Es lo que digo yo: La Encrucijada de José – Comienza la Temporada Grande 

Por Luis Cuesta –  De SOL y SOMBRA.

Finalmente tras una larga espera este domingo 19 de noviembre iniciará la Temporada Grande 2017-2018 que nos trae en cuanto a toreros un cartel equilibrado, pero que deja mucho que desear en el renglón ganadero.

La Temporada Grande es una de las grandes tradiciones de la capital mexicana desde hace más de un siglo, para un espectáculo que ha tenido a lo largo de su dilatada historia infinidad de análisis, definiciones, e intentos de encasillamiento; con resultados igualmente variados. Así, ha sido catalogada, entre otras muchas etiquetas, como un evento cultural, un espectáculo de masas (quizás el primero de las sociedades modernas), una reliquia antropológica, una gran fiesta popular, e incluso como un gran negocio.

El poeta Federico García Lorca llega a afirmar en sus “Alocuciones argentinas” que “el público de toros es el único público que no es de espectadores, sino de actores”, y que “el torero es una forma sobre la que descansa el ansia distinta de miles de personas y el toro el único verdadero primer actor del drama”.

De aquella sociedad del siglo XIX y del XX casi nada queda, hoy la afición taurina como todo en esta vida también ha evolucionado. Algunos recuerdos permanecen de aquella tauromaquia que escribió con letras de oro su historia desde la época de Gaona o  Manolete, de Silverio, de Cagancho o de Procuna, del Calesero o de Paco Camino, de Manolo Martínez o de Miguel Espinosa Armillita.

Con la inminente evolución el comportamiento del público de los toros también se ha “dulcificado”. Solo anécdotas quedan de aquél público temible del Toreo o de los inicios de la Plaza México, tremendamente activo y participativo, capaz incluso de producir daños irreparables a los profesionales y empresa. Fotografías y recuerdos de un público bronco que, cuando se consideraba engañado, no dudaba en saltar a la arena y provocar un altercado; el público se ha transformado hasta llegar a uno pasivo, al que poco le importan los reglamentos y sus autoridades, e incapaz en la mayoría de las tardes de hacerse respetar frente a los excesos de un sistema que permite muchos abusos gracias a la pasividad del tendido.

También la afición capitalina pasó de la época de las tercias doradas y manos a manos que paralizaban la capital, a los tiempos de Rafael Herrería cuando llegaron con mayor fuerza las corridas de cuatro matadores, para nuevamente regresar a los recientes manos a manos, algunos de ellos, por cierto, antinaturales.

Hace un año un fatídico mano a mano entre José Adame y Andrés Roca Rey, nos demostró que cuando no hay una rivalidad directa, generalmente no hay emoción ni pasión.

A todos nos gustan los mano a manos pero hay que tener cuidado y no caer en excesos, para no hacer de algo ordinario algo extraordinario.

Hay excepciones y ejemplos clamorosos.

Tenían razón de ser que se anunciará un mano a mano entre Manolo Martínez o Paco Camino, que habían dividido a la afición de México, o Armillita Chico y Jorge Gutiérrez, pues personalizaban el enfrentamiento de las aficiones del momento; o Eloy Cavazos y Cesar Rincón, dos figurones que tenían prendida la mecha de la afición en cada tarde que se les anunciaba. En pocas palabras había rivalidad, había interés, apasionamiento y deseos en los aficionados de que su torero “bañase” al otro y también de los propios toreros.

El mano a mano de este domingo resulta muy interesante en el papel, pero en el fondo me da la impresión que resulta demasiado desequilibrado y ventajoso.

No hay que olvidar que la única razón de ser de un mano a mano es para medir la rivalidad de los toreros. Desequilibrado resulta porque en el caso del Juli y José Adame esa rivalidad es prácticamente inexistente en los ruedos, ya que estos toreros fuera de nuestro país rara vez se ven las caras en alguna plaza de Europa.

Y resulta ventajoso porqué la empresa qué también apodera a José Adame, nuevamente intenta catapultar a su torero hacia la cumbre del toreo en México por todos los medios y como prueba de esto revisemos el número de toros que ha estoqueado el torero hidrocálido desde que Tauro Plaza – ETMSA maneja la plaza:

Temporada 2016-2017

  1. 3 Toros con Roca Rey.
  2. 6 Toros en su encerrona.
  3. 2 Toros con Pablo Hermoso de Mendoza y Sergio flores.

Temporada 2017-2018 

  1. 3 Toros con Juli.
  2. 2 Toros con Enrique Ponce.
  3. 1 Toro con José Tomás.
  4. Más lo que se acumule para la segunda parte de la temporada 17-18.

Diecisiete toros en seis actuaciones estaría sumando Adame si todo sale de acuerdo a lo planeado.

Si José Adame quiere convencer al más del cincuenta por ciento de la afición que todavía no cree que ha alcanzado el título de figura del toreo, el tiempo y las oportunidades se le están acabando.

Pero afortunadamente para él, este domingo tiene una oportunidad de lujo para demostrarlo ante una gran figura histórica del toreo que ya nada tiene que perder, con un ganado de lujo para poder soñar con el toreo.

Pero no todo será un camino de rosas para el mexicano, la afición lo medirá con lupa y seguramente le exigirá que demuestre en el ruedo todo lo que ha venido declarando fuera de los ruedos en medios Europeos y de México en la presente temporada.

Esperemos que en esta ocasion Adame deje a un lado esa soberbia (que tienen las verdaderas figuras que ya alcanzaron ese título) y que todo lo que ocurra este domingo este presidido por la rivalidad y que los quites de un matador sean respondidos por el otro; así como cualquier detalle que se produzca durante el festejo sea replicado por los alternantes.

Eso es una verdadera rivalidad, lo demás será lo de menos y de no producirse todo esto, el festejo quedará reducido a una estrategia comercial y no en un reto personal para sus alternantes.

El Juli y José Adame no representan conceptos diferentes del toreo, pero sí son dos toreros que generalmente salen a triunfar independientemente de las condiciones de los astados.

Con todo esto la mesa esta puesta para que este domingo inicie la Temporada Grande 2017-2018 y también para que Adame intente nuevamente escribir con letras de oro su propia historia.

¿Se atreverá José a dar el paso pa’ lante y callar todas aquéllas “lenguas viperinas” que tanto incómodan al torero y a sus seguidores?

Llegó la hora de hablar en el ruedo.

Es lo que digo yo.

Twitter @LuisCuesta_

Anuncios

Un comentario en “Es lo que digo yo: La Encrucijada de José – Comienza la Temporada Grande ”

  1. Reblogueó esto en DE SOL Y SOMBRAy comentado:

    Por Luis Cuesta – De SOL y SOMBRA.

    Finalmente tras una larga espera este domingo 19 de noviembre iniciará la Temporada Grande 2017-2018 que nos trae en esta ocasión en cuanto a toreros un cartel equilibrado, pero que deja mucho que desear en el renglón ganadero…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s