Alejandro Talavante, entre la gloria y el infierno


Por Patricia Navarro.

Está desaparecido. No acude a las entregas de premios y hace tiempo que no habla con la Prensa, pero se anuncia cinco tardes en Madrid. 

Es Alejandro Talavante. Y nos encontramos en la nueva era. O eso queremos pensar, sobre todo porque ya no nos podemos permitir más lujos. Se nos acabaron. Con diez toros, al menos, si el pañuelo verde no asoma por presidencia, se verá las caras durante esta temporada por el ruedo de la Monumental venteña. El mismo que le catapultó cuando era novillero, un auténtico desconocido y le permitió en cuestión de meses tomar la alternativa y alternar con las figuras. Posición que no abandonó jamás. Y lo hizo sin cortar ni un sólo trofeo. Toreando al natural, con aquel chispazo que puso de acuerdo a todos. 

Han pasado once años desde aquella tarde del mes de mayo. Y muchas cosas más de aquellas declaraciones del torero pacense que no dejaban indiferente a nadie, pero a punto de abrir las puertas del coso de la calle de Alcalá durante más de un mes de manera ininterrumpida Alejandro Talavante es el protagonista de la gesta. 

Hará el primero de sus paseíllos el viernes 19 de mayo para lidiar la corrida de El Puerto de San Lorenzo con el francés Sebastián Castella y Javier Jiménez, que el año pasado, en pleno mes de agosto, abrió la Puerta Grande que tanto se resiste a la mayoría, también a las figuras, incluso más. 

El próximo miércoles, ya 24, volverá a la escena madrileña con la corrida de Cuvillo, con la que ha firmado faenas para la historia como la de Zaragoza en final de temporada, con Juan Bautista y el peruano Roca Rey, otro de los grandes atractivos del serial.

El 6 de junio la atención será mayúscula por volver a ver a Alejandro con la corrida de Victorino Martín, con la que ya se anunció en esta plaza en 2013 en esa ocasión en solitario y día en el que con la plaza llena fracasó. Vuelve con el mismo hierro y mismo lugar. 

El reto está servido. Le espera más. A él y a la afición. Beneficencia, en esta ocasión y por estrategia del nuevo empresario de Madrid, Simón Casas, el 16 de junio, dentro de un fin de semana de altos vueltos con la actuación al día siguiente de la única tarde de Morante de la Puebla en la corrida de la Cultura, que el empresario francés se ha sacado de la chistera. Magia aparte. 

Por Beneficencia, Juli, Talavante y Manzanares lidiarán un encierro de Victoriano del Río. Otro gran plato fuerte será ver al diestro de Badajoz en la Feria de Otoño, donde ya nunca quieren anunciarse las figuras en el mes de octubre y con la temporada casi vencida.

Las cinco tardes de Talavante centran en esta ocasión la nueva era de la plaza. La era Simón CasasNautalia. La UTE que se hizo con Madrid tras una jugada maestra trazada en el silencio más absoluto, no hubiera sido posible de otra manera, para hacer creer a su contrincante, en este caso José Antonio Martínez Uranga y el mexicano Alberto Bailleres que acudirían en solitario al concurso de Las Ventas. 

Una oferta a la baja de estos y una muy a la alza del francés con la agencia de viajes le hizo posible el sueño dorado de toda una vida de comandar, por fin, la monumental venteña. 

Llega a Madrid Simón en una etapa clave. 

Leer más de este artículo en: http://www.larazon.es/movil/toros/alejandro-talavante-entre-la-gloria-y-el-infierno-AH15125665

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s