Puebla – Crónica: Esaú, dos orejas; Garibay, una

Por Jaime Oaxaca.

Qué triste se ve el tendido de El Relicario con tan poquita gente. No recuerdo alguna de las corridas, de las veintisiete ferias anteriores, tan escasa de público. Hacemos algo entre todos o a la fiesta se le lleva la trampa.

Es aplaudible que la empresa mande corridas con trapío, como la de La Paz, que se lidió ayer viernes, el primero y el quinto fueron ovacionados por su trapío; como se dice en el argot: cuatro jalaron.

El absurdo sistema taurino mexicano, echa de las plazas a un magnífico torero como Ignacio Garibay, a sus 44 años de edad y 19 de alternativa está para torear, no para irse; sobriedad y clasicismo son sus características.

Nacho es uno de los diestros que mejor torea a la verónica, ahí quedaron esos lances al segundo de su lote. Citó muy quieto en los medios para una chicuelina y luego llevar por andantes al caballo, el toro peleó, qué bien ejecutó el puyazo Erick Morales. Sólo dos pares de banderillas, se lucieron Gerardo Angelino y Cristian Sánchez. Garibay inició de rodillas con la pañosa, después realizó una faena derechista con sabrosos muletazos. Pinchazo y entera tendida suficientes para cortar una oreja en su despedida de Puebla. El toro tuvo lo suyo, pero nada extraordinario para un arrastre lento.

Mala entrada.

El abre plaza era una alhajita, si me lo permite usted, un cabrón. Hizo cosas de manso desde antes de ir al capote. Tumbó al varilarguero Juan Martínez, asustó el impacto de Juan contra las tablas, afortunadamente fue con la mona (bota de metal), sin consecuencias para el picador; Cherito fue picado en la contraquerencia por Erick Morales, tuvo que taparle la salida al burel para que no huyera. Un par de ocasiones rejonea a pie Héctor García, Francisco García Mena cumple como puede. Una o dos tandas con la muleta con validez dadas las condiciones del morito, terminó con faena de aliño. El matador se pone pesado con la toledana y le suenan un aviso.

Esaú Fernández está puesto con el toro. Tuvo una labor interesante con el tercero de la noche que hizo una salida por derecho aunque no remató en el burladero de matadores. El diestro andaluz da un farol de rodillas en tablas, en seguida lancea de pie en los medios con mandiles y chicuelinas. El toro empuja al caballo y David Leos ejecuta bien la suerte de varas. Quite por gaoneras de Esaú que aguanta un extraño que le hace el toro al embestirle del lado contrario del cite. Sólo dos pares de banderillas, el de Cristian Sánchez es muy bueno, Lupillo hijo sólo cumple.

El joven español toma la sarga y se lleva al toro a los medios con suaves doblones, prácticamente sin castigar. Sorprende con una larga tanda de naturales, luego alterna por ambos lados, el torero de Camas demuestra que tiene sitio. Pinchazo y estocada. Oreja para el torero, palmas para el toro.

Al cierraplaza únicamente lo brega. Pica Moisés López, el toro aprieta y tumba al jinete, no pasó del golpe y susto. Un buen par de garapullos de Lupillo hijo. Brindis a Nacho Garibay. En el último tercio cuatro tanditas, nada del otro mundo, hasta tiempo se da para unos pasito de baile; después de pinchar deja una entera para que le concedan una oreja con sabor a obsequio.

Jorge Sotelo gustó en su primero, el segundo la noche, al que sólo bregó. Cuervo fue picado por Fermín Salinas, buena fue la ejecución. De los tres pares de banderillas destaca por mucho el de Francisco García Mena. El michoacano inicia con el trapo rojo doblándose muy bien, después alterna tandas de pases por ambos lados, todo en los medios, el toro se va a tablas; sigue una serie de pases de pecho y otra de tres molinetes. Pinchazo y estocada baja. Palmas al toro en el arrastre, el diestro sale al tercio por su cuenta.

Fuerte ovación al quinto por su trapío, traía un auténtico sombrero de charro en la sesera, dos lances de rodillas y verónicas de pie. Dos buenos pares de Gerardo Angelino; Francisco López pasa en falso y en la carrera cae lastimándose la rodilla, por su propio pie va a la enfermería, aparentemente sólo fue el golpe, me dijo uno de los médicos de plaza. Sotelo trata de sacarle pases a Urraco sin conseguirlo, le ovacionan la faena de aliño. Se pone pesado con el acero y escucha un aviso.

Se extraña el puesto de artesanías taurinas a la entrada de la plaza, los aficionado ahí adquieren chaquetillas en miniatura, capotes y muletas pequeñas, llaveros, aretes, prendedores, toritos de peluche. La exhibición de esos artículos es parte de la tradición y escenografía de una plaza de toros.

Por otro lado, fue grato ver a una jovencita que salió como ayuda de la cuadrilla que se encarga del arrastre de los toros.

Publicado en El Popular

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s