30 millones de Euros: La verdadera razón del divorcio del Cordobés

image

Manuel Benítez y Manuel Díaz se sometieron ayer en Córdoba a las pruebas de ADN.

Martina Fraysse querría proteger el patrimonio de sus cinco hijos antes de que se sume un heredero más.

El día de ayer, Manuel Benítez El Cordobés y Manuel Díaz, apodado también El Cordobés, se sometían en el Hospital Universitario de Córdoba a sendas pruebas de ADN. Los resultados demostrarán definitivamente si Manuel Díaz tiene razón al demandar al veterano torero para que reconozca que es su padre.La extracción de sangre a cada uno e ellos se ha hecho con apenas dos horas y media de diferencia y en presencia judicial.

Las conclusiones de estos análisis estarán listas dentro de una semana y serán determinantes en la vista que se celebrará el próximo 28 de abril en el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Córdoba, donde se trata la demanda de paternidad interpuesta por Manuel Díaz contra Benítez.

¿Es el final del penoso intento de un hijo por tener un padre con todas las de la ley ? ¿O es el principio del fin de uno de grandes mitos de la España del siglo XX?A sus 80 años, Manuel Benítez se encuentra solo, con una esposa que le deja después de 52 años juntos, los cinco hijos del matrimonio tomando partido por la madre, y sin acceso a su gran fortuna.La sentencia de ese juicio que Benítez ha intentando evitar durante años, puede ser también su liberación. El Cordobés parece haber aceptado, por fin, que no tiene más remedio que reconocer a ese hijo que se le parece como una gota de agua a otra, que tiene sus gestos y su talante, y que torea con la misma gracia y valentía que lo hacía su padre.

Algo que no han conseguido los hijos nacidos dentro del matrimonio de Benítez con Martina Fraysse (71 años).Son chicos bien parecidos, educados y con estudios, pero que no han destacado en nada importante. También es complicado ser hijo de un mito, pero todo el entorno de Manuel Benítez cuenta que al torero se le llenaban los ojos de orgullo viendo en televisión las lucidas faenas de su presunto hijo.

Manuel Díaz ha ofrecido públicamente acoger en su casa a ese padre que nunca le abrazó. Y quién sabe si el viejo matador de toros no acabará aceptando el único hogar donde podría tener la familia que le ha abandonado.El Cordobés dejó el domicilio donde convivía con su esposa y sus cinco hijos, y pasó un mes acogido en la finca extremeña de un compadre. Hasta que hace unos días, regresó a Córdoba para empezar a vivir por su cuenta y en solitario.Se dice que una mañana fue al banco a sacar dinero y se encontró con que sus cuentas estaban bloqueadas. Su esposa Martina quería blindar hasta el último céntimo que pudieran corresponderles a los dos hijos que Manuel habría tenido fuera del matrimonio, María Ángeles Benítez Raygon, que lleva sus apellidos desde hace años, y Manuel Díaz, a punto de ser reconocido como su hijo legal.

Parece que el desencadenante del conflicto familiar que puso fin al matrimonio del torero, ha sido el temor de Martina Fraysse a esos hijos nacidos de las antiguas relaciones de su marido.Por otra parte, siente que debe proteger a una de sus hijas, Martina, que tendría algún problema de salud y necesita más que ningún hijo el cuidado de sus padres.

Martina Fraysse, la francesa a la que llamaban ‘la pantera’ por sus ojos verdes y la fiereza de su carácter, consiguió que El Cordobés pusiera a nombre de su esposa todo su patrimonio inmobiliario y sus empresas radicadas en Córdoba, valorado todo ello en cerca de 30 millones de euros.En los registros mercantiles y de la propiedad, Fraysse figura como consejera, presidenta y secretaria de todo el entramado empresarial y económico generado por los éxitos de su marido. Ella tiene la llave de la economía doméstica, es ella quien dispone del presente y del futuro de todos los bienes.Y parece que fue ella quien animó siempre a Manuel a que se negara a reconocer a más hijos de sus anteriores amoríos.

Esta vez, el torero sabía que no podía evitar el juicio ni negar por más tiempo al hijo que espera su reconocimiento.Y ante la posible debilidad sentimental de su marido, Martina ha querido proteger la fortuna de sus hijos a costa de romper a la familia.

Fuente: http://www.elmundo.es/loc/2016/04/16/571129b846163fcb0a8b45e2.html

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s