en el tendido, el resignado juez no tuvo más remedio que echarlo para atrás.

Salió un sobrero que sorprendentemente tenía más trapío, más cara y toda la mala leche que no tuvieron sus hermanos, pero El Payo ya para ese momento estaba contra las cuerdas, con un semblante fatigado y sin ganas de pelea, por eso prudentemente decidió abreviar y terminar de una vez por todas con un mano a mano desangelado, que seguramente no pasara a la historia.

¿Y el encierro? Pues una vergüenza nacional, el primer responsable de la indecorosa corrida que ayer se lidió es el ganadero. Pero no es el único. Le acompaña la autoridad presidida por Jesús Morales, que aprobó un encierro muy justo de presentación; y la empresa, que los compró; y los toreros y sus equipos, que eligen los toros en la dehesa y presionan hasta la saciedad a todos los personajes antes mencionados, para que aprueben lo que no merecía haber salido de su ganadería.

DE LA MORA­ / EL JULI Y EL PAYO

Tercera corrida de la Temporada Grande en La Monumental Plaza de Toros México, que registro una entrada de más de 20 mil asistentes. Siete toros de Fernando de la Mora, todos mal presentados, algunos inválidos y otros descastados. Destacó el corrido en cuarto lugar, manso y encastado, siendo muy protestados el segundo y sexto que fue devuelto; saliendo un sexto bis de la misma ganadería.

Julián López El Juli: Silencio, dos orejas con protestas y vuelta.

Octavio García El Payo: Silencio, oreja y silencio.

Incidencias:

Desangelada salida en hombros de El Juli, que siendo sinceros si Julián tuviera más sensibilidad, hubiera abandonado la plaza caminando.

Es lo que digo yo.

Twitter @LuisCuesta_

4 Comentarios »

  1. Nuevamente mi opnión al respecto del mano a mano del Juli y el Payo, a despecho del señor Zambrano, que ayer hizo su respetable comentario, en el cual; señala que ya no ataquemos a los protagonistas de la fiesta, con nuestras opiniones pues, ellos son los que arrisgan la lana y la epidermis y remata que nos deberíamos poner frente a los astados para después opinar. Con toda seguridad este señor, a de entrar de gorra a los festejos si es que va a ellos, y es por eso, que no tiene porqué denostar a dichos protagonistas.

    Es vergonzoso y causa grima en demasía, que año con año, temporada trás temporada, sigan engañándonos y bulándose de nosotros empresa, toreros y ganaderos con encierros indignos de saltar al albero de nuestras plazas mexicanas, pues, es una realidad qué los toreros extranjeros, no pisarían dichas plazas, sino sé les cumplen al 100% todas sus tramposas y venjistas condiciones profesionales, para dárnos según ellos el privilegio de verlos ejercer sus megisterios taurinos, a altos precios y con animalejos que ni siquiera son para festivales.

    Podemos seguir llenando espacios como este y gastando neuronas para dar forma a nuestras valederas protestas por las burlas de que somos objeto y no vamos a cambiar en nada; la ¡MAFIA QUE MANEJA ESTE ESPECTÁCULO!

    Recibe un afectuoso saludo Luís Cuesta.

    Le gusta a 1 persona

  2. Una auténtica burla, que vergüenza si vieron la corrida en otros lugares, esta es la Plaza mas importante de México? No, definitivamente no. No se cansan de robar, el ganadero, la empresa y los toreros. Hasta cuando van a dejar de burlarse de la gente.

    Me gusta

  3. Esperaba mas del Payo y con la ilusión de verlo salir a dejarse la vida en el ruedo, un mano a mano fabricado y sin rivalidad real, ni un quite. Con todo y que le tocaron los peores toros al Payo, creo que al 6o pudo haber tratado de buscarle faena, le faltó actitud. De El Juli bueno ya sabemos como se las gasta, el que no haya permitido que se transmitiera la corrida a España ya presagiaba algo, un fraude y una burla a la afición el lidiar ese encierro impresentable hasta para una plaza de tercera, será figura del toreo, ventajista en su creación del Julipie, su abuso del pico y las distancias, pero no se puede valorar y analizar de la misma forma una faena cuando se está frente a un TORO que cuando se realiza ante un novillo soso, descastado y con sospecha de manipulación de pitones. Trátese de quien se trate, sea el Juli o Juan Pérez, a la afición se le debe de respetar y brindársele lo que se le está anunciando y vendiendo, una corrida de TOROS. Buena columna Luis

    Me gusta

  4. Yo tenía muchas ganas de ver al Payo dar pelea, arrimarse y terminar por romper como un torero importante, es una lástima que ayer las cosas no caminaran, desaprovecho su segundo toro que a como había estado el encierro era para pegarse un arrimón y estar sobre el morrillo puesto que ningún toro había salido con malas ideas y además esa distancia era la que mejor le iba a los toros que se quedaban a medio pase.
    Y luego cuando todo se lo apostó al cierra plaza salió un berrendo en cárdeno que necesitaba un torero con mayor capacidad y que pudiera doblarse con él para ahormarle la cabeza, no sé si porque salió lastimado de su encuentro en la estocada con su segundo toro o quizá realmente su capacidad no dio para más pero a mi parecer tirarse a matar tan pronto sin intentar encontrarle la lidia al toro dejó mucho que desear.

    El Juli… suelo ser muy respetuoso con todo aquel que se juega la vida delante de un animal, nunca he chiflado ni a toreros ni a novilleros, dejo que mi silencio sea él que diga lo que no me gusta, pero hace un par de años fui yo quien gritó “Ahí caben dos toros Julián” en la plaza Vicente Segura de Pachuca ante la impotencia de su destoreo. Así llegué a la tarde de ayer, sin esperanzas por el diestro Español y con una clara predisposición a ver lo que antes ya le he visto, sin embargo, muy a pesar de que su concepto del toreo no lo entiendo y no lo disfruto debo de reconocer que ayer dio una clase magistral de conocimiento del terreno de los toros y sobre todo de ganas de querer defender su lugar en la fiesta, insisto, su toreo no me gusta pero es lo que hay y bien que mal ayer templó las embestidas y toreo con pulcritud aunque eso si, con el pico de la muleta.

    En fin… todo esto habría que verlo como dijo Alcázar en 1936: “¿Puede desarrollarse este estilo con el toro de cinco años, con el peso y trapío correspondientes… hay que pensar en otra reforma que le devuelva al toreo su perdida eficacia y emoción; pues por el camino que lleva acabará perdiéndola definitivamente”

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s