LA Verdad Ajena: Las vacaciones (permanentes) del toreo en México 

Vacaciones permanentes.

Por J.C. Valadez para de SOL y SOMBRA.

—La fiesta esta en crisis— dicen algunos.

—Desde que nacio esta en crisis, no nos preocupemos tanto— contestan los taurinos.

La realidad es que la fiesta en México esta no solamente crisis, esta en vías de extinción en gran parte del territorio nacional.

Es cierto que la fiesta en México ha vivido en crisis permanente desde hace más de un siglo, pero con algunos periodos  -décadas gloriosas- que marcaron el rumbo del siglo XX en el ámbito cultural, social y económico de nuestro país.

Hoy muy poco de eso todavía existe, ya que la fiesta nacional perdió su identidad, así como gran parte de sus raíces y se entrego a los toreros extranjeros, que antes venían a medirse con las figuras mexicanas, pero que hoy vienen muy cómodos para llevarse el oro, sin tener que competir con algún torero mexicano en el ruedo o en los despachos.

¿Es que acaso no hay toreros en Mexico? Si hay, el problema es que ninguno es figura ni tiene iman taquillero, ni tampoco esta al nivel de los tiempos, es decir, en el 2017 para ser figura del toreo en México hay que triunfar en España esto a raíz del nivel tan bajo que tiene nuestra fiesta y que hace que para el grueso de los aficionados, el título de figura del toreo solo se pueda conseguir en Europa.

Todo esto cambió cuando se pensó que la unica formula para crear figuras del toreo en este siglo XXI  era mandarlos a España para que se formarán y hasta allá se fueron los mejores de su generación, uno a uno toreo cualquier cantidad de novilladas y tomaron la alternativa con los mejores augurios.

Pero mientras los más afortunados estaban en Europa, en México otros se quedaron a pagar los platos rotos del experimento que en teoría nos daría cuando menos dos o tres figuras del toreo. Y digo los platos rotos porqué los empresarios al ver que los novilleros atractivos estaban fuera del país, dejaron de dar novilladas y se perdieron cualquier cantidad de novilleros, algunos con aptitudes, pero sin los recursos para poder dar el salto a Europa y el escalafón de novilleros se fue vaciando.

Los que se fueron a Europa hace unos años con excepción de Joselito Adame -quien tampoco ha dado él estirón  en España y prácticamente solo torea en las plazas de sus apoderados- terminaron fracasando y se regresaron a México a la comodidad de una fiesta sin brillo ni  trascendencia para una generación que apuntaba a lo mas alto, pero que hoy luce perdida.

¿Como se puede sostener la fiesta solamente con las figuras españolas en el otoño/invierno y parte de la primavera?

En realidad no se puede sostener, esa es la razón por la cual las plazas lucen generalmente vacias y cada vez se programan menos festejos, pero ademas las figuras españolas desde hace 20 años son prácticamente las mismas y la afición ya esta cansada de ver los mismos nombres en los carteles año tras año, ya que fuera del peruano Roca Rey ninguna de las figuras extranjeras con poder taquillero, tiene menos de 15 años de alternativa.

Pero algunos toreros mexicanos no se pueden quejar por falta de oportunidades en su propio país, porque han tenido muchas ante las máximas figuras de Europa y con el ganado a modo que torean pero: ¿que ha pasado? Nada en realidad.

Ninguno ha sacado la casta y ha salido a defender su sitio ante su afición, todo es tratar al maestro con respeto para no perturbarle su actuación con algún quite y al final todo queda en un “fue un honor alternar con un ídolo de mi niñez o juventud.”

Ante esta falta de orgullo propio la afición termina por mejor volcarse  con los diestros extranjeros y ver a los mexicanos como simples rellenos de cartel.

Hay otro tema que hay que considerar.

La Fiesta en México está careciendo, de nuevo, de un elemento fundamental, el toro. Y cuando este sale nuestros toreros no dan el paso adelante, por ejemplo la corrida que define la Temporada Grande 2016-17, fue la de Jaral de Peñas y ¿qué pasó?

Nuestro torero mas aventajado Joselito Adame, mostró su verdadero rostro: la impotencia.

El resto de los mexicanos ante un toro de mayor volumen y casta, tambien pasaron las de Caín durante la temporada con excepción de Sergio Flores. Pero los AdamesPayos, Silvetis, Sánchez, Saldivares, Armillitas y compañia pasaron de puntitas porque el toro siempre vuelve a poner las cosas en su lugar.

Por estas razones no tenemos figuras, ya que si ni siquiera en su tierra nuestros toreros pueden ganarse su lugar, muchos menos podran hacerlo en España en donde hay muchos como ellos, pero con la diferencia de que si estan dispuestos a morirse en el ruedo por los millones del Juli o Enrique Ponce.

Mientras los toreros mexicanos sigan aqui sentados en sus casas, esperando que los llame Simón Casas para torear en San Isidro continuarán como estan, así triunfen en La México y el resto de la provincia. Porque algunos ya triunfaron por todo el país y siguen ahi, estancados.

La unica forma de volverse a ganar el respeto de la afición será hacer maletas e irse a España a tocar puertas y torear lo que se pueda, porque aquí estan envejeciendo y si siguen en algunos carteles es porque no hay más toreros, pero la gente ya se harto de ellos y los empresarios también, porque esta comprobado que ya no son redituables.

Por todas estas razones el futuro para esta última generación de toreros mexicanos ya no es halagador y mientras sigan dormidos en los laureles de su fiestita nacional, el futuro les pinta muy gris.

Es por esta razón que hay que voltear nuevamente hacia los novilleros, si los actuales matadores estan oxidados y quizas ya nunca van a dar el estirón, los pocos empresarios que quedan si de verdad quieren salvar su negocio, tienen que apostar por el futuro y este esta en las novilladas.

Pero para tener novilleros importantes, estos solo surgirán cuando le vean la cara al novillo serio mexicano, ya que solamente así podrán saber si sirven o no, porque ya no es sólo cuestión de técnica, sino un convencimiento pleno de que gran parte del futuro de la fiesta está en el toro.

La pasada Temporada Grande nos permitió ver algunos encierros importantes como el de la legendaria ganadería de Piedras Negras y pudimos ver que más allá de las ganaderías comerciales que piden las figuras españolas y algunos de nuestros deprimidos  toreros mexicanos, hay todavía esperanza en el campo bravo mexicano, pero mientras los toreros continuen sin ánimo de gestas, será muy difícil ver estas ganaderías en plazas importantes, porque las figuras españolas no las van a torear y nuestros diestros van siempre de relleno, así que estamos ante una situación contradictoria que demuestra el crítico estado  que vive nuestra fiesta.

Ya para rematar esta columna tengo una pregunta para los AdamesPayos, Silvetis, Sánchez, Saldivares, Flores y Armillitas: ¿Deberian ustedes en lo que resta de su “temporada” lidiar hierros de otras ganaderías, encastes y tipos?

Pero pensandolo bien, la pregunta está mal formulada, mas bien debería de ser: ¿Pueden ustedes lidiar otros encastes y en puntas en plazas de primera categoría…?

Planteo estas dos preguntas porque contrario a lo que piensan algunos críticos y sus argumentaciónes, el toreo en el 2017 no es un plan vacacional ni de jubilación adelantado para nuestros toreros mexicanos, ya que en toda la historia del toreo, las figuras en cada época dieron la cara con los hierros duros (desde Gaona hasta Manolo Martínez) en plazas importantes para reivindicarse.

¿Porque no exigirles otros tipos de hierros y encastes a nuestros toreros? Ya que hasta el momento con sus acciones en el ruedo y fuera de el, no han conseguido lograr que el toreo llegue al grueso de la sociedad y con ello llevar más gente a las plazas y crear una nueva afición.

Una cosa si me queda muy clara, no hay unión ni hay nada en pro de la fiesta por parte de los matadores.

Y aunque algunos toreros crean que con una portada de vez en cuando en alguna revistita de sociales y un artículo en un periódico local cuando torean su labor en pro de la fiesta esta cubierta, están muy equivocados. Si los toreros mexicanos quieren de verdad salvar la fiesta primero se tienen que apretar los machos, dejar la comodidad y jugarse la vida ante  TOROS con trapío y casta en México, para después intentar irse a España y demostrar que pueden ser figuras o de plano cortarse el añadido y dedicarse a otra cosa en alguno de los negocios de sus amigos o compadres.

No hay otra fórmula.

Twitter @Twittaurino

Anuncios

Un comentario en “LA Verdad Ajena: Las vacaciones (permanentes) del toreo en México ”

  1. Reblogueó esto en DE SOL Y SOMBRAy comentado:

    Si los toreros mexicanos quieren de verdad salvar la fiesta primero se tienen que apretar los machos, dejar la comodidad y jugarse la vida ante TOROS con trapío y casta en México, para después intentar irse a España y demostrar que pueden ser figuras o de plano cortarse el añadido y dedicarse a otra cosa en alguno de los negocios de sus amigos o compadres.

    No hay otra fórmula…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s