La blandenguería, es la orfandad de la fiesta Por El Bardo de la Taurina

Si no hablo es porque callo, como queriendo no desgastarme, que viene casi siendo lo mismo que parlotear y no ser escuchado o decir algo a sabiendas de que no se está expresando uno correctamente. Pero lo peor es el delirio de creer que sí lo escuchan a uno, y más aún, el acabose es el pensar que a uno siempre le asiste la razón, aunque de todos estos rangos pienso que lo más grave sería no tener libertad.

Estas observaciones pueden encajar en muchas de las áreas de los actuales pantanos tricolores, a los cuales no escapa desde luego la fiesta brava, en la que solo los que encajan dentro de los primeros renglones pueden pensar que goza de salud.

Yo me pregunto:

¿Acaso no cree usted que en todos los sentidos, políticos, culturales y taurinos así han sido últimamente las cosas en México?

En lo taurino por ejemplo ¿que ya se nos olvidó el trato que se le dio a la empresa de Cinco Villas? O es necesario que tome yo una frase de una producción filmográfica en donde un político de la vieja guardia le dice a otro pujante que una vez escucho decir a Plutarco Elías Calles “que en política para ser feliz, hay que olvidar”

Con esto quiero aclarar que yo no estoy pidiendo que se olviden las cosas, por el contrario, exhortó a que siempre se tenga presente alguna pregunta, cómo por ejemplo:

¿Cuántas novilladas se hubieran dado y se seguirían dando en el paraíso de la afición, si no se hubiera orillado a que la empresa de Cinco Villas hubiese tomado la decisión que tomó? O por ejemplo aquello que llevo a una cancelación recientemente de un festejo menor en Santiago Cuautlalpan, que me llevó a meditar; ¿cuántos festejos han montado con su dinero en favor de los novilleros del mañana los matadores de primera línea para promover la fiesta? ¡pues claro que ninguna! si no son tontos aquí la faena es cerrarle el paso a los toreros del futuro.

Y por mera curiosidad sigo preguntándome:

¿Qué van hacer a favor de los novilleros quiénes provocaron el cambio de rumbo o la frenada de formación de toreros en Cinco Villas en donde por UN puesto extranjero, compensado con mil creces, se les fueron encima a los empresarios?

Esto también viene en relación a los últimos acontecimientos que se suscitaron en Guadalajara y Mérida, en donde por injerencia directa o indirectamente de la empresa y de algunos jueces de plaza estos se confabularon pa’ obstaculizar que se lidiarán corridas completas, buscando indignamente parcharlas como llantas remendadas (‘gallitos’) y que en el caso de Guadalajara, obligó a un mexicano íntegro, pujante, honrado, respetuoso de una tradición familiar y por ende taurina a retirar sus toros, que era lo menos que se esperaba de un hombre bien nacido y con principios.

Ante esta injusticia, lo que debió de haber sucedido, era que el gremio ganadero se declarase en paro nacional o cuando menos lidiar bajo protesta en todas las plazas en apoyo a las dos ganaderías de su agrupación.

Pero ¿sucedió? ¡Claro que no!, pero aunque ellos callen, nosotros no tenemos porque hacerlo, ya que esto fue un agravio y una vergüenza.

Y los toreros nacionales de la primera línea que estaban anunciados en ese cartel tapatío, me pegunto: ¿Se manifestaron porque un protagónico ‘operador-juez’ les cambio los toros para los que los había contratado otro ensamble del engranaje que es el empresario?, porque si solo le van a cargar ‘el muertito’ al español, es tanto como aceptar que los de aquí solo van de comparsas.

Y en el caso de Mérida los toreros tricolores afectados ¿se manifestaran enérgicamente?

La realidad es que aquí los principales afectados fueron el hierro y los toreros, además del público que deseaba ver ese maridaje de bravura con matadores machos.

Por eso propongo que alguna empresa de primera línea, sin anclajes y visionaria monte en cuanto antes esa corrida con los mismos artífices, pues un éxito rotundo de ambos, podría dar pie a que se empezara o de plano se descarrilara al precipicio el juez de marras que ya debe varias. ¡Venga empresas! ¿Quién dijo yo?

Y a la afición decirles que es obvio que el ‘staff’ del matador había pedido esa ganadería y que conocía perfectamente los toros que integrarían el encierro, así que ahórrense el despilfarro de sandeces que están pensando o diciendo, como aquello de que el español armo todo pa’ imponer los animales que le llevaron al final.

Porque lo que si sucedió es que con el inminente retiro de la ganadería titular, la empresa le preguntó a la administración del español, ¿que ganadería desea usted como sustituta? Y lógico Enrique Ponce se decantó por una de sus favoritas, ¿pues qué acaso no sabemos cómo se manejan las figuras?, porque si es así, que poca idea tenemos de este negocio, y si no es así que enfermedad de protagonismo tenemos, porque si de verdad querían ver al español con una corrida del Valle del Terror, les adelantaron el día de los inocentes en noviembre.

Y con este caldo amargo todavía en el paladar recuerdo una anécdota, en alguna ocasión entrevistaron al cocinero de la Casa Rosada en Argentina (que es la de gobierno en ese país) y le preguntaron:

– ¿Cuál ha sido el Presidente más especial para el arte del buen comer?

A lo que el hombre de los guisados contestó;

– No me gusta hablar de los presidentes.

Pero el periodista insistió, ¿bueno pero por lo menos dígame algo de ellos?

Ante la insistencia el chef dijo:

– Pues mire les he preparado banquetes por décadas a muchos mandatarios diferentes, pero los invitados, siempre son los mismos.

Lo dicho, este es un negocio de señores poderosos, que son los de los dineros, pero que también tienen mucho de cocineros, por aquello del ‘Atole con el dedo’, y con esta me voy recordándoles que el negocio no es el de la salud, es el de las enfermedades y la fiesta brava actualmente está enferma y secuestrada por una blandenguería, que puede llevarla a la muerte, al menos que a la brevedad posible se le inyecte una fuerte dosis de respeto y dignidad.

Anuncios

2 Comentarios

  1. Tú Bardo de la Taurina, eres una de ésas enfermedades mortales que está padeciendo la agónica fiesta de los toros en México, por tú “blandenguería” y servicio servil que le dispensas a ciertas empresas, toreros, etc. etc. porque para dar coba eres un especialista y en tratándose de Enrique Ponce, ya ni se diga pues, cuándo te refieres a él, con toda seguridad, eyaculas ya que le festejas y ponderas todas sus gansteriles acciones en contra de la afición mexicana que ya la agarró de su puerquito y tú tan campante como Johnny Walker, aplaudiendo o simplemente justificando a tu “machín” o como bien señala Leonardo Páez, al “Hamponce”; en sus incipiente vacación invernal que está haciendo en nuestra geografía, lleva 3 petardos de órdago con las ratas con cuernos que ha estado imponiendo en cuanta plaza pisa. Es inútil que defiendas lo indefendible por favor no seas cínico.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s