San Isidro 2017: Corrida tremenda de Cuadri, que pidió los papeles

Foto NTR Toros Twitter.

Absurdo escándalo en el sexto, para devolver un toro que fue el mejor y no se cayó ni una sola vez en la muleta.

Por Carlos Ilián.

Un minuto de silencio al final del paseíllo por las víctimas del atentado de Londres. Eso está muy bien, pero por qué no el otro día por las del atentado de Kabul. Inglaterra nos duele y a Afganistán que le den. 

Ojo con no abusar de estos minutos de silencio discriminatorios. Fue el prólogo de una tarde para entender la lidia del toro con casta a la antigua. Así fue la tremenda corrida de Cuadri, que pidió los papeles.

Por ejemplo a Javier Castaño en su primero, incapaz de someter por bajo la embestida del toro que se sintió superior e impuso su ley. Algo arregló Castaño el desaguisado en el quinto donde su peón Fernando Sánchez protagonizó un tercio de banderillas excepcional. En este toro Castaño consiguió superar los derrotes por ambos pitones y templar en algún muletazo.

El momento de la corrida se produjo en el sexto, el mejor de Cuadri, aunque blando. Se protestó y la cuadrilla de Venegas dio un espectáculo bochornoso esperando que se cambiara al toro. Luego ese mismo toro metió la cara de verdad y ¡no se cayó!, dejando en evidencia a la cuadrilla. Venegas corrió la mano sin convicción y sufrió un revolcón de infarto con probable fractura costal.

Fernando Robleño, curtido en este tipo de corridas, logró los mejores muletazos dela tarde en el cuarto, un toro que empezó asustando con coladas por dentro de vértigo. Robleño se acomodó y lo trajinó en los adentros. Una faena para aficionados, de un torero de corte a la antigua.

Plaza de Madrid. Vigesimoquinta corrida. Tres cuartos de entrada. Toros de CUADRI (5), tremendos de presencia y de casta áspera.  

FERNANDA ROBLEÑO (6), de azul pavo y oro. Pinchazo y bajonazo (silencio). Pinchazo y bajonazo (silencio). 

JAVIER CASTAÑO (4), de caldero y oro. Tres pinchazos y cinco descabellos. Un aviso (pitos). Pinchazo, estocada tendida y descabello (silencio). 

JOSÉ CARLOS VENEGAS (5), de frambuesa y oro. Pinchazo hondo y dos descabellos (silencio). Bajonazo. Un aviso (silencio)

Publicado en Marca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s