El regreso de un mítico hierro a La Plaza México

Por NRT 

Desde hace algún tiempo, alrededor de un festejo en La Plaza México no se generaba una expectación tan grande solo por la presencia de una ganadería, tal y como lo ha hecho en los últimos días el hierro de José Julián Llaguno, emblema del campo bravo mexicano.

Desde que se dieron a conocer los carteles de la Temporada Grande 2016-2017, causó sorpresa ver anunciada nuevamente la ganadería zacatecana, pues fueron 20 largos años de una dura e incomprendida ausencia del Coso de Insurgentes.

Con gran ilusión, José Miguel Llaguno, heredero de una de las casas ganaderas de mayor peso del país, encara su regreso a la Plaza México, a un escenario que durante décadas se convirtió en fiel testigo de los innumerables triunfos conseguidos por don José Julián Llaguno (QEPD).

En la última semana, las fotografías de los seis astados se han compartido a través de las redes sociales, con comentarios positivos y esperanzadores, sobre todo porque se reconoce la presencia y el regreso del “toro, toro” a la Plaza México.

Los de Llaguno serán lidiados por los diestros Arturo Saldívar, Juan Pablo Llaguno y el español Ginės Marín, quien confirmará su alternativa.

llaguno-4

FAMILIA LLAGUNO

De Sol y Sombra.

Don Antonio y Julián Llaguno González, en el año de 1899, fundan en el estado de Zacatecas, la ganadería de San Mateo, con treinta vacas criollas y un semental de el “Barranco”; en 1907, agregan un semental portugués de Palha, el cual fue obsequiado por su amigo el matador español, Ricardo Torres “Bombita”.

 Al año siguiente por conducto de su amigo “Bombita”, adquieren seis vacas y dos sementales “puros” españoles, del Marqués de Saltillo (Casta de Vistahermosa), posteriormente en 1909, don Antonio Llaguno, viaja a España, y personalmente compra diez vacas más, del mismo encaste de Saltillo; enriqueciendo así su simiente. 

Al estallar la Revolución Mexicana, los ganaderos del país, sufrieron grandes pérdidas merced a dicho movimiento armado, los hermanos Llaguno, deciden salvar lo mejor que tenían de simiente y, llevan a la ciudad de México, 50 vacas, 2 becerros y 2 sementales línea directa del Marqués de Saltillo. Las vacas las estabularon en corrales en unos terrenos de Sotelo, y los becerros y sementales, en un departamento ubicado en la colonia San Rafael, en lo que es ahora, la calle de Sadi Carnót. 

De esta manera y con una gran visión, los hermanos Llaguno, salvaguardan su tesoro bovino, con lo que le dieron continuidad y grandeza al árbol genealógico de San Mateo. La más Pródiga de las ganaderías que hayan existido en México; creando con el tiempo, el llamado “Encaste Llaguno”, son pocas las ganaderías mexicanas, que no lleven la “Sangre Llaguno”. 

Cabe mencionar que ésta familia de gran prosapia ganadera, por su invaluable aportación que hizo a la ganadería brava mexicana, recibió en dos ocasiones del Gobierno de la República, la medalla al MÉRITO GANADERO.

Anuncios

Un comentario en “El regreso de un mítico hierro a La Plaza México”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s