¡Sí Crítica! ¡No Antifaz! Por Bardo de la Taurina

Sin duda a la fiesta la han disfrazado, la tienen con un antifaz que es el disfraz de quienes detrás de él, se ocultan pa’ tratar de hacernos creer que están haciendo fiesta, y lo primero para saber eso es; pararnos frente al espejo y percatarnos si cada uno de nosotros realmente no traemos también un antifaz y ni siquiera nos hemos dado cuenta de ello, o si lo sabemos ¿tal vez no nos lo queremos quitar? (y es que el ambiente, es el ambiente, bota de látex, cachucha de plástico, purito de vainilla, gachís, desmadre, saludito, tuteos cariñosos y selfie incluida con el torero que no tiene ni puta idea quienes somos) seguimos en el desgastado juego de ‘Tírale al negro’ pero con el antifaz puesto y peor aún sin puntería y con las puntas achatadas como muchos toros, como si no se quisiera realmente rasgar el capote del engaño.

Debemos preguntarnos ¿por qué sólo decir las cosas incruentamente, sin ir por uvas?, sobretodo estando tan grande el viñedo, comenzando por dejar abierta la posibilidad de pensar que ya el público, no es el que sostiene las corridas con el dinero que paga, así llanamente, pues la empresa es el mofle por donde escapan los gases del corporativo, el cual sea dicho, también es el que le invierte un poco del dinero que le sobra a las empresas de alta productividad del grupo y así se logra que se den los festejos, porque de otra forma ¿cómo entender que empresarios y no me refiero a los taurinos sino a los del mundo de las finanzas, las industrias, los negocios donde son unos auténticos cracks, permitieran que uno de sus negocios operará en números rojos? ¡Claro que no!, ¡Negocio grande en el beneficio, billetes chicos en la inversión! Y si se puede, que sí se puede, ahorros hasta en edades, cuando menos eso han aparentado algunos cuadrúpedos de diversas ganaderías, ¿o será que por la altura de la capital se hayan vuelto traga años y pastueños sus pupilos?

Esto, en el caso de la Plaza México lo saben algo más de treinta mil personas que regularmente ya no van a la plaza y solo lo hacen cuando la tradición de algunas fechas digamos significativas convocan, apoyadas en el costumbrismo, de poquísimas tardes al año; la inaugural, la guadalupana, y las dos esas que se avecinan, a las cuales sin estar rematadas la gente acude a espumar el graderío sin coparlo, como sí sucedería, si se anunciarán siempre torazos de ganaderías que realmente fuesen atrayentes y no solo como excepción como se espera en las corridas que siguen, combinaciones de toreros interesantes y con una adecuada publicidad, digamos que en el renglón de los toros, la aceptación en promedio en la temporada terminará en un rango medio bajo, los toreros aunque en la mayoría de los casos han estado mal combinados, digamos que han andado en una medianía con algunos picos hacia arriba, que los dieron aunque sin unificar criterios lo cual es normal, dos coletas locales que vinieron a romper lo rutinario ‘El Calita’ y Gerardo Adame, aparte de la relevante actuación de Andrés Roca Rey, sumándole lo espectacular de las monturas y los rejones, que de España puntualmente echándole habilidad le trajeron al montador “Aventurero” pa’ que se luciera en quiebros y piruetas gracias a la colaboración de un ‘Fantasma’, relativo al aspecto promocional o publicitario las entradas lo dicen todo ¡tache!

Eso es lo que digamos se ve a simple vista, pero tratando de saber si esos más de treinta mil que ya dijimos se ausentaron, pero para saber si siguen aficionados a la fiesta se hizo un ejercicio muy simple, sin rebuscamientos melcocheros que empacharían al mismísimo filósofo francés Francis Wolff el que ahora resulta que tiene que echar a volar las neuronas pa’ explicar la liturgia en aras de defenderla, cuando antes salían los de San Mateo, los de Piedras Negras, los de José Julián Llaguno, y ‘En un lance Fermín se enredaba una chiquilla…’ o ‘salía un torero valiente y desplegaba su capote sin miedo a la muerte…’, o un ‘Soldado’ sacaba su estoque que era una bayoneta y ¡ya estuvo! ¿Pa’ qué ahora tanta filosofía…? ¡Al toro que es una mona!

Por eso ahora tiene que venir un Administrador de Empresas a explicar. ¿Por qué en la mayoría de las plazas importantes se ha hecho necesario desaparecer la figura del empresario taurino? Pues para que le funcione la metodología al consorcio, la respuesta es sencilla, los operadores van tras objetivos que les son dictados, los empresarios taurinos verdaderos van en pro de Fiesta Brava, bueno regresemos con lo de la faenita de preguntar, ¿usted va los toros o los ve en la tele?, nos fuimos a cuatro puntos de distintos extractos pa’ abarcar en lo genérico, el Centro Histórico, el Bazar del sábado, La Lagunilla y Coyoacán, las respuestas;
Antes si iba, ¿todavía dan corridas?, ¿Qué torero es famoso ahora?, en la tele las veía cuando estaba Pepe Alameda y Paquito Malgesto, bueno las vi hasta que Julio Victoria y Juan José Guerra dejaron de transmitir y los anuncios con Carlos Albert, Jorge Zúñiga, y ‘El Conejo’ Figaredo con esas voces que le daban ganas a uno de zumbarse a Gina Román la ‘Rubia Superior’, o una ‘Coronita’ bien helodia, recuerda el encuestado los inicios y el desenvolvimiento de aquel joven estudioso y de buen léxico que nos legó el Licenciado, el de 24 horas, hoy ya no sé ni en que canal las transmiten, -¿Y ahora quien las narra?-, -Oye mijita ¿y cómo se llama eso donde me gusta ver las corridas?, -En tu tableta- ¿Y el canal gringo? ¿Qué número es?–No papito se llama Facebook- ¿y la voz de quién es? -Pues de los amigos que trasmiten con su IPhone, ¡ah!, el que me gusta ver es a ese Carlitos Millet que es como el Marco Polo de la Fiesta que anda por todo el mundo con la fiesta en el morrillo y lo que me gusta de él, es que habla como gente común y corriente, puro caliche como decía el ‘Jefe Pluma Blanca’ Renato Leduc-.
El caso es que la gente, si se fue en serio de la plaza y de la ‘telera’, y sobre ésta habría que agregar, que al desinterés por la anorexia de muchos carteles, en una proporción mayúscula, la gente comento que dependiendo del locutor y del invitado en turno sintonizan la transmisión con o sin sonido, ¡ah caray! Una pérdida más, porque con el sistema mudo les pasa de noche a los televidentes, la explosión de los olés, la picardía de los gritos del tendido, alguna entrevista que por ahí pudiese resultar interesante y por sobre todo el disfrutar de los acordes de la banda de música, que es piel sobre la piel de la fiesta misma, en fin esta fiesta es la que nos está tocando padecer.

Y siguiendo con cosas de la pantalla, ¿cómo estará esto?, que hasta al genial Alfonso Cuarón en su dichosa ‘Roma’ se le pasó incluir una escena de aquellas transmisiones de televisión de los domingos en la tarde que reunían a las familias, con los toros y los toreros ¿Oiga Usted, qué pasó? y por esa omisión a ver si la noche de Los Óscares, no le pasa lo que a las tardes de expectación que pasan a ser de decepción.
Chicles, muéganos, gaznates, pepitorias…, en el albero de La México, al español Antonio Ferrera le abrieron el portón y ni él se lo creyó, Diego Silveti constató que el cariño por el padre ahí sigue, y Arturo Saldívar como siempre vistiéndose llamativamente, y en los de las divisas un toro de Villa Carmela confundió a algunos sin poder precisar si fue a los del palco o a los de la cazuela de cemento y otro pos de plano por motivos de salud ya no llego al telón rojo.

Hace ocho días hubo fútbol de birria con longaniza y por eso la trasmisión la pusieron a la hora de la merienda, y dentro de ocho días hay fútbol en inglés por lo que los operadores de la plaza y de la ‘tele’ van a mandar al carajo la corrida… al fin que ni queríamos ir.

Propuesta

Y solo pa’ que los del ITAM no crean que a los de Harvard no se nos prende el foco y hasta somos desprendidos y por eso ahí les va una idea, sabiendo que les gusta innovar como está demostrado con la instalación y el servicio de bar dentro de la plaza o el antro en el atrio, la propuesta buscando participación de la gente y también beneficio de las comunidades; Sería instalar el programa ‘Una oreja con causa’ auspiciada por Grupo GNP, como lo hacen el fútbol con el ‘Gol con causa’, y por otro lado como ya se hace en otros espectáculos concesionar a ‘Caliente’ la instalación de apuestas en vivo y a través de la televisión, apostando por torero, una vuelta al ruedo, una oreja, dos orejas, rabo y con el toro lo propio, arrastre lento, vuelta al ruedo, indulto, y en global pues se apostaría a las quinielas, ¡quihúbole!, ¿Qué tal la idea?…sí, sí, sí ya sé que donde hay apuestas, hay corrupción, chanchullos, mafia, ¡Uy que novedad!, pero también eso implicaría que la fiesta fuera regulada y observada con lupa por las autoridades desde el momento de sortear los toros como en el hipódromo, donde la báscula es sagrada, donde las condiciones de los animales pasan por el visto bueno del veterinario en jefe, luego un coordinador de sorteo y en el palco tres jueces con sus tarjetas electrónicas, uno por la oreja, dos en contra, con ello quedaría instalada la figura tan necesaria del Gran Comisionado Taurino.

¿Qué acaso la fiesta no requiere de un vuelco de 360º?, ¿no la queremos actualizar, volviéndola más atrayente?, lo cual se lograría con claridad, transparencia y pulcritud, donde además pa’ como están las cosas con los antis, se reafirmará tarde a tarde con la presencia del toro a la de un animal maduro, entero, bravo, en otras palabras una lucha por la sobrevivencia de dos entes vivos, donde el toro desde el momento que salga a la arena con su sola presencia, suba el miedo y el asombro de su naturaleza al tendido y después de cada corrida mediante el examen post-mortem quede confirmado que murió en una lucha para la que nació y fue preparado por cuatro años y medio con la que ganaderos, empresa, toreros, examinadores y jueces, que se compruebe se prestaron a algo fuera del reglamento queden inhabilitados por años dependiendo la sanción de la magnitud de la falta, incluyendo la clausura temporal de La Plaza, así nada de que las ganaderías cómodas repetirían como agruras, que en mucho con eso se ha sacado a la gente de la plaza entre otras calamidades, ¿Entonces?, ¿Qué? ¿Juega el pollo?, digo el TORO… o ¿nos seguimos poniendo el antifaz?

Anuncios

1 comentario »

  1. A qué Bardo de la Taurina, por echarle tanta crema a tus tacos con este artículo, reseñas de manera exprés, lo que hicieron los toreros en la corrida 13 y, ni siquiera haces mención al gran puyazo que dio Alfredo Ruiz, El Miurita, ejecución que le valió recibir merecida ovación en el tercio, de los diletantes aficionados que dé pie le rindieron honores al piquero y por estarte cachondeando con tu artículo; pues, tal acontecimiento te pasó de noche.

    Marraste y bien gacho compa.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s