La Amnistía Manzanarista – Temple de Manzanares Supera Debacle Bernaldista.

Derechazo con toda la rotundidad de Manzanares hijo en la apertura de la Temporada Grande. FOTO: Emilio Méndez. SuerteMatador.com
Derechazo con toda la rotundidad de Manzanares hijo en la apertura de la Temporada Grande. FOTO: Emilio Méndez. SuerteMatador.com

Abre La México época nueva con vicios viejos. Cambia forma pero no el fondo. La tarde sabatina naufraga con el desesperante, manso, descastado y falto de raza, encierro de Bernaldo de Quirós y su mansada acostumbrada. Con la peor entrada en años para una tarde inaugural, la Plaza México camina con rumbo desconocido por el sendero de la autocomplacencia y la falta absoluta de grandeza. Pese a la oreja regalada, Manzanares muestra su enorme clase y capacidad con el insulso quinto al que mata fatal. “Zotoluco”, en horas bajas y en plena liquidación, desperdicia el único astado que desplaza mejor mientras Talavante queda varado y absolutamente sin opciones.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Plaza México.

Solía decirse antiguamente que los toros de Palomeque “ni en bisteque”, la ganadería yucateca que en los años treintas, cuando venía a El Toreo, se refería a ella como “El Coco”

O aquello otro que decía: “De Peñuelas… ni los huelas.

Hoy, no es guasa, debemos tristemente decir que los toros de Bernaldo… ni pa’l caldo.

La nueva era de la Plaza México, quizá la nueva época de la Fiesta en este país, encuentra en su primer paso, el primer tropiezo. Porque todo este invento de quitar la tipografía clásica de “Plaza México” traer nuevas butacas, el bar en la rampa o la escultura ecuestre en una de las entradas o el nuevo formato sabatino, un tanto ferial, es solo el cascarón.

Lo real, el fondo de las cosas, es el desastre, esta vez con el bernaldazo de cada año.

El premio para esta ganadería de tantos tumbos, de tanta mansedumbre, es lidiar cada ciclo en carteles de lujo, ahora el honor es abrir Temporada, la otrora Regia Inauguración, a la que tanto intento de innovación deja en apenas un tercio de entrada, con los precios en las nubes y el toro por los suelos. Esa es la preocupación, nuevas formas pero mismos vicios, poco aliento al real cambio, que más que todo aquello, debe ser el regreso a la base de la Fiesta: el Toro. Esta vez es su falta de bravura, o sea, su mansedumbre.

Los tres primeros, tres castaños, huyen del caballo solo al verlo. Y no los disculpemos. Desde su alumbramiento el toro bravo se somete a pruebas, castigos, pérdidas, decisiones: nace y lo primero que recibe del mundo es un golpe de realidad. Es una desgracia que un toro como este salga lastimado de los cuartos traseros, mansee y además se frene. Esto, sumado a las peores dudas, mañas y telarañas de “Zotoluco” explica perfecto por qué las fuerzas perdidas no las brinde un torero que ya no se queda quieto, tapa al manso encimándose y, ni por casualidad, alcanza a pegar, siquiera, un muletazo completo.

Pensemos que aquí ha sido el toro.

Si es así, donde es completa responsabilidad suya es en el cuarto.

En una moruchada como esta de Bernaldo de Quirós, cuando sale un astado como el cuarto, “Grego” nombrado de pelaje negro, que sale y toma los lances de hinojos de largo, requiere sujetarle y no dejarle ir por el ruedo sin mayor mando. “Zotoluco” va por lo fácil y deja pasar en las chicuelinas a plenos medios, vaya diferencia entre aquellas que le recetó a aquel torazo salinero “Prestigios” de Julio Delgado una tarde lejana de Diciembre de 2001.

En plenos medios y sin moverse.

Hoy, la danza aquí prosigue.

Lances mas que al paso, al salto. Rematados con horrible serpentina de la cual, como no alcanza a rematar por seguir saltando, es desarmado y entablerado, de milagro se salva de un percance y, por supuesto, no deja en suerte. Nacho Meléndez le puede al manso en el caballo y, tras tercio de banderillas batallador, Christian Sánchez, un tanto benévolamente, saluda en el tercio y la cosa queda caliente.

“Zotoluco” lo sabe y toma la fácil, la de rodillas por alto y el manso escapa.

Como en el primer tercio.

Y de ahí, con tanto toque afuera, tanto salirse de la suerte y reponer entre cada pase, su incapacidad para quedarse quieto y la ventaja de aprovechar el viaje, Eulalio López es doblemente desarmado, enganchado otras y descolocado varias más con el toro por todos lados y él, falto completamente de sitio. Derrotado, sin más que ofrecer, echa la culpa a un toro que, aun manso, con los viajes largos y menor debilidad, da opciones. Pitado es con la dureza de estos casos. Falla con el descabello, llega el aviso y la urgente despedida, para bien de todos.

Entre todas estas faltas de lesa majestad, toro ausente y declinante torería, queda otorgar la amnistía, por solo un momento, a José María Manzanares, por fundamental y señorial proceder, por siempre estar por encima de la pésima condición de sus toros.

Primero ante el peligroso segundo.

Luce en los lances pese a los cabezazos y la rebolera, en el sometimiento por el lado derecho, donde es capaz de insistir con la muleta hasta incluso hacer pasar a un toro sin casta que rebrinca, rasca y trata de escapar desde su aparición en el ruedo sin jamás emplearse ni tomar el engaño completo. José Mari logra casi el milagro que solo privan  el genio, el imposible pitón izquierdo y la estocada caída.

Solo saludos en el tercio.

Entonces, en el lugar de honor, salta un cárdeno claro, alto, bocinero, fino de hechuras pero con demasiado nervio por irse, escurrirse de las suertes. Manzanares echa para adelante, soporta, con esforzadas verónicas, el arreón y el cabezazo, se derrumba la embestida al solo sentir la tela. Entonces, el caballo en mala colocación, para al manso que se derrumba cuando protesta y que no se confunda al personal,  es tan solo  manifestación de  mansedumbre.

Suso”, el banderillero, en su debut con Manzanares, destaca en el segundo tercio y el alicantino tiene una doble asignatura: no derrumbar al débil cárdeno pero poderle a su protestona y corriente condición que cabecea, rebrinca y dobla contrario cuando se puede, si pasa la prueba podrá ligar aunque poco dure el toro.

Y así hace.

Tras inicio alternado donde destaca en el de trinchera, Manzanares se la juega desde la primera tanda. El manso, de no imponérsele puede desarrollar a mal, por ello arriesga al bajar apenas la mano en los derechazos y, pase tras pase, coloca en el sitio exacto la muleta para correr la mano. Sin esta estructura, todo se habría derrumbado. Incluso, ante el horrible cabezazo que descompone a mitad del derechazo, donde responde en el sitio, perfecto, castigador y acariciador, con nueva edición del trincherazo.

Ahí comienza el desencadenamiento de la mano izquierda, en cadencia trenzada, perdiendo un paso primero, quedándose quieto después, para trazar a media altura el natural, luego tirarlo a la cadera por abajo, en majestuosa composición de doble tanda que tapa por rítmica y extensiva, por sutil y perfectamente rematada arriba, la ínfima bravura y terrible mansedumbre del toro.

Solo que el arte emborracha.

Y engolosina al torero, pasa de faena al cárdeno luego de intercalar nuevos derechazos rematados con soberbio cambio de mano por bajo, arranca la ultima tanda de frente con la izquierda, lento, cerca de tablas y con la espada en mano, uno en redondo parece no acabar y brinda así la mayor alegría del festejo a La México. Así como la mayor decepción con el bajonazo  en la suerte contraria y el primer ramalazo de la Temporada de Jorge Ramos quien, malamente, regala un trofeo.

Menos mal, José María se olvida de la oreja y hasta los machos de la hombrera regala en la vuelta. Igual que hace un año, corta la primera oreja, también discutida pero en un mejor aire, al menos con la muleta.

A la vuelta decembrina y a la par de Dios, torero.

Sin suerte, Talavante se nota visiblemente desilusionado por esta malísima y frustrante mala racha en los sorteos. Salvo los toros de Campo Real, de varios años para acá, no funcionan los lotes del extremeño. El castaño tercero se rompe a la segunda tanda con la derecha y el sexto, con el literario y glorioso nombre de “Balzac”, ni para consomé le sirve pese a su disposición y clase capotera, en la verónica y en el lance de Jesús Córdoba, o su proverbial quietud con la muleta.

Nada, como diría el propio Balzac, la resignación es el suicidio cotidiano.

Esperemos no sea así el resto de la Temporada que mucho me temo la partida está cuesta arriba, con los vicios tan arraigados en empresas, ganaderos y sobre todo toreros, incluso, a pesar de esta amnistía manzanarista.

Que sea la excepción, nunca más la regla.

Texto: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2016-2017. Sábado, Noviembre 12 de 2016. “Corrida de Inauguración”. Primera de Derecho de Apartado. Un Tercio de Plaza en tarde fría de cielo nublado y con viento sin llegar a molestar la lidia. El toque de cuadrillas se realiza con cinco minutos de retraso luego de la presentación del espectáculo ecuestre “Morerías”, mal trazadas quedaron las rayas del tercio al poner en condiciones el ruedo.

El festejo se celebra en contravención al Artículo 47 de la Ley para la Celebración de Espectáculos Públicos en el Distrito Federal al no contar la categoría de Matadores de Toros con la mayoría de nacionalidad mexicana requerida. La Autoridad que preside, además de iniciar la corrida con retraso, equivoca al juzgar mal la petición al finalizar la lidia del quinto, así como en premiar exageradamente al segundo espada en tal turno.

6 Toros, 6 de Bernaldo de Quirós (Divisa Obispo, Verde y Rojo) variopinta y dispareja de presencia, con cabeza la mayoría. Los tres primeros castaños: retacado el primero, precioso de tipo, no obstante arrastrar los cuartos traseros sin que la Autoridad le devuelva, al parecer presenta una cornada arriba de la pata derecha, manso y sin fuerza alguna; manso y peligroso, principalmente por el pitón izquierdo el segundo, geniudo y tardo, siempre a la defensiva es picado en la querencia; insulso por desrazado y regateador el tercero. El cuarto, negro, enmorrillado y fino de hechuras, pese a su condición mansa, se desplaza largo aunque por momentos con la cara arriba y acaba en tablas gracias a la lidia otorgada. El quinto, con una mansedumbre escandalosa pese a tirar a la cabalgadura, alcanza a mejorar en la muleta dada la perfecta colocación de los engaños y el temple de su lidiador. Terrible el sexto, el más serio, largo y cornalón, manso y áspero, carente de toda sustancia.

Toda la corrida, pitada fuertemente en el arrastre.

Eulalio López “El Zotoluco” (Azul Noche y Oro) División y Pitos tras Aviso. José María Manzanares (Azul Mediterráneo y Oro) Saludos y Oreja con Leves Protestas. Alejandro Talavante (Esperanza y Oro) Palmas y Silencio.

Exagerado, por improcedente y sensiblero, saludo al tercio de Christian Sánchez luego de banderillear al quinto. Destaca a la brega y en banderillas, además de siempre bien colocado Jesús Miguel González “Suso” de la cuadrilla del segundo espada.

Al terminar el Paseíllo se tributa merecido y sentido minuto de aplausos en memoria del periodista taurino Ernesto Navarrete y Salazar “Don Neto” fallecido el pasado lunes, decano de los cronistas taurinos.

En la perfecta estructura de Manzanares y su pase natural, el cárdeno se entrega y la gente igual.
En la perfecta estructura de Manzanares y su pase natural, el cárdeno se entrega y la gente igual. FOTO: Emilio Méndez. SuerteMatador.com
Anuncios

4 pensamientos en “La Amnistía Manzanarista – Temple de Manzanares Supera Debacle Bernaldista.”

  1. SÉ CONFIRMÓ POR ENÉSIMA OCASIÓN, QUE A LA NUEVA EMPRESA COMO A LA ANTERIOR, LES VALE PURA MADRE EL RESPETO AL AFICIONADO QUIEN ES, EL QUE SOLVENTA SUS FRAUDES; PARA COMPALCER A LOS CHURUMBELES DE MARRAS.

    Y DEL TORERO MEXICANO, YA NI MENCIONARLO ESTÁ PARA EL OLVIDO PUES, NI SU FAMILIA LO VA A VER.

    Me gusta

  2. El fondo es forma mi estimado, desfondados los de Bernaldo, muy solicitados en los carteles de las figuras, tristemente aumentan los precios de los boletos, pero el factor toro inicia con el pie izquierdo. Lic. Maya, desangelado la primera corrida. Manzanares bien con lo que tenía enfrente, Zolotruco ya era hora de su despedida.

    Me gusta

  3. Desgraciadamente parece ser que esta temporada va a ser pan con lo mismo…Me refiero al renglón ganadero, Carajo!!!, hay cerca de 300 Ganaderias en este país y siempre ponen a las mismas %ª&'”*deras de siempre…Parece que para ser un criador exitoso en este país hay que hacer las cosas lo peor posible: Descastamiento,Mansedumbre,Invalidez.Por esto muchos aficionados ya no asistimos a la plaza a ver ese penoso y degradado espectáculo: LA FIESTA DE TOROS,y ahora a mas alto costo??’? Que con su pan se la coman. P.D.( Y aun asi en la entrevista, el “Ganaderazo” tiene el descaro de decir. “La corrida viene muy abierta de sementales”,de que sirve eso si todos fueron una autentica porquería de encierro !!!)…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s