Observatorio taurino. Morante: ¿Ausente de la Feria de Abril?


Por Álvaro R. Del Moral.

La reaparición del diestro de La Puebla, de la mano de Manolo Lozano, es un hecho. El flamante apoderado ya ha avanzado que el torero podría retrasar su puesta en marcha a las ferias del verano dejando desarbolado el esqueleto de la temporada sevillana. ¿Comenzará la temporada en el mes de junio?

Todo está consumado: Manolo Lozano, ese verso suelto de la poderosa familia taurina de La Sagra, ya es el nuevo apoderado de Morante. El diestro de La Puebla volverá a enfundarse el chispeante pero, ojo, podría retrasar su nueva vuelta del Parnaso hasta el estreno del verano. Las alarmas ya se han encendido en los despachos de la calle Adriano. La decisión de Morante, que dejaría pasar en blanco la Feria de Abril, dinamitaría el esquema natural de la temporada baratillera y obligaría a la empresa Pagés a pujar más fuerte o asumir las consecuencias. Se trataría de trazar un plan B para el que cuenta con poquísimos, mimbres.

La decisión nos asoma a la trastienda del toreo: ¿Pretende Morante tensar la cuerda para subir sus honorarios en Sevilla? ¿Quiere pasar un año en barbecho después del patinazo taquillero del pasado año? ¿Pretende crear un estado de expectación mirándose en el dudoso espejo de José Tomás? Pues ni idea…

Algunas claves del acuerdo

El acuerdo de Morante y Lozano abarca una única campaña y dejaría libre al torero para afrontar la temporada 2019 con la agenda en blanco. Morante, para entonces, estaría a punto de cumplir 40 años y su flamante apoderado andaría muy cerca de los 90. Con ese panorama, la cuerda no se podrá estirar demasiado por ninguno de sus cabos. A pesar de caminar contra la tozuda realidad del calendario, la pareja ilusiona. Ya lo dijimos un día: Morante quiere torear menos pero quiere torear mejor. Hablan de 25 ó 30 tardes; el artista cigarrero -posiblemente- querría que fueran menos. Su decisión sí ha logrado un objetivo: convertir la fecha y el escenario de su reaparición en un auténtico acontecimiento. ¿Se elevará su papel? ¿Subirá su cotización? No es descaminado. Pero luego tiene que salir el toro, un capítulo al que el diestro de La Puebla debe prestar una atención especial para rentabilizar sus esfuerzos.

Posiblemente necesitaba dar este paso atrás para dar dos hacia delante. Una cosa está clara: Bailleres, la FIT, Zalduendo, Barrera y el resto de la tropa han quedado amortizados.

Publicado en De Toros en Libertad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s