Solo para Villamelones: Vientos de esperanza

José María Hermosillo.

Por Manuel Naredo.

Pareciera que vientos nuevos y esperanzadores se sienten en el mundo taurino nacional en materia de novilleros. Vientos que, hay que reconocer, suelen presentarse, en mayor o menor medida, por estas fechas del año, pero que muchas veces se van diluyendo con el paso del tiempo, la llegada de la alternativa y la realidad de la demanda profesional.

Por estas fechas podemos siempre hacer un recuento de los novilleros mexicanos que, haciendo campaña en España, han ido destacando y mostrándonos sus posibilidades y alentadores futuros. Ejemplos de años anteriores son suficientemente claros: Luis David Adame, Leo Valadez, Sergio Flores… No todos con resultados inmediatos tras el doctorado.

Esta que está por concluir en Europa, ha sido una temporada especialmente esperanzadora para el toreo mexicano, ya que han empezado a sonar nombres que alientan las buenas expectativas y nos hacen pensar en renovados tiempos. Todo ello, como la Fiesta misma, con la incertidumbre de lo que está por venir.

Diego Sanromán, hijo y nieto de toreros, ha dado un campanazo interesante, triunfando en plazas importantes, pero sobre todo, levantando expectación e interés. André Lagravere, hermano de otro torero que empezó niño y a quien apodan “El Galo”, realizando una intensa y exitosa temporada. Miguel Aguilar, hermano del recientemente desaparecido Mario Aguilar, triunfador rotundo de certámenes novilleriles. Isaac Fonseca, aún sin debutar con caballos, saliendo por la puerta grande de casi todos los cosos donde se ha presentado, y a punto de debutar en Las Ventas madrileña. Arturo Gilio, hijo de torero, que ha ido y venido hasta España con buenos resultados en ambos lados del Atlántico. Alejandro Adame, hermano menor de Joselito y Luis David, que se ha ido preparando concienzudamente, y que se mantiene en tierras del viejo mundo desde hace varios años. Juan Pedro Llaguno, hijo y hermano de toreros y miembro de una familia taurina de abolengo, que se ha mantenido firme en su preparación profesional en Sevilla.

Por estos lares también han sonado con fuerza novilleros como Héctor Gutiérrez, que también fue a España y que acaba de cortar una oreja en La México; Francisco Martínez, que decidió quedarse aquí, consiguiendo una temporada intensa; Ricardo de Santiago, José Sáinz, José María Hermosillo, Roberto Román, Sebastián Ibelles…

Nombres que, en mayor o menor medida, nos ayudan a mirar con optimismo al futuro taurino mexicano. Ellos tendrán que ir escribiendo esa historia, y aunque, sin duda, en el camino muchas cosas pueden suceder, por el momento, nos permiten sentir vientos de esperanza.

Publicado en Diario de Querétaro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s