“El toreo no tiene más que una escuela: transmitir o no transmitir”

Por Luis Nieto.

El novillero Daniel de la Fuente (La Puebla del Río, 1995), ganador del ciclo de promoción en 2017 en La Maestranza como alumno de la Escuela de Sevilla, ha reforzado su equipo de cara a su primera temporada con picadores. Sobrino de los rejoneadores Peralta, vinculado a Morante, está ligado al mundo ganadero -la familia de su padre es propietaria de Dolores Rufino, que pasta en La Puebla-.

Daniel, ¿qué planteamiento tiene para 2018?

Me gustaría debutar en Olivenza y si no fuera ahí Sevilla es un escenario bonito y que me gusta” Quiero demostrar en este nuevo escalafón que lo del año pasado no fue fruto de la casualidad”

-Triunfar en todas las plazas que toree y que la gente se ilusione con mi toreo. Cuento con un equipo formado por Rafa Peralta, Emilio Rivero, Nacho Moreno de Terry y Antonio Garzón y muchos aficionados que confían en mí.

-¿Dónde y con qué cartel le gustaría debutar con picadores?

-Olivenza es la primera de la temporada y han contado con el triunfador de las novilladas de promoción de Sevilla. Si no fuera ahí, Sevilla es un escenario bonito y que me gusta. En cuanto al cartel, en ambas plazas los toreros son punteros. Me gustaría una ganadería que se adecúe a mi forma de expresar el toreo.

Defina 2017.

-Fue el inicio de un largo camino.

-¿Qué sintió como triunfador en La Maestranza?

-Ya pasó. Sentí un poco la recompensa del trabajo hecho y de haber toreado a gusto.

-¿De qué manera le ha servido?

-Principalmente para que se arreglasen algunas cosas en 2017 y por el tema moral: todo trabajo tiene una recompensa. Pero todo es pasado. Me dio mucha moral porque soy consciente de que fuimos dieciocho aspirantes y fui el triunfador. Si lo hice una vez lo puedo conseguir más veces. Quiero demostrar en este nuevo escalafón que lo del año pasado no fue fruto de la casualidad.

-¿En cuántas novilladas sin caballos toreó?

-En total, unas treinta; de ellas, casi una veintena el año pasado.

-¿Lo más destacado?

-La final de Sevilla por la repercusión y el éxito y en Valverde del Camino pude torear un novillo a gusto.

-¿Qué persigue con su toreo?

-Intento que la gente se emocione y que yo sepa transmitir. Camarón decía: “El flamenco no tiene más que una escuela: transmitir o no transmitir”. Y eso es lo que busco en el toreo porque el toreo no tiene más que una escuela: transmitir o no transmitir.

Tras la etapa sin picadores, ¿cómo ve ahora el panorama de cara a su próximo escalafón?

-Comienza la realidad porque hay pocas novilladas picadas. Pero no me preocupa lo que vaya a pasar. Soy feliz haciendo lo que hago ahora.

-¿Ha crecido mucho desde entonces?

-Sí. Tanto interiormente como en la manera de torear y además he madurado bastante frente a la vida.

Por cierto, ¿cómo lleva sus estudios?

-Estoy estudiando segundo de Magisterio y voy bien. Me gusta estudiar. Y es una manera de acercarme a otras personas fuera del mundo del toro.

-¿Cómo reaccionan sus compañeros cuándo les dice que es torero?

-Bien. Algunos se interesan y les he llevado al campo. Aprenden. Es la mejor manera de que se acerquen a la Fiesta. Eso y que me vean torear.

Diario de Sevilla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s