Querétaro: Petardo Navideño de Mimiahuápam

image
Juan Pablo Llaguno, no tuvo opciones de triunfo.

Por J. C. Valadez – De SOL y SOMBRA.

Querétaro,Qro.- La afición respondió para la tradicional corrida navideña y registro tres cuartos de entrada para un cartel atractivo, que en esta ocasion estuvo compuesto por tres toreros mexicanos y un rejoneador colombiano.

Aunque la familia Bailleres mando una corrida guapa de hechuras, seria, con cuajo, de variada capa y algunos con astifinas astas; sus animales tenían un fondo ruinoso, repleto de mansedumbre, falto de clase y carente de casta y nobleza; solo el segundo toro de Adame alivio un poco el dolor de sus criadores.

Por esta razón la corrida fue un petardo y como los toreros anduvieron sin material, se pusieron ventajistas, superficiales y hasta vulgares. Entre tanta mediocridad despertaron con una faenita entonada de Joselito Adame al quinto de la tarde, un toro noble pero que si le daban a escoger, seguramente hubiera preferido la muerte despues de la tercera tanda que le pego Joselito a la velocidad de la luz.

Por algunos pasajes templados durante su faena le dieron una oreja tras una estocada caída, que le impidió un triunfo mayor. Con su primero fue silenciado por una faena eterna, cansina e interminable. Un torero como él no debe someter al público a ese océano de vulgaridad. 

Cuando doblo el sexto de la tarde comprendí que si tuviera que clasificar a Diego Silveti no sabría en donde ponerlo: ¿Es torero de arte, de valor o poderoso?

Vaya dilema que surgen con el toreo que realizan estos toreros post modernos, en donde lo unico que les importa es la cantidad de muletazos que consiguen instrumentar para cortar orejitas de bisutería, pero no el fondo.

¡Y ojo! Silveti es todo corazón, pero su concepto del toreo esta muy lejos de lo que la afición espera de su apellido.

Su primero era muy soso y Silveti se puso pesado en una faena mecánica y ventajista; el sexto iba y venía pero Diego opto por el toreo vulgar y eléctrico, buscando siempre el aplauso facil.

El mas novel de la tercia era Juan Pablo Llaguno, otra prueba de lo mal que esta el sistema taurino en nuestro país, porque despues de una carrera exitosa como becerrista y novillero, tomo la alternativa y extrañamente se desapareció de todas las ferias y plazas importantes durante el 2015.

Con menos de cinco corridas en la temporada, logicamente acuso la falta de sitio. Pero si ha esto le agregamos el infumable lote que le toco en suerte, fue un verdadero milagro que Llaguno se fuera de la plaza por su propio pie.

Por su parte el rejoneador colombiano Andres Rozo tuvo que escuchar tres avisos y una bronca de una aficion, que hoy si se merece un gran aplauso por haber aguantado estoicos una corrida que prometía en el papel, pero que ante la falta de casta de los toros y la vulgaridad de los matadores fue soporífera.

MIMIAHUAPAM, SAN MARTIN / ROZO, ADAME, SILVETI y LLAGUNO.

Tradicional Corrida Navideña. Plaza de toros “Santa María”. Un toro de San Martín para rejones y seis astados de San Miguel de Mimiahuápam.

El rejoneador colombiano Andrés Rozo: Tres avisos, se le fue el toro vivo a los corrales. Los Forcados Queretanos dieron una vuelta al ruedo.

Joselito Adame: Silencio y una oreja. 

Diego Silveti: Silencio y leves palmas. 

Juan Pablo Llaguno: Silencio en su lote.

Entrada: Tres cuartos de aforo.

Incidencias: El picador Salomón Azpeitia saludo una ovación en el tercer toro de la lidia ordinaría.

Twitter @Twittaurino

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s