Crónica – Séptima novillada de la San Marcos

José Miguel Arellano. Foto Manolo Briones para NTR Twitter.

La recta final ha tomado ya la campaña novilleril en el coso San Marcos de Aguascalientes, que ahora únicamente vio ocupada la mitad de su aforo.

Poco lo rescatable de la séptima novillada Por Sergio Martín del Campo Rodríguez.

Del ganado se responsabilizó el patrón de Huichapan, quien despachó seis novillos de correcta presencia, cuajados y de buenos forrajes; pero eso sí, terriblemente dispares en tipo. A las corazas de los montados acudieron todos, recargando los más, empero de mala lidia cinco, rescatándose por el pitón izquierdo el soltado en tercer turno, para cuyos restos hubo palmas del cónclave.

Vaya en esta hoja el reconocimiento franco y sincero al joven aspirante Miguel Cobos, varilarguero que ejecutó un señorial puyazo al sexto, por lo que al abandonar el escenario los aficionados le cubrieron con una salva ensordecedora de aplausos.

De sólida y patética intrascendencia fue la primera labor del aguascalentense Rafael Reynoso (silencio elocuente y silencio elocuente tras aviso). Ante un astado de notadas armas que paulatinamente fue a un poco más en su lidia hasta dejarse meter mano, dio concreción a un volumen de aburrición y ociosidad, dejando ver sin respeto su falta de sitio, oficio, idea del temple y las distancias, finalizando el tedioso acto con una defectuosa estocada al segundo viaje.

Feo de hechuras fue el cuarto y, además, complicado de inicio a fin. La verdad es que el novillero se tornó algo voluntarioso y hasta hizo ver uno que otro muletazo digno; sin embargo ya no es el caso. Bien pudo haber izado un rabo, igualmente no habría trascendido. Así pasa con cartuchos quemados. El segundo mediocre capítulo concluyó no sin que pinchara tres ocasiones antes de la decorosa estocada y un par de descabellos.

Talentosamente, el espigado joven de Aguascalientes José Miguel Arellano (palmas tras dos avisos y palmas) hizo papel de “quiropráctico” y logró mantener de pie a su primer antagonista, un bicorne que durante el primer tercio se dañó físicamente al rodar sobre el albero; y consiguió una faena derechista interesante, suave y pausada en la que enseñó su clase, su buena planta y el gran concepto que tiene de la práctica tauromáquica. En hora mala no atinó a terminar el trasteo, ya que hasta dos veces hizo el viaje tras el alfanje, dejando en ambos, estocadas incorrectas, viéndose en la obligación de tirar dos golpes de descabello.

El quinto novillo era precioso de lámina, bien comido y rematado; empero dio mala lidia, ofreciendo embestidas cortas, sobre todo. Pero el chamaco posee inteligencia torera y se colocó en la distancia correcta, aguantó con firmeza de metal, exhibió una vehemente actitud y le desgajó loable partido, dejando en claro que estuvo bastante encima del adversario, dando término a su comparecencia con tres cuartos de acero delanteros, habiéndoles adicionar dos descabellos.

El europeo Carlos Domínguez (al tercio y silencio tras aviso), natural de Badajoz, España, estuvo tozudo al manejar la capa en esta su presentación como novillero en tierras hidrocálidas, pero bastante tiempo tardó en concientizarse, ya entrados en el último tercio, de que el tres añero, aunque tardo, era claro y tenía formidable recorrido y clase por el cuerno siniestro; y por semejante flanco concretó lo mejor de su trasteo con varias tandas de naturales estupendos, de largo trazo y subrayado temple, no obstante mancilló lo hecho con la tela en la suerte suprema, acertándola hasta el cuarto intento.

Publicado en Noticiero Taurino Méxicano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s