Ocho con Ocho: Caporal Por Luis Ramón Carazo

En la México, el 11 de marzo de 2018, al finalizar la novillada tlaxcalteca de Santo Tomás, propiedad de Sergio Hernández Cosío, fue muy emotivo ver que él aún muy joven ganadero, al ser requerido por la afición, para dar una vuelta final al ruedo, después de la lidia de seis novillos con muchas cualidades positivas, invitara a su caporal, José Pozos Valencia para que lo acompañara en el periplo.

Hecho inédito en México (dónde generalmente pasa desapercibida la figura de quién día con día convive con el ganado en el campo y siempre está al pendiente a lo largo del año de todas sus necesidades) el compartir con el propietario (quién también le invierte mucho tiempo) el merecido homenaje a la codicia, estilo, clase y nobleza de los astados, dos de ellos tercero y sexto con arrastre lento, el cuarto fue el lunar del encierro y al sexto lo sacó a flote su comportamiento, pues era muy terciado.

Desde luego gran alegría es constatar que en los tres toreros intuimos que hay futuro en los mexicanos para llegar a otras alturas, así lo demostraron André Lagravere, José María Pastor y en especial José María Hermosillo, quienes en diferentes pasajes de sus faenas practicaron un toreo fresco y demostraron incipiente madurez, en su aún joven carrera.

Fue esperanzador que el ganadero y los toreros con su juventud, nos den aliento para sentir que las generaciones que nos siguen, le están poniendo coraje y afición, cada uno en lo que le toca para dar continuidad al toreo.

Me gustó que los toreros mexicanos interpretaran sus faenas en el estilo que gusta en México, haciendo acopio de largueza y temple, que desde luego les permitieron los astados de Santo Tomás y si no hubo más trofeos que dos orejas, una para André y otra para Hermosillo, fue porque en la suerte suprema es importante que remachen lo que consiguen con el capote y la muleta, y a los tres les falta más tranquillo, en ese renglón Pastor preocupa por eso se fue sin trofeos.

Lamentamos el percance del muy buen varilarguero César Morales, quién en ambulancia se fue de la plaza, producto de un derrote del astado que alcanzó el estribo de metal que a su vez le pegó en la cabeza, para que César sufriera un desmayo y los médicos de plaza lo trasladaran a la clínica para darle seguimiento hasta (deseamos) su pronta recuperación.

Vivimos pues un fin de semana taurinamente agradable en La México con las calas del sábado y luego la novillada del domingo que reitero, fue sumamente interesante.

Esperemos que los festejos continúen por ese mismo sendero, que los que siguen, nos deparen la agradable sorpresa de ver novillos con posibilidades y novilleros que en la medida de su experiencia aprovechen la oportunidad, que es de oro, que en el ruedo podamos ver como ya el subalterno Cristian Sánchez sigue acumulando salidas al tercio por sus grandes pares de banderillas que ahora acumulan 78, entre corridas y novilladas.

Dicen que la esperanza en cualquier actividad humana es la última que perece y la novillada del domingo 11 de marzo de 2018 en La México nos lo demostró, nos dejó un grato sabor de boca que hace concebir buenos augurios en lo que sigue a futuro, en los muchos festejos novilleriles que aún nos faltan por ver, en el certamen Soñadores de Gloria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s