FENAPO: Armillita IV destapó el frasco de la esencias 

Fermín destapó el frasco de la esencias. Foto de Manolo Briones para NTR.

¿Sin toros no hay fiesta?

Por J.C. Valadez –  De SOL y SOMBRA.

Claro que si hay, en el 2017 sin toros hay fiesta en el ruedo y en el tendido, como sucedió en la segunda corrida de la Feria de San Luis Potosí en “El Paseo” que registró una gran entrada.

Mucho fiesta pero con un remedo de toros bravos de la ganadería de Bernaldo, lo cual para un servidor ha sido lamentable después de la seriedad del encierro de José Julián Llaguno lidiado la semana pasada, pero anoche regresaron los toreros dinásticos (no la figuras, esas ya sabemos que no existen en la actualidad en México) y con ellos regresaron las ventajas y la comodidad.

No es la primera vez, ni será la última, que esta ganadería ponga una raya en la tauromaquia. Y regresará mientras quienes manden en la fiesta sean los toreros y no los aficionados ni las autoridades.

La salida de los dos primeros fue una broma de mal gusto, toretes que en cualquier otra plaza de primera quizas solo pasaban como novillos, sin hechuras de toro y pobres cornamentas. Mejoró en su juego el tercero, con movilidad encastada en el tercio final. El resto fueron como los primeros dos, ayunos de trapío, fortaleza y bravura.

Fermín Rivera apostó una vez más por esta ganadería -que en el pasado le dio algunos triunfos en San Luis- y se estrelló con sus ilusiones.

Brindó su primero al Zotoluco y su faena fue una calca -buena por cierto- de muchas otras tardes, siempre correcto anduvo Fermín y por momentos templado. Mato mal y se retiró entre algunas palmas.

Con su segundo Fermín realizó un doctorado en enfermería y hasta se despeino por momentos, pero todo esto ante un toro que le pedía la muerte desde la primera tanda de muletazos.

Sin embargo la faena carecio de categoría, porque no se puede tenerla ni tampoco se puede tener clase en un arte en donde la materia prima carece de su elemento más importante que es la bravura y el poder. 

Es una pena que un toro doble las manos en cuanto sale al ruedo, no aguante un picotazo en el caballo y llegue a la muleta sin vida, con andares enfermizos y urgentes deseos de morirse. Ante esto, la oreja que le corto Fermín al segundo de su lote carece de mucha importancia.

Juan Pablo Sánchez es quizás el más avanzado de la tercia, pero sus verdaderos alcances son todavía un verdadero misterio para su servidor, ya que al haber cimentado su carrera entre algodones siento que aun no hemos podido ver en San Luis a este torero en su verdadera dimensión. 

Con su primero se pego un arrimón ante un toro sin fondo y con su segundo realizó una faena muy templada con buenos momentos, especialmente por el pitón derecho ante un toro que se mantuvo en pie milagrosamente. Corto una oreja con petición de otra que la autoridad no concedió.

Armillita IV” se llevó el mejor astado del encierro que le correspondió en primer lugar de su lote y estuvo por momentos francamente bien, ante un toro que le permitió recrearse en su toreo. 

Más que torear parecía que Fermíncito estaba jugando en Chichimeco como cuando soñaba con ser torero y en una de esas sucedio una tanda milagrosa de naturales con el sello de la casa que caló muy hondo en el tendido. Hubo también un cambio de mano que paro el tiempo y la plaza rompio con el menor de los Armilla entre gritos de ¡Torero, torero!

Mato de una letal estocada y se llevó dos orejas.

Con el que cerró plaza Fermín ya no pudo repetir color ante un toro amuermado y todo quedo entre palmas.  

Al final salio en hombros pero su actuación y su actitud, me ponen a pensar que quizás hay posibilidades para volverme a ilusionar con este torero. 

Habrá que volver a verlo ante una verdadera corrida de toros, para ver sí Fermín mantiene esta misma actitud.

Ficha del Festejo:

San Luis Potosí, S.L.P.- Plaza “El Paseo”. Segunda corrida de feria. Tres cuartos de entrada. Toros de Bernaldo de Quirós, anovillados, mansos, inválidos y nobles; destacó por su movilidad y juego el tercero.

Fermín Rivera: Palmas y oreja. 

Juan Pablo Sánchez: Leves palmas y oreja con petición. 

Fermín Espinosa “Armillita IV“: Dos orejas y palmas.

Twitter @Twittaurino 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s