Ocho con Ocho: Cierre del año Por Luis Ramón Carazo 

Plaza Mexico

El paso del tiempo es implacable y así como llegó 2016, se nos escapa entre las manos y aparece el año non 2017 en el que la incertidumbre política y económica se centra en el futuro en el próximo presidente de nuestros vecinos. Taurinamente hablando será un astado incierto, que no es fijo a los engaños y que tira cornadas a diestra y siniestra, ya veremos cómo se le puede hacer  faena.

Ese es un tema global que tiene al mundo en ascuas, pero echando la mirada atrás y a pesar de los presagios económicos negativos, en La México después de muchos años se dio el cambio de estafeta de la empresa de los señores Alemán con la gestión de Rafael Herrerías  a la del licenciado Alberto Baillères y Xavier Sordo en mancuerna y con Mario Zulaica operando los festejos.

Valdría la pena recordar que después de mucho meses de negociación con Antonio Cosio propietario del inmueble y con alta especulación de distintos nombres a entrarle al toro, quienes tienen mucha afición pues no parece actualmente ser mucho negocio ser empresario taurino; finalmente se dio la noticia de quienes acometen el reto de levantar la afluencia de público a La México.

Existe mucha queja con relación a los precios, los horarios y la frecuencia pero la realidad es que los pretextos para no asistir a los festejos es tan variada, que me parece se concreta a cruda realidad;  ya muchos perdieron la costumbre de ir a los toros y precisamente los intentos que hacen en la empresa, es probar diferentes fórmulas para que acudamos, si para recuperar lo invertido,  pero más aún que con la asistencia a las plazas,  se apoya o no  la posibilidad de seguir abogando por nuestra tradición de tantos siglos, hacer negocio con los toros es creo hoy en día es francamente complicado.

Los que ganan de esto son algunos toreros, los ganaderos en gran medida más bien invierten en una pasión de muchos años, con poca o nula rentabilidad.

La televisión,  con la bondad de difundir el toreo también presenta la alternativa de quedarse en casa ante la pantalla que ofrece deportes, principalmente soccer y americano, así como series como The Crown o Club de Cuervos etcétera que invitan a no desplazarse después de una semana en la que cada uno a su manera busca el llamado en México, chivo o sueldo, para ser más claro.

Existen experiencias distintas, como en Lima dónde la sociedad empresarial mexicana y peruana, parece que lo logró ser exitosa en lo económico con base en la figura taurina nacional Roca Rey, en menor medida otro matador de toros peruano, Joaquín Galdós  combinados con espadas de gran prestigio como Ponce, El Juli y  entre ellos nuestro paisano Joselito Adame, sin olvidar que una de las ganaderías españolas lidiadas fue la de Zalduendo, propiedad del licenciado Baillères.

Sé que allá  el precio de los boletos comparativo con plazas mexicanas es muy alto,  pero la asistencia correspondió al esfuerzo de los socios mexicanos Pablo Moreno y Juan Pablo Corona con los peruanos familiares de Roca Rey, lo cual se agrega a que la antiquísima plaza de toros de Acho no supera la decena de festejos en el año y además no se televisan los festejos

Es decir lo que se ve hacia delante para el toreo,  es apostar por regresar una costumbre que parece perdida en los países taurinos y de la que Francia en su reducto sureño, como Aguascalientes en México, o la Feria de San Isidro en España o de la del Señor de los Milagros en Perú sin olvidar las ferias colombianas y ecuatorianas, entre otras son bastiones del toreo.

También nos atañe apoyar a organizaciones como Tauromaquia Siglo XXI promovida por Manuel Sescosse con el apoyo de unos cuantos empresarios y los estamentos taurinos, si es que queremos preservar nuestra tradición.

Poco espacio y muchas pelotas en el aire, sin olvidar la actuación soberbia de Morante que cerró el tema del toreo a pie en el año taurino de la Monumental, antes de la tercera corrida de rejones en su historia, primera parte de una Temporada Grande en la que la apuesta parece ser por conjunto de corridas y no solamente dominicales, que deseamos sea con mayor concurrencia cuando se reinicie.

Ya veremos cómo caminan en 2017 más nos conviene a los que amamos a la fiesta que sea para bien, pero por lo pronto queda 2016 prácticamente ya guardado en la espuerta, ya veremos dijo un ciego, hacia adelante que es lo que sucede.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s