Talavante fue el triunfador de una noche triste en Palma de Mallorca 

El diestro Alejandro Talavante sale a hombros tras la corrida de toros celebrada esta noche en el Coliseo Balear, en Palma de Mallorca. EFE.

Los hermanos Cayetano y Francisco Rivera Ordóñez junto a Alejandro Talavante podrían haber sido los últimos matadores en actuar en la plaza de toros de Palma. 

De SOL y SOMBRA.

El coliseo balear ha acogido hoy la que presumiblemente será la última corrida de toros que se celebre en la capital a la espera de que entre en vigor la nueva ley autonómica que prohíbe la muerte y el sufrimiento del animal en el ruedo.

El triunfador en la última tarde ha sido Alejandro Talavante que cortó las dos orejas de su segundo toro y abrió la Puerta Grande del coliseo balear de Palma de Mallorca, en una noche triste para el toreo.

Lo único seguro después de esta noche es que no se sabe todavía si la nueva fórmula prosperará o se convertirá en mero instrumento para hacer desaparecer las corridas de una manera totalmente encubierta. El caso es que ayer, al menos, la afición de Palma demostró que quiere las cosas tal y como están.

Esto quedó demostrado con los casi tres cuartos de entrada que registró el coso mallorquín que contó con tres espectadores de excepción: La infanta Elena y sus hijos, Felipe Juan Froilán y Victoria Federica de Marichalar y Borbón, que no quisieron perderse una noche histórica y en la que no faltaron gritos de “¡libertad!” y otras consignas en demanda de un espectáculo íntegro y con su liturgia.

Luego la función tuvo un nombre por encima de los demás: Alejandro Talavante. El extremeño, que quedó inédito con el terciado e inválido segundo, hizo las delicias del respetable en el quinto, con el que cuajó una faena excelsa.

Abrió el festejo Francisco Rivera Paquirri, como se anuncia en los carteles, y suscitó el entusiasmo del público con su valerosa actuación, especialmente cuando se puso de rodillas en un desplante. Pero luego decepcionó cuando entró a matar y pinchó en hueso dos veces. El silencio no era completo. De fondo, se oían los gritos del centenar de manifestantes antitaurinos, frente a los miles de aficionados que ejercían en el coso su derecho a asistir a una corrida de toros, un espectáculo legal. A la tercera, la estocada fue completa, hubo aplausos y parte del público se puso en pie, entre ellos la Infanta y sus hijos.

Paquirri tampoco anduvo afortunado en la espada en el cuarto, pese a su oficio y voluntad de agradar durante su actuación.

Mientras Cayetano, que abrevio con su primero, le arrancó una oreja al toro que cerraba la noche.

Twitter @Twittaurino 

Anuncios

3 comentarios en “Talavante fue el triunfador de una noche triste en Palma de Mallorca ”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s