Roca Rey imparable y sin rival: Ni toros ni toreros

IMG-20151206-WA0035

De SOL y SOMBRA.

Como el titulo del programa de “Chabelo”, o sea, “en familia”, se dio una tarde de toros, ahí en el centro de espectaculos del Coliseo Yucatán, a la vera de la carretera a Progreso.

Con un cartel de matadores integrado por Arturo Macías, (El Cejas), de Aguascalientes; Octavio García (El Payo), de Querétaro y el nobel coleta peruano Andrés Roca Rey, quien les dio a sus alternantes un repaso de buen toreo, ya que mostró hechuras -que aún tiene qué afinar-, y  se alzó con tres trofeos, que le valieron el reconocimiento del respetable y la salida a hombros de la “cuadrilla de monosabios” que lo arroparon por sus dos faenas.

Tanto el primer espada “Cejas” Macías, como “Payo” García, sintieron ñañaras en el estómago y se acorrientaron en los toros que les correspondieron, haciendo verdaderas ridiculeces en el ruedo, y los abuchearon pues incluso Macías se atrevió a pedir insistentemente que sonara la música sin mostrar nada a cambio en el ruedo.

El Payo apresuró la muerte de los dos bureles que le tocaron, los atravesó de feos bajonazos y hasta hizo bronca con un sector del público que le gritó que desquitara lo que cobro… Nada de nada para ambos.

El que sí desquitó la paga, y con creces, fue el languirucho “pataslargas” de Andrés Roca Rey, quien le tumbó una oreja a su primer enemigo -corrido en tercer sitio-, un animal de la ganadería de Campo Hermoso, marcado con el número 196, con 532 kilogramos de peso, de nombre “Sapito”, cárdeno cornivuelto que arremetió fuerte contra el piquero David Vázquez, quien corrió con suerte de no ser empitonado al caer junto con su pesada cabalgadura.  Extrajo buenos lances con el capote a base de reboleras y cerrando tandas con giraldinas que valieron aplausos.

Con la seda, el andino arriesgó la piel pasándose al bicho por cambaidos por la espalda. Culmino con la vida de “Sapito” mediante una honda y profunda estocada que hizo efecto por lo que la autoridad le concedió una oreja…

Con el que cerró plaza, Roca Rey se esmeró en quitarle los resabios al nombrado como “Berrinche”, con  500 kilos de la ganadería de “Rancho Seco”, que salio distraído,  pero al que Roca Rey fijodejando con la boca abierta a sus alternantes, que no daban crédito de cómo manejaba a situación con la pañoza, haciendo cosas increíble que crispaban los nervios del multicéfalo y por ello mismo fue premiado con 2 orejas, aunque el juez tardo en conceder el doble premio, provocando la ira de los asistentes.

Y en la tardanza estuvo el peligro, porque el respetable se desvivió en elogios para el torero, pero calificó de ‘juiciosa’ a la máxima autoridad. Hasta hubo quien se comunicó a a los medios para denunciarlo.

Finalmente, el alguacilillo Jorge Barrera Lizama le entregó las orejas bajo una gran ovación, a la que le siguió una vuelta a ruedo de rigor, para salir en hombros de la plaza.

Fuente: http://www.sipse.com/deportes/coliseo-yucatan-toros-roca-rey-triunfa-181809.html

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s