Chamaco, el regreso

Ídolo en Arles a principios de la década de los 90s, Chamaco regresará a los ruedos este domingo 21 de abril a las 16:30, 20 años después de su último paseíllo.

Por Romain Vauzelle.

Retrato de un torero extraordinario:

Antonio Borrero (Sevilla, 28 de julio de 1972) nunca debió haberse convertido en torero o al menos ese era el plan.

Su padre, figura de los años 50, lo había enviado a estudiar a Inglaterra para evitar que se contagiara del virus del toreo. Pero el hijo regresó a Andalucía como un boomerang, y en la Navidad del 88 soltó la bomba: “Quiero ser torero”.

El patriarca inició así su plan B que consistió en duras pruebas para su hijo en el campo, pero el joven aspirante aunque revoloteaba en los cuernos de las reses, regresaba a la carga sin inmutarse. Así nació Chamaco al fin de cuentas. Al año siguiente, en 1989 debutó con picadores en una novillada en donde alternó con Julio Aparicio hijo y cortó dos orejas. Tenía en aquel entonces 17 años y fue en esa época cuando Francia se enamoró de su carisma loco, su estilo kamikaze y su extraordinario coraje. “¡Es un hombre dotado, un marciano! Decía por aquellos tiempos el empresario de Nîmes Simon Casas, escenario que sirvió para la alternativa de Chamaco en junio de 1992 con Paco Ojeda como padrino y con el testimonio de Fernando Cepeda.

“Cuando baje al restaurante la noche de mi debut en Francia, todos se levantaron para aplaudirme y al día siguiente había carteles de mí por toda la ciudad”, recuerda Chamaco 30 años después, y quien este domingo reaparecerá por una tarde con la emoción a flor de piel y con el soporte de algunos testigos de esas épocas.

El diseñador y aficionado Eddie Pons es uno de ellos, quien junto con algunos cómplices importantes de la sociedad, consiguió que se nombrará una calle en Nimes con su nombre, frente a una multitud de fanáticos y en presencia del torero. “Era divertido, muy espontáneo, bastante rock and roll, nos recordaba al Cordobés“, dice Eddie Pons quien recuerdas que la “Chamacomania” inició en Arles.

Tiempo después de una alternativa triunfal con un traje firmado Christian Lacroix en los hombros, Chamaco desapareció gradualmente de los máximos reflectores. Luego se retiró en 1999 y se dedicó a la producción de aceite de oliva, dejó los trastos de torear en un rincón de su finca y dejó de asistir a los toros y juro que nunca volvería.

“Muchos empresarios franceses me habrían ofrecido reaparecer, pero siempre me negué. Sin embargo para no traicionar la promesa que me hice, si lo iba a hacer algún día necesitaba un proyecto hecho a mi medida, y Jean-Baptiste Jalabert (Juan Bautista) pudo proponérmelo después de muchos años. La alineación de los planetas fue perfecta “, dice Chamaco.

Así que 20 años después de su último paseíllo, reaparecerá finalmente vestido de luces el próximamente 21 de abril, en una corrida de toros que ya es un evento importante dentro de la temporada taurina mundial. “Mi objetivo no será cortar las orejas, será que el público vibre”, advierte el torero. “No los decepcionaré porque mi nombre es Chamaco“.

La Cita: Sábado, 21 de abril a las 16:30 en la arena de Arles, 6 toros de Garcigrande para Chamaco, Sebastián Castella y Miguel Ángel Perera. Info y reserva http://www.arenes-arles.com

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s