Prestigio en los ruedos de México


La dehesea nuevoleonesa acumula casi 150 años de enaltecer, con su bravura, a la fiesta de los toros a lo largo y ancho de la república mexicana.

Llevar la crianza de los toros de lidia, es de por sí, una labor harta difícil para quien se hecha esta aventura a cuestas, pero hacerlo con el prestigio cimentado por sus antepasados que forjaron con pasión y gran devoción su propia historia de grandeza, enalteciendo con su casta y su bravura a la fiesta de los toros en nuestro país, sólo pocas casas ganaderas lo han logrado.

Antaño, la historia cuenta como Atenco, la primera y más antigua de estas, Piedras Negras, San Mateo, San Diego de los Padres, La Punta, La Laguna, Pastejé y muchas otras más, tienen su lugar en los anales del toreo mexicano por el prestigio de sus criadores, ganado a pulso de la bravura latente que a cada embestida de sus bureles, quedó de manifiesto en las plazas de toros y marcado en el corazón de la gente para la historia y grandeza del toreo.

Algunas de ellas, hoy ya no existen y las que sí, no son lo que antes fueron, grandes y prestigiosas casas ganaderas que eran exigidas por las figuras para dar sustento a sus estaturas profesionales y sus camadas enteras, disputadas por los empresarios para llevar el prestigio, la raza y la bravura mexicana de los toros de lidia, a sus ferias, sus fiestas y sus plazas de toros.

Al paso de los acontecimientos históricos que dieron forma a nuestro país, en algunos casos muchas dehesas desaparecieron o fueron disminuidas o mermadas, haciendo mella en la producción de ganado bravo, pues muchos ejemplares fueron sacrificados para dar alimento a las tropas en los campos de batalla.

En 1870, don Pascual Lecea, un hombre procedente del país vasco, con gran afición fundó en ‘La Ermita’ de Lampazos del Naranjo, Nuevo León, el rancho y ganadería de ‘Golondrinas’ con ganado criollo.

A la muerte de don Pascual, la hacienda queda en manos de su hija doña Blasa Lecea, quien con la misma devoción que su padre, vio por la dehesa desde el año de 1900 a 1925, empezando a lidiar por aquellos años con el nombre de ‘Golondrinas’; en Bustamante, NL, existe un cartel de que data de 1906 que da cuenta de una corrida donde se lidiaron toros de su ganadería.

Además de batallar con las dificultades propias de la crianza de ganado, doña Blasa tuvo que enfrentar con carácter y superar con mucha determinación y harta inteligencia, la complicada época de la Revolución Mexicana.

Luego del primer cuarto de siglo, sus hijos, don Jacobo y don José María Domínguez Lecea, toman el mando de la dehesa y le dan un nuevo impulso a esta casa ganadera, agregando en 1931, ocho sementales de la ganadería de Malpaso, teniendo su primer tienta el año siguiente.

Al fallecimiento de don Jacobo, el 9 de febrero de 1972 su hijo, el ingeniero Óscar Domínguez Escobar, adquiere la parte de su tío para convertirse en el único dueño de la ganadería.

Durante todo este proceso desde la primer cuarto del siglo pasado hasta que toma las riendas don Óscar, por el tentadero de la ya famosa y prestigiada ganadería, desfilaron toreros de la talla de Heriberto García, Alfonso Ramírez ‘El Calesero’, Carlos Arruza, Gregorio García, Luis y Felix Briones, Raúl García, Héctor Saucedo, Joel Téllez ‘El Silverio’, Fernando de la Peña, Roberto Ortíz ‘El Fotógrafo’, Eloy Cavazos, Manolo Martínez, Enrique Garza, Mario Escobedo ‘El Regio’, Alberto Galindo ‘El Geno’, Hernán Ondarza, entre muchos otros además de toda la ‘flota’ de aspirantes, maletillas y novilleros de diferentes épocas de la historia del toreo neoleonés.

“Me siento muy contento y agradecido por lo que he vivido a lo largo de mi vida en la ganadería y aunque falta mucho por delante, desde hace tiempo y poco a poco, hemos ido manejando en conjunto la ganadería mi hijo Óscar y yo”, relata el ganadero que cuenta con casi 90 años de edad y 45 de haberse hecho cargo de la dehesa. 

(Con información de @cabritomayor)


Grandes figuras

Éstos son los diestros que han podido conquistar éxitos importantes en sus carreras con toros de la ganadería de Golondrinas:

Carlos Arruza
Alfonso Ramírez ‘El Calesero’
Antonio Velázquez
Fermín Rivera
Lorenzo Garza
Jesús Solórzano
Manolo Martínez
Eloy Cavazos
Curro Rivera
Manolo Arruza
Jorge Gutiérrez
Manuel Capetillo
Guillermo Capetillo
Miguel Espinosa ‘Armillita’
David Silveti
Fermín Espinosa ‘Armillita’
Pablo Hermoso de Mendoza
Eulalio López ‘Zotoluco’
Juan Bautista
Joselito Adame

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s