Ocho con Ocho: Casi inédito Por Luis Ramón Carazo

 

En la colaboración pasada,  Un trabuco, afirmé acudiendo a la memoria, el que los festejos de novilleros sin picadores eran inéditos en La México y omití la siempre útil palabra, casi. Pues bien, un amable colega me hace la aclaración de que en el año de 1958 se celebraron festejos con esa modalidad y me envía la lista de festejos celebrados por aquellos años para mi conocimiento y lo comparto con todos.

Raudo y veloz además acudí a la magnífica obra de mis muy recordados amigos y antes que eso,  magníficos autores de la Monumental Cincuentona cuando cumplió 50 años nuestra plaza capitalina , Daniel Medina de la Serna y Luis Ruiz Quiroz,  a la cual reconozco debí recurrir para ser más exacto. En fin.

Antes de meterme en la historia,  he de decir que mi colega Pedro Julio Jiménez afirma que los animales a lidiar, pudieran ser erales o animales de dos años y no novillos de tres, como se acostumbra a veces en este tipo de festejos en España,  situación que a mí también me pasó por la cabeza, sin embargo el domingo 11 de septiembre e 2016 en La México,  las dos gratas actuaciones de Juan Pedro Llaguno y de Miguel Aguilar, fueron ante novillos bien presentados de Los García y ahí si no cabría enmendar el título de novilladas sin caballos.

Y también por cierto,  en el artículo 25 del Reglamento Taurino del Distrito Federal en vigor se abre la posibilidad de presentar con o sin caballos las novilladas y cuentan para la formalidad de los doce festejos novilleriles para autorizar la venta del derecho de apartado en tiempo cercano a la Temporada Grande.

En el libro referido,  afirma Daniel Medina de la Serna que “El Vizcaíno resultó peor que el “doctor” Gaona” Pues el doctor según Daniel,  abandonó el coso después de la temporada 1956-1957,  dejando deudas y fue entonces que Moisés Cosío decidió armar una empresa al frente de la cual estuvo Ignacio Garcia Diego quién con  otras personas se encargaron de resolver el entuerto. 

Todos ellos ya disfrutan de la Gloria y está canijo averiguar más.

A partir del 15 de junio se celebraron 36 novilladas,  incluyendo 5 festejos matutinos sin caballos y culminó el 4 de enero de 1959 la temporada de marras, con la disputa de la oreja de plata en uno de los seriales novilleriles más extensos del coso capitalino.

Mencionan como máximo actuante con nueve tardes,  a Emilio Rodríguez y a otro muy valiente novillero con siete tardes que por cierto gracias a Dios de cuando en cuando lo encontramos,  Jorge Rosas  apodado El Tacuba,  todavía muy bien conservado físicamente producto de la cantidad de ejercicio que hizo,  destacando principalmente en el frontenis,  hasta hace unos años el ejercicio preferido de los toreros.

Felipe Rosas actúo seis y la lista es muy larga, Daniel con base en la estadística de Luis, afirma que fueron 85 novilleros los que hicieron el paseíllo.

Por dar una pincelada,  Juan Anguiano que siempre va a la capilla de La México antes del festejo estuvo como novillero en esa temporada  para después convertirse en subalterno.

El 17 de agosto se dio la primera novillada sin caballos con 4 novillos de Santa Verónica, en la que obtuvo una oreja Ramón Olvera,  primer espada del festejo, en la tercera dio vuelta al ruedo en la matutina que por cierto eran de preámbulo al festejo con caballos de la tarde Arturo Morón; en la cuarta el 7 de septiembre actuaron además de 3 novilleros uno con el nombre de Ponciano Días homónimo del torero mexicano más representativo del siglo XIX y  actuaron vestidas de corto, dos toreras Teresita Andaluz y Patricia Hayes dando ambas vuelta al ruedo.

En  la última el 21 de septiembre de 1958,  se presentó Emilio Rivera El Tejocote quién por muchos años vivió en la avenida Revolución muy amigo de mi papá José Luis Carazo.

Agradezco la oportuna  aclaración e información,  pues me permitió repasar lo que fue el antecedente de lo que está semana continuará en La México y seguirá bajo esta modalidad de sin caballos hasta el cuarto festejo.

Felicite a los subalternos pues se supone que por ellos este tipo de festejos no se celebran a menudo aunque si recientemente en lo han hecho en Cinco Villas y finalmente los del castoreño contribuyen activamente dejando su puesto para lo que viene a futuro.

Reiteró ya  el primero dejo gratas sensaciones, esperemos que así se  continúe para y que sea la siembra después,  fértil cosecha. De la cual como todos sabemos estamos urgidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s