José Antonio Campuzano en recuperación tras sufrir un ictus

El apoderado José Antonio Campuzano se recupera favorablemente tras sufrir recientemente un ictus leve informó el semanario Aplausos.

El apoderado de Roca Rey se encuentra estable y evoluciona favorablemente tras el incidente informó la empresa Casa Toreros que también ha querido agradecer a través de un comunicado todos los mensajes de apoyo y cariño recibidos en las últimas horas.

¿Qué es un ictus?

El término ictus, del latín golpe, se utiliza para describir las consecuencias de la interrupción súbita del flujo sanguíneo a una parte del cerebro (isquemia cerebral, el 85% de los casos) o de la rotura de una arteria o vena cerebral (hemorragia cerebral, el 15% de los casos).

Cuando la sangre no llega de una manera adecuada, la función de la parte del cerebro que ha quedado afectada se puede alterar de forma transitoria o permanente. De forma coloquial el ictus también se conoce como derrame cerebral, embolia, trombosis o apoplejía.

Diferencia entre una arteria y una vena

Las arterias son los vasos sanguíneos que llevan la sangre desde el corazón a los tejidos, mientras que las venas son los vasos sanguíneos que llevan la sangre hacia el corazón. Si bien, como consecuencia de la oclusión o rotura de ambos tipos de vasos puede ocurrir un ictus.

Los ictus más frecuentes son los ocasionados por la obstrucción de las arterias. La oclusión de una vena intracraneal (trombosis venosa cerebral) puede obstruir el retorno de sangre hacia el corazón, lo que ocasiona una inflamación, lesión cerebral.

Es habitual que se manifieste en forma de dolor de cabeza, con déficits similares a los de los ictus arteriales (pérdida de fuerza o sensibilidad, dificultad para hablar o mantener el equilibrio, alteraciones visuales) y, en ocasiones, con convulsiones.

Tipos de Ictus

Según el mecanismo de la lesión se distinguen dos tipos de ictus:

• Ictus isquémico (o infarto cerebral) originado por la obstrucción del flujo sanguíneo.

• Ictus hemorrágico (o hemorragia cerebral) en el que la rotura de un vaso provoca la salida de sangre y la compresión de estructuras del sistema nervioso central.

Pacientes con síntomas similares pueden desarrollar el ictus por distintos mecanismos. Identificar qué ha producido el ictus es trascendental, pues este será el factor que determine el tipo de tratamiento en la fase aguda y en el plan terapéutico para evitar su repetición.

Diferencia entre un ictus, una trombosis, una embolia y un derrame

El término ictus se emplea para definir el conjunto  de enfermedades que causan déficits neurológicos bruscos por una alteración del riego sanguíneo de las estructuras del sistema nervioso. Es preferible utilizar el término ictus que el resto de conceptos que solo describen algunos de los tipos de ictus.

La trombosis es la formación de un coágulo en el interior de un vaso sanguíneo, y en ocasiones, el ictus puede ocurrir por la formación de un coágulo en una arteria o una vena cerebral.

La embolia se refiere a la oclusión de un vaso sanguíneo por un coágulo, pero que se ha formado en otro lugar; en el corazón o sobre una placa de arteriosclerosis de una arteria proximal.

El derrame se refiere a una hemorragia cerebral, en la que el principal problema es la rotura de un vaso sanguíneo que hace que la sangre salga del mismo y comprima las estructuras cerebrales de esa zona.

Twitter @Twittaurino

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s