Es lo que digo yo: La escasa asistencia a las corridas en Vista Alegre

Por Luis Cuesta – De SOL y SOMBRA.

Algo pasa en Bilbao y muy grave, ya que la gestión de la empresa de los Chopera (& FIT) parece que finalmente ya ha tocado fondo, por lo menos las cifras hasta hoy así lo demuestran.

El primer día casi 6.800 entradas se quedaron sin vender, el segundo día se quedaron 8.860 entradas sin vender, más del 60% de la plaza, y el tercer día más de 9.200 entradas.

En la cuarta corrida, el día fuerte de la feria, 3.200 entradas se quedaron sin vender y en la quinta corrida casi 6.000 entradas. Hoy la plaza lució menos de media entrada y aunque para mañana viernes con el regreso de Roca Rey (el único torero con tirón taquillero) y el sábado con Ponce y El Juli se espera que mejoren las entradas, será difícil para la empresa equilibrar las cuentas.

La realidad es que el balance económico de la plaza de Vista Alegre está en entredicho por las pérdidas acumuladas en los últimos años, aunque el Ayuntamiento que participa en la gestión defiende que los toros si dan beneficios a terceros (hotelería, restaurantes, museos, transporte, etcétera).

Este grave problema qué vive el coso de Vista Alegre, es en palabras del crítico taurino Paco Cañamero del portal Toros en el Mundo: “Una prueba de que la Tauromaquia necesita ya mismo una regeneración en todas sus estructuras o, irremediablemente, está condenada a morir mucho más pronto que tarde. No es nuevo lo que ocurre y era algo que se veía venir y llevábamos tiempo denunciando.

Porque la Tauromaquia es el único sector que jamás se ha preocupado del cliente, ni ha cultivado el futuro en el fomento y protección de las becerradas y novilladas –especialmente las picadas-. Y con ello hemos llegado a un escalafón tan caduco y envejecido donde los principales nombres superan las dos décadas de alternativa.

Ha sido el norte y sus otroras grandes ferias, con la excepción de San Fermín, las que han puesto a casi todos de acuerdo -excepto a algunos pesebreros y quienes laboran en el ‘sistema’ que se aferran interesadamente a ocultar la realidad- en que esto ha reventado y se actúa ya o estamos en la cuenta atrás del final de la Tauromaquia.

La mejor muestra es ver cada tarde el estado de los tendidos de la bilbaína Vista Alegre, dominados por el azul de sus butacas vacías. Y eso ocurre en una feria que hasta hace una década era la más importante de la temporada, tras Madrid y Sevilla” señala atinadamente Cañamero.

Y con esto no se trata de señalar a unos cuantos culpables, porque aquí la culpa es de todos y nadie se salva, pero mientras los antitaurinos sigan en casa y sus aduladores en un intento por salvar la fiesta a toda costa les sigan tapando sus tropelías, esto parece que tiene sus días contados no solamente en España, sino también en otras ciudades del mundo, como en la capital mexicana, en donde la Plaza México se ha ido vaciando año con año y con su decadencia, ha afectado seriamente la columna vertebral del espectáculo taurino en México.

Hay que aceptar que el enemigo principal está en casa, no busquemos culpables en Asociaciones Animalistas, Palacios de Gobiernos y en Congresos. Hay que limpiar primero nuestra casa y regresarle al espectáculo taurino su grandeza y la seriedad de antaño. El hilo negro ya está inventado.

Es lo que digo yo.

Twitter @LuisCuesta_

Anuncios

2 comentarios en “Es lo que digo yo: La escasa asistencia a las corridas en Vista Alegre”

  1. Corto y por derecho. Me uno al comentario certero de mi antecesor y por lo que se ve gran aficionado mexicano. Rafael Mellado Marín desde Málaga, España.

    Me gusta

  2. Gran parte de la gente que ha dejado de asistir a la Plaza de Vista Alegre no son aquellos que sólo van a ver toreros, como dijo el ganadero de Núñez del Cuvillo, se cansa de ver la misma película con las figuras que, extrañamente siempre les “tocan” los peores encierros, de las ganaderías de siempre, toros bien presentados para Bilbao, pero sosos, descastados, sin fondo, que ruedan por la arena o huyen a tablas al verse podidos. Los aficionados ya no se tragan los gestos de desaprobación o de sorpresa aparente de Ponce, El Juli y otros más ante el escaso juego que muestran los toros que ellos mismos escogen. Y ya no digamos en plazas de segunda en pueblos, donde el espectáculo ofrecido al público raya en lo ridículo por el trapío y la manipulación evidente de los astados. Desgraciadamente la fiesta pasa su peor momento, y lo peor, no se ve la solución, el enemigo de la fiesta está dentro.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s