En Val’Quirico un mal sabor de boca con los Hermoso / En Arroyo la autenticidad

Bregando: El Gusto de Torear.

Por Jaime Oaxaca.

El pasado fin de semana, el sábado, hubo una corrida de rejones en Val’Quirico, Natívitas, Tlaxcala. El domingo, un festival privado gratuito en la placita de Arroyo, en la Ciudad de México; ambos nos dejaron con diferentes sensaciones.

En Val’Quirico actuaron Luis Pimentel, Sebastián Torre y los Hermoso de Mendoza, padre e hijo. En Arroyo un festival gratuito, festejaron el cumpleaños de los hermanos Antonio y Juan Casanueva. Antonio cumplió 80 años, Juan, 75. Hace algún tiempo Toño es historiador, narró corridas por radio y fue columnista taurino.

Actuaron los chavales Santiago y Ricardo López Ortega, y Santiago Martínez, alumnos de la Academia Taurina de Guadalajara, Miguel Casanueva, quien fuera novillero, Gustavo de la Cruz Luguillano y Pepe Arroyo III.

En Val’Quirico no se respetó la tauromaquia, al juez se le pasó la mano al conceder los premios, fue presionado por los propios toreros. Pablo Hermoso se ve fatal limosneando orejas.

En Arroyo fue lo contrario, la ilusión de tres chicos actuando con ganas de ser toreros y tres aficionados enamorados de la fiesta. Su objetivo no es obtener premios. Las reses vivas no se mutilan, si no se matan (aunque sea por indulto) no se les pueden cortar las orejas ni el rabo.

Los erales de Vicencio, de la línea Ponce de León, salieron bravos. El de Miguel Casanueva rasgó un capote, supusimos que estaría en puntas. Cuando le pregunté al torero porque no les habían dado coba, respondió: se ven muy feos. Luego me aclaró que sólo les habían dado una leve limadita.

A las cornamentas les quitaron menos de lo que exigen algunos novilleros o matadores vigentes, toreros mal acostumbrados que sólo actúan si el serrucho es grande. ¿A los toreros actuales no les dará vergüenza que sus toros se vean feos? Les vendría muy bien platicar con Miguel Casanueva quien se respeta como torero. Miguel anda por los 68 años de edad.

Los tres chiquillos que actuaron en Arroyo son alumnos de Pablo Miramontes, quien se encarga de los principiantes de la academia. Torearon bravas becerras de la dehesa de José Rodríguez, dos chavales vistieron a la usanza charra y uno de corto. Hubo demostración de buen toreo, de casta, de valor, las veces que fueron arropados se levantaron yéndole nuevamente al toro sin mirarse la ropa. Seguramente creerán que lo único a lo que enfrentarán es el toro, aún no saben ni entienden de corrupción, ni del mecanismo taurino de la tauromafia. Sueñan con ser toreros por el puro gusto de torear.

En Val’Quirico, el hijo de Pablo salió a hombros, eso es cierto, pero fue una vacilada.

El joven mostró carencias propias de su inexperiencia. Se enfrentó a un manso parado por el castigo, al que no podía sacar de tablas. Pablo gritaba instrucciones desde el callejón, José Francisco Serrano, su peón de brega, pedía al director de la banda de música que tocara “la de acá”, para animar a los asistentes. El Joven batalló para meter el rejón de muerte, el novillo cayó cuando nadie lo esperaba, tanto que Guillermo ya iba con el verduguillo. Inexplicablemente le concedieron dos orejas.

Pablo invitó al hijo a participar en su novillo, que sin ser nada del otro mundo tenía calidad, padre e hijo tiene bien hecho el número de las colleras. Tanto Pablo como Guillermo presionaron a usía para que concediera el absurdo indulto. En el colmo de la desvergüenza, a cada uno de los Hermosos les dieron un rabo. Las estadísticas ya registran dos orejas y rabo para cada uno.

El próximo agosto, Guillermo Hermoso de Mendoza cumplirá 19 años de edad y 3 de su debut profesional. Actuó una tarde en 2016, 6 en 2017 y lleva 6 este año. Ya está anunciado para matar dos novillos en la primera corrida de Texcoco, alternando, ni más o menos, con Joselito y Luis David Adame. Échese ese trompo a la uña.

Total en Val’Quirico nos quedamos con mal sabor de boca, con una sensación festiva, sin seriedad. En Arroyo fue de autenticidad con tres chavalillos que empiezan y tres aficionados prácticos que no tienen como objetivo cortar orejas, estuvieron en el ruedo por el gusto de torear.

Publicado en El Popular

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s