Contraquerencia: La dictadura de los apoderados

Por Jesús Zarate.

Durante la transmisión televisiva de la primera corrida del 2017 en la Plaza México, el comunicador Heriberto Murrieta entrevistó al cantante y aficionado taurino Emmanuel, quien con una proverbial elocuencia expresó lo que muchos no se atreven a mencionar. Dijo extrañar el peligro que debe suponer la bravura del toro bravo, así como que por el bien del futuro del espectáculo se debe terminar con las imposiciones de los apoderados, principalmente de los matadores españoles.

Tal vez lo único que le faltó mencionar al cantante, y que en realidad es resultado de lo que sí dijo frente al micrófono, es que en la actualidad se lidia un reducido número de ganaderías. Las predilectas de apoderados y toreros por su escasa peligrosidad. Son las mismas ganaderías que aburren en León, que lo hacen en la Plaza México, en Guadalajara, en Aguascalientes y en la mayoría de las llamadas plazas de primera.

Ese oligopolio ganadero va en detrimento de las más de 200 ganaderías que existen en el país y que prácticamente se encuentran vetadas por el poder de los apoderados. Ese mismo control supone comprometer la riqueza de encastes y en consecuencia el futuro del espectáculo taurino, en el cual predomina el aburrimiento ante la falta de bravura. Es tiempo de reconocer que los apoderados-matadores se han extra limitado en sus peticiones y que las empresas han pecado de sumisas, todo en perjuicio del aficionado. El mayor enemigo para el futuro de la fiesta de toros en México son las figuras extranjeras, que sólo piensan en el dinero fácil.

Por otra parte, la empresa de la Nuevo Progreso dio a conocer las combinaciones para la feria de aniversario por los 50 años del coso. Coincide que la corrida de festejo será en un 4 de febrero como aquel de 1967, cuando alternaron Joselito Huerta, Raúl Contreras Finito y Manolo Martínez, lidiando toros de Don José Julián Llaguno.

Los carteles están así: sábado 4 de febrero, toros de San Miguel de Mimiahuapan para Ignacio Garibay, Miguel Ángel Perera y Diego Silveti.

El sábado 11 de febrero, toros de Teófilo Gómez para Morante de la Puebla, Andrés Roca Rey y Luis David Adame.

El domingo 19 de febrero, toros de Los Cués para Alfredo Ríos El Conde, Fermín Rivera y Fermín Espinosa Armillita IV.


El domingo 26 de febrero, toros de Los Encinos para Pablo Hermoso de Mendoza, Joselito Adame y Octavio García El Payo.

jesus.zarate@milenio.com

Publicado en Milenio

Anuncios

2 pensamientos en “Contraquerencia: La dictadura de los apoderados”

  1. Más leña a la lumbre para seguir con el tema de que los enemigos de la fiesta están adentro, y en mis “sueños guajiros”, propongo que, los empresarios taurinos; deberían hacerle como Donald Trump, espetarles de entrada y a producto de “gallina” al binomio matador-apoderado, que los toros que van a lidiar los dizque “figuras”, son los que la empresa tiene vistos y comprados y que sí no les gusta, pues, que se vayan a la chingada a buscar a otro empresario que sea “agachón” y les conceda al tope; sus pinches y fraudulentas pretensiones para torear en la plaza de X o Y empresario que le guste bajarse los calzoncitos.

    Sólo así creo podría aliviarse paulatinamente el mal que padecemos de tanta corrupción en el medio taurino de aquí y acuyá. Siempre y cuando, los ganaderos mexicanos también sé “amarraran los machos” y no se doblegran ante las deshonestas pretensiones del “binomio del mal”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s