Observatorio taurino: Lo dijo Ortega y Gasset…

image_content_19858731_20180605110804.jpg

La historia de este país está indisolublemente unida a la de las corridas de toros. Ya lo señaló el genial filósofo. La sentencia cobra inesperada actualidad con el nuevo e improvisado mapa político. Pero en la semana que se fue se habló de otras cosas…

Por Alvaro R. del Moral.

Talavante: ¿de vuelta a la independencia?

Ha sido la noticia más llamativa de la semana que quedó atrás. El diestro extremeño ha decidido plantar a Toño Matilla en el meollo de la temporada. Sus razones tendrá. En los entresijos del mundillo se apunta a un histórico nombre del apoderamiento para suceder al controvertido empresario charro. Hablamos de un taurino atípico y larga trayectoria, responsable de la forja taurina de una de las figuras más carismáticas de los 90 y uno de los ideólogos del código de conducta de cierto torero de Galapagar. Talavante, fiel a su estilo, volvería así a dar un radical golpe de timón a la gestión de una carrera que, ojo, ha necesitado de estabilidad en los despachos para contrarrestar la crónica falta de constancia y su exasperante irregularidad. El matador pacense, eso parece, se ha venido arriba con sus últimos recitales. Pero el ritmo debe ser continuo…

Poniendo la moviola a funcionar…

Cuando se navega desde la independencia sólo vale lo hecho en el ruedo. Con su presunto y nuevo estatus El Tala tendría vedadas sustituciones como las de San Miguel de Sevilla o la recentísima de San Isidro en Madrid que, con o sin puerta grande, dejó en las puertas a toreros jóvenes a los que se les niega el futuro. Si el extremeño escoge el camino de la independencia le tocará batirse el cobre. En el recuerdo reciente está la historia de sus apoderamientos con Manuel Martínez Erice, Curro Vázquez, la FIT de Bailleres y… Matilla. Y hablando de Matilla: el desembarco de Juan Reverte en El Puerto de Santa María coloca a su Plaza Real en la órbita de los poderosos y sigilosos empresarios salmantinos. Y del bajo Guadalete nos marchamos al alto Guadalquivir, haciéndonos eco de la incomprensible decisión del que un día fuera codiciado trofeo Manolete. Ha quedado desierto por quinto año consecutivo en base a la absurda reivindicación de un pretendido prestigio que debía encontrarse en otros rincones de la ciudad de los discretos. Tenían a huevo entregárselo a Morante, que firmó el primer recital de su particular temporada de arte y ensayo en el Coso de los Califas. Pero la decadencia taurina de la patria chica de Manolete no tiene remedio y se enreda en su propio bucle melancólico. La oportunidad de reivindicar taurinamente la ciudad ha sido desperdiciada lastimosamente. Córdoba, lejana y sola…

Del gobierno: son tiempos de pan llevar…

No, no se trata de hablar de política. A estas alturas estarán más que hartos del asunto. Pero el abanico multicolor del nuevo gobierno de esta vieja y maltratada piel de toro no pinta el mejor escenario sociopolítico para el mundillo de las sedas y los oros. Eso sí: no está de más recordar que el toro y su universo siguen siendo patrimonio cultural inmaterial. Pero tampoco hace falta ser demasiado avispado para saber que la caída de la Fiesta figura en el listado de reivindicaciones de la dudosa tropa que acompaña al señor Sánchez en su azarosa aventura. En estos tiempos de seguras zozobras tendríamos un cabo al que agarrarnos. La prócer socialista Carmen Calvo ya tiene plaza segura en el segundo asiento del banco azul. Calvo nunca se ha mordido la lengua al hablar desacomplejadamente de su afición a los toros. Aún se recuerda la cariñosa bronquita que le dirigió a Miguel Ángel Perera. Fue en el Ateneo y en el transcurso del brillante acto que recordó la génesis de la generación del 27 en torno a la figura de Sánchez Mejías. La inminente vicepresidenta del gobierno de España demandaba al gremio de la coleta una presencia más decidida y operante en la sociedad de hoy. ¿Puede ser la antigua profesora de Derecho Consitucional la barrera que contenga el asalto del abolicionismo? Visto lo visto, es de los pocos clavos a los que agarrarse. Al sector le conviene no perder la cara a este toro. Las zancadillas serán sutiles. Ojo…

Publicado en EL CORREO WEB

logo-prueba-7

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s