Mano a mano entre Adame y Garrido sin público ni toros

Foto @MILINKO_ Twitter

 

Por Pepe Orantos.

Deslucido encierro de El Torreón del que destacaron el quinto y el sexto ante menos de un cuarto de plaza el día de San Juan en Badajoz

Cuando llegas a las inmediaciones de la plaza de toros de Badajoz tres cuartos de hora antes de que comience el festejo y no hay aparcacoches incordiándote para que les des un euro por señalarte el hueco que tú ya habías visto diez minutos antes, es de esperar que el aspecto de los tendidos deje mucho que desear. Ayer no es que no hubiera aparcacoches es que, si te arrimabas, podías dejar el coche en la puerta de la plaza sin problemas.

Sin público nada tiene sentido. El desolador aspecto que mostraba ayer el graderío del coso de Pardaleras debió ser deprimente para los dos matadores de toros que, cuando se abrió la puerta del patio de cuadrillas, debieron verlo todo del color gris de su cincuentenario hormigón. El día en el que la ‘nueva’ plaza de toros de Badajoz cumplía cincuenta años, bien hubiera merecido un cartel más rematado.

Ganado desclasado

‘Mentiroso’ se llamaba el que abrió plaza y correspondió en turno a Joselito Adame, que pronto comprobó su escasez de fuerza y blandura de manos. Se le coló en el inicio de faena de muleta por la derecha en el tercio y decidió fiarlo todo al pitón izquierdo por el que pudo arrancar algún natural sin brillantez ni transmisión. Mató de estocada caída y atravesada y fue recompensado con una ovación.

Al tercero, de nombre ‘Margatrillito‘, lo saludó y quitó por verónicas antes de que su cuadrilla cuajara un gran tercio de banderillas por el que fue conminada a desmonterarse. Inició la faena por estatuarios en el tercio y se ciñó al cuerpo una serie de derechazos que llegaron a los despoblados tendidos. Enseguida perdió el de El Torreón toda la gasolina que le restaba y comenzó a ofrecer embestidas más cortas a medida que avanzaba la faena. El tramo final de ‘Margatrillito‘ no sirvió más que para demostrar que se trataba del animal con menos raza del encierro al amenazar en un par de ocasiones con cantar la gallina de forma lamentable. Lo mató Adame de un bajonazo, que no impidió que fuera recompensado con una oreja.

El quinto, de nombre ‘Barbasucia‘ y capa jabonera fue, sin duda, el toro más bonito de la feria y el primero de los de ‘El Torreón’ en colaborar con el lucimiento de los toreros, lo que aprovechó Adame para instrumentarle un espectacular quite por navarras. En el inicio de la faena se lo llevó toreando al paso a los medios el mexicano, para meterse al público en el bolsillo, que no dejó ovacionar cada uno de los muletazos que el hidrocálido dio desde entonces por la derecha. Por la izquierda fue otra historia y pese a la voluntad de Adame, las embestidas eran más cortas y deslucidas.

Para evitar que se enfriaran los tenidos Adame acortó las distancias y acabó la faena con una tanda de bernardinas que antecedió a una estocada que le valió las dos orejas de su oponente.

Valor de Garrido

Inició su participación Garrido en este mano a mano con un soberbio saludo por verónicas al segundo de la tarde, de nombre ‘Azul‘, al que inició la faena de muleta con unos ayudados por alto en el tercio antes de que el animal comenzara a perder las manos con insistencia. Embestía a la muleta con dificultad y calamocheaba con insistencia a medida que evidenciaba su falta de clase. Se fajó Garrido con él hasta arrancarle algunos muletazos de mérito por el pitón izquierdo, hasta que se rindió por completo a su toreo. Quiso cerrar la faena por bernardinas y el de El Torreón le prendió por la taleguilla dándole un espectacular revolcón. Se levantó sin inmutarse el pacense y repitió la suerte del maestro Bernardó antes de cobrar un pinchazo y una estocada que le valieron una oreja.

El cuarto ya avisó en el capote de que iba a dar un juego escaso, perdió las manos al salir del caballo y volvió a perderlas en el quite por chicuelinas. Garrido comenzó la faena con la muleta en la izquierda para comprobar enseguida que ‘Celosino‘ no iba a ofrecer más que embestidas cortas y sin ritmo alguno, hasta el punto de llegar a desarmarle y destrozar por completo la muleta.

Insistió Garrido por la derecha y el público le agradeció su tesón antes de concederle una ovación por una estocada entera.

El sexto, de nombre ‘Margarito‘ fue el toro con más clase de la corrida y se empeñó Garrido en torearlo de rodillas, tanto en su saludo capotero como en el inicio de faena de muleta. Metió bien la cara en el caballo y tomó varias tandas por la derecha que calaron en los tendidos y auguraban un triunfo de campanillas. Sin embargo, el pitón izquierdo no dio tanto juego y obligó a Garrido a rematar al toro por bernardinas para no dejar caer la faena. Un aviso precedió a una estocada que le valió la oreja que le sacó a hombros de su plaza.

FICHA DEL FESTEJO

Toros: Seis toros de El Torreón bien presentados y escasos de clase y fuerzas. El mejor el sexto.

Toreros

Joselito Adame, ovación, oreja y dos orejas. 

José Manuel Garrido, oreja, ovación y oreja.

Plaza. Tercer festejo de la feria de San Juan de Badajoz. Menos de un cuarto de entrada en tarde de temperatura agradable.

Publicado en Hoy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s