Víctor Barrio, antes de morir: «A los 20 tomé la decisión drástica de dejarlo todo por buscar mis sueños»

Víctor Barrio antes de morir: Taurinos deberíamos copiar estrategia del fútbol [VIDEO]

El torero español Víctor Barrio, de 29 años, murió este sábado en la plaza de toros de Teruel, en la Feria del Ángel.

Su muerte ha desatado una serie de comentarios que han abierto de nuevo el debate sobre la tauromaquia. El torero español Víctor Barrio, de 29 años, murió este sábado en la plaza de toros de Teruel, en la Feria del Ángel tras recibir una cornada en el pecho.

La noticia fue rápidamente difundida en los medios de comunicación y redes sociales. Más allá de las críticas hacía la práctica que ejercía Víctor Barrio, el diario As destacó la última entrevista que se le realizó en la que da su opinion sobre el tema de la tauromaquí y como es visto por la opinión pública.

 «Yo creo que la gente del toro está obsoleta en el marketing de comunicación y debemos aprender de las campañas de marketing del fútbol. Debemos aprender de ellos», aseguró Víctor Barrio en la entrevista que ahora puede verse en YouTube.

En la entrevista Víctor Barrio asegura que el sueño de su vida siempre fue ser torero «Me gustaba mucho el golf y le dedicaba mucho tiempo, pero siempre mi ilusión fue ser torero y fui a los 20 años de edad tomé la decisión drástica de dejarlo todo por buscar mis sueños».

Tras la grave cogida, el torero Víctor Barrio fue trasladado a la enfermería donde no pudieron hacer nada por salvar su vida. Luego de este lamentable suceso, se anunció la suspensión del festejo taurino.

Víctor Barrio nació el 29 de mayo de 1987 y tomó la alternativa en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid el 8 de abril de 2012. En 2011 fue nombrado el novillero triunfador de San Isidro por el Club de Mayores de la Comunidad de Madrid.

El torero Víctor Barrio tenía además reconocimientos como Mejor Novillero de Bilbao, Mejor Novillero de Santander, Alfarero de Oro, Frascuelo de Plata, Espiga de Oro, Trofeo Mesonero Mayor de Castilla y Chimenea de Oro. Además, llegó tarde al toreo, tras trabajar en un campo de golf, un trabajo que compatibilizó con los estudios.

Según él mismo contó, tomó la decisión a los veinte años: «Siempre había sentido una gran admiración por los toreros y la fiesta, pero me daba hasta vergüenza decir que quería ser torero y un héroe como yo les veía».

Deja un comentario