Así vio la prensa la actuación de Joselito Adame en la Feria de Otoño de Madrid

DK1FuNRXkAE867y

De SOL y SOMBRA.

Carlos Ilián – Marca: Joselito Adame se relajó sobre la mano derecha en su primer toro con verticalidad, ligando los derechazos, todo muy templado, sin recurrir a las gesticulaciones y espacios de otras veces. Era la mejor versión del mexicano. Pero el bajonazo final lo estropeó. En el quinto, que brindó a Nacho, del Real Madrid hizo un esfuerzo ante un manso rajado al que sin embargo ligó y templó en derechazos en la querencia.

Andrés Amorós – ABC: El segundo flaquea pero es noble. Joselito Adame brinda al cielo. Con facilidad, le coge el aire: liga templados naturales con el de pecho. Una faena estimable, de buen oficio. En el quinto, que mansea y no se entrega, destaca Fernando Sánchez, con los palos.

Brinda a Nacho, el defensa del Real Madrid. Le saca algunos muletazos, aprovechando la querencia a tablas, pero la espada cae baja. Una tarde de veterano profesional, no más.

Paco Aguado –  El Periódico: El mexicano Joselito Adame dio una protestada vuelta al ruedo después que, sin fuerza suficiente, se le pidiera la oreja de su primero, al que hizo una faena habilidosa y de poco temple, en la que brillaron sólo los ayudados rodilla en tierra de remate antes de matarlo de un bajonazo. Ya con el manso quinto, que buscó las tablas desde el primer momento, no pudo desquitarse.

Rincón Taurino: Joselito Adame brindó al cielo el alto y basto que hizo segundo. Le anduvo con la muleta hacia los medios antes de ligar series por el derecho. La faena estuvo bien construida con un principio y un final torero, rodilla en tierra. Entre medias hubo un cambio de mano templado. Mató de estocada caída y la petición fue insuficiente pero dio una vuelta al ruedo. El quinto soltó la cara y se rajó después de la tercera serie. No obstante, después de la huida a tablas pudo dejar muletazos de mano baja. La estocada fue efectiva.

Antonio Lorca – El País: Joselito Adame consiguió dar la vuelta al ruedo en su primero en una actuación que tuvo color y cierta enjundia que no pudo rematar. Dibujó muletazos garbosos aprovechando el viaje de un toro tan noble como desfondado; en el quinto se justificó a pesar de la sosería del animal.

Vicente Zabala – El Mundo: La desigual, escalonada y seria corrida de Fuente Ymbro tuvo en este toro tan bien hecho y en el segundo, tan lejano a la belleza, sus más notables representantes. De mejor estilo y mayor fondo el de Joselito Adame. Cuando Adame lo trató convenientemente, el fuenteymbro respondió con amabilidad. Cuando lo violentó, la embestida se descompuso. Así en el prólogo y en el epílogo de la faena, el torero méxicano alcanzó el entendimiento y, probablemente, la línea del toreo que persigue: desmayado, templado, acinturado, caído de hombros. Pero el exceso de toques dinamitó ese camino. La obra perdió la brújula hasta que de nuevo el toreo despacioso y en redondo brotó. Un excelso cambio de mano apuntó el yacimiento no explotado de la embestida a izquierdas. Los doblones desprendieron sabor. Desgraciamente lo que se despredió de la cruz fue una estocada baja que desligitimaba la petición. La vuelta al ruedo valía como consolación por los momentos brillantes. O tampoco. Otro espadazo en los blandos se cargó también lo hecho con un quinto cinqueño, hondo y cuajado. Un mansote sin maldad que Joselito Adame toreó en otra versión más despatarrada.

Barqueito – Torosdos:  Los dos toros de Joselito Adame tuvieron en común la nobleza y, además, una querencia a tablas no del todo incorregible. En tenerlos lejos de querencia y desengañarlos estribó el mérito de las dos faenas de Adame. Y no solo. En saber tenerlos en la mano también. Tuvo una apertura muy graciosa de toreo andado –recurso habitual en el torero de Aguascalientes- y un final por abajo y genuflexo. Censuraron una estocada demasiado desprendida. Se protestó la vuelta al ruedo. Al gordinflón quinto, que se iba a tablas en cuanto encontraba vía, le buscó Adame las vueltas y las cosquillas, y lo acabó pasando como el que torea un mosquito. También la espada se fue dos o tres dedos de la línea que divide a los toros por el lomo en dos mitades.

Twitter @Twittaurino

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s