Aguascalientes Corrida del 443 Aniversario: Cuando las piezas no embonan…

Continúan los abusos en Aguascalientes.
Continúan los abusos en Aguascalientes.

Por José Aguilera.

Cuando las piezas no embonan, ni aunque trates de que sea a la fuerza, sabes que el resultado no es el óptimo. Cuando las piezas no embonan sales de la plaza de toros con un sinsabor en la boca.

Cuando las piezas no embonan es porque a Antonio Ferrera no se le vio firme con el toro que debió estarlo y con los que quiso estaban totalmente desfondados en el tema de bravura.

Cuando las piezas no embonan no encuentras la casta en los bureles, para colmo un toro se te despitorra obligándote a regalar un astado que no ayudó más que a alargar el festejo y, por último, la suerte suprema no es de la mejores tardes en que la ejecutas, como le ocurrió a Joselito Adame.

Cuando las piezas no embonan, sin pasar por un mal momento en tu carrera, como El Payo, te toca el único toro bravo, fijo y emotivo de la corrida, lo mandas al destazadero con la posibilidad de otros veinte derechazos y de encumbrarte fuertemente tras una faena que pudo ser inolvidable. Finalmente, tras algunos gritos a los lejos de “¡Toro!” y después de matar, te terminan concediendo dos orejas que acabaron siendo protestadas.

Cuando las piezas no embonan la bravura solo aparece en un astado de ocho que saltaron al ruedo, con un encierro parchado por necesidad y disparejo de presentación por obviedad.

Cuando las piezas no embonan, apruebas y reseñas “algo” para que se dé el festejo, se pierden cerca de treinta minutos para que salga el primer toro desde el paseíllo, la gente aplaude que un torero pare el abuso de ordenar, desde el palco de la autoridad, a que la banda suene de inmediato durante la faena; además de que te protestan el que los únicos dos apéndices que otorgaste lo hiciste de forma inmerecida.

Cuando las piezas no embonan…¡Cuidado!

Es momento de que las piezas embonen porque si esto no sucede muy pronto nos podremos lamentar de haber tenido todo en las manos y no haber hecho nada contundente para defender, desde adentro, a una fiesta que es única y con la que, por desgracia, muchos quieren acabar allá afuera.

Antonio Ferrera con el abreplaza, Conspirador de De la Mora, se excedía en ocasiones al abrirlo con la muleta y ello no gustó a un sector del público. No estuvo del todo confiado con un toro que tenía y mostraba peligro. Tres pinchazos y un bajonazo lo hicieron retirarse entre abucheos. A Dije, de San Isidro, le pesaron los kilos, tuvo poca movilidad y nulo fondo, batallando el diestro español para sacarle algo de faena. A Bombón, sobrero de regalo de la ganadería de esta última ganadería, el de Buñola le extrajo algunos detalles emotivos y saludó desde el tercio después de haberlo pasaportado.

Joselito Adame se pegó un arrimón ante Ojos Claros, de De la Mora, llegando a conectar con algo de toreo bullidor. Mató hasta el tercer intento. 443 Aniversario, de San Isidro, se rompió el pitón derecho en el primer tercio, acusó ello en un nuevo remate contra un burladero, al iniciar la faena de muleta, ocasionando que la gente presionara para que el coleta hidrocálido obsequiara un astado más. El octavo de la noche Gente Buena, de la dehesa Refugio Peña, se paró pronto y no se prestó para el lucimiento del de a pie.

Octavio García El Payo toreó exquisitamente de capa a Volcán, de De la Mora, en el tercio final comenzó haciendo templada y buena faena, después por dejarle la muleta en la cara se terminó enredando al astado sin poder estructurarle una labor constante y armónica con series largas. Por el izquierdo el burel no mostró cualidad alguna, pero por el pitón derecho humillaba emotivamente, con bravura y clase, además de haber mostrado fijeza. Tras estocada casi entera, en buen sitio, al matador queretano le dieron dos orejas, recriminadas por varios de los presentes. Los restos del toro recibieron merecido arrastre lento. Al sexto, Viva Aguascalientes´n, de San Isidro, poco le pudo hacer aunque él estuvo dispuesto.

Aguascalientes (México). Plaza de Toros Monumental. Corrida del 443º aniversario de la ciudad. Cerca de dos tercios de entrada en tarde con viento. Ocho toros de dispareja presentación, siendo bueno el tercero de la tarde: Cuatro de San Isidro (4º,5º, 6º y 7º de regalo), tres de De la Mora (1º, 2º, 3º) y uno de Refugio Peña (8º de regalo)

Antonio Ferrera (Sangre de toro y oro): División de opiniones en su lote y salida al tercio en el 7º que fue de regalo.

Joselito Adame (Verde manzana y oro): Palmas, silencio y palmas en el 8º que fue de regalo.

Octavio García “El Payo” (Gris y oro): Dos orejas protestadas y salida al tercio.

Destacó en banderillas y en su labor de brega Víctor Mora. Se ordenó merecido arrastre lento a los despojos del tercer toro de la ganadería De la Mora.

Después del paseíllo se realizaron honores a la Bandera de México y se interpretó el Himno Nacional ante la presencia del Ejército de la 14va. Zona Militar.

Publicado en Por el Pitón Derecho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s