“Este año iré a México, pero de novillero”: Diego San Román.

Continuamos hablando con los novilleros más prometedores del escalafón de cara al Alfarero de Oro 2019. Hoy hablamos con un novillero mexicano al que descubrí hace cuatro años en una tarde brillante sin caballos en El Molar. Aquellas condiciones que se adivinaban en él han ido evolucionando hasta convertirle en uno de los novilleros referentes con una hoja de servicios importante en la que luce, entre otras, la puerta grande de Pamplona. Serio, recio, ideas claras, hablamos con Diego San Román.

Por Jaime.

El prestigio de Villaseca de la Sagra se conoce mucho en México.

Todavía no he ido a la feria pero lo que he escuchado de la feria ha sido siempre muy bueno.

Allí el novillo es, básicamente, “un pedazo de toro”.

Veo a todos los novillos iguales, el torear allí hace que la responsabilidad sea mayor.

La afición exige y la feria pesa mucho. Vamos hacia atrás. La primera vez que te vi fue en El Molar, armaste un brutal alboroto.

Recuerdo aquella tarde con mucho cariño. La novillada de los Lozano se dejó y la gente estuvo muy cariñosa con mi entrega.

Tu primer paso en España.

Sí, esa novillada tuvo repercusión y de aquellas salieron otras con las que pude refrendar los triunfos

Estás en una casa grande (ETMSA), ¿pesa?

Mientras tengas todo claro, no pesa.

No pinta a que sea fácil estar allí.

No es fácil entrar pero es más difícil mantenerse salvo que estés responsabilizado. Debes triunfar todos los días, te tienes que dejar ver cada día mejor que la tarde anterior. Sabes que si fallas te expones a que la casa grande vea a otro y te quedes fuera.

¿Cómo llevas el vivir fuera de México?

La melancolía está presente. Es mi casa, mi familia pero todo se suple con la ilusión. Aquí me han recibido como uno más de la familia y se están dando bien las cosas. El recibimiento aquí y la ilusión hace que no extrañe tanto pero hay veces que te sientes más solo.

Vives con dos novilleros de la casa, Hermosillo y Gutiérrez. ¿Qué tal la convivencia?

Muy buena. Somos paisanos y nos arropamos mutuamente. Somos amigos.

¿Existe rivalidad con la amistad presente?

Cada uno somos diferentes, todo depende de la personalidad de cada uno. En la plaza la rivalidad existe, lo de fuera es otra cosa.

Muchos novilleros mexicanos han sonado pero han desaparecido al tomar la alternativa; El Payo, Flores, Adame… ¿Lo piensas?

Cada quién escribe su historia, su destino, sus sueños…

¿No se os cuida aquí?

Depende de como te vayan las cosas, de la gente que tengas detrás, de tus apoderados… El torero es el primero que debe cuidarse.

Me hablabas de una historia que cada uno escribe. ¿Presiona tener detrás a Bailleres?

Motiva. Tener gente con ese poder te anima a trabajar, a entrenar más y a intentar ser mejor torero.

¿Qué papel vas a dar a México en tu carrera?

Debuté en León, toree en Aguas, Tlaquepaque y San Juan.

¿Y la México? El nivel te sobra.

Creo que sí, que tengo ese nivel, pero es una decisión de mi apoderado Alberto.

Te veo muy maduro

En mi vida intento tener las cosas claras como persona y torero. Quiero ir por derecho y creo que eso es resultado de estar así.

Este año debutas en Madrid. ¿Tenías claro que la opción “por lo criminal” era una opción?

Era mi única opción. No sabemos por qué no embistió siendo un hierro de grandes garantías. Como soy novillero, quiero ser torero, sabía que me tocaría “por lo civil” o “por lo criminal”.

Las Ventas, ¿es inevitable no pensar en el “maleficio” de la última puerta grande de Eloy?

Obviamente todos pensamos en abrir la puerta grande. No te voy a mentir, todos estamos un poco presionados para romper ese maleficio de la última puerta grande de Eloy en Madrid.

Si lo logra, la vida la tienes hecha.

Creo que sí, el abrir la puerta grande te deja torear mucho en mi país.

Muchos compatriotas tuyos han elegido rodarse en España, otros venir de matadores, ¿qué opción valoras?

Quiero torear en los dos países. En México pretendo torear para que vean de novillero, para que me sientan suyo.. Quiero que se sientan de mi equipo. Esa sensación de pertenencia no estaría si solo voy de matador.

Una forma inteligente de evitar el recelo hacia ti.

Exactamente. Si no vas de novillero allí se sienten defraudados.

Una afición única.

Tiene sus cosas. La afición mexicana pueden ser los más cariñosos y los más rabiosos.

Pero cuando se entregan…

Nada se puede comparar con eso. Se rompen hasta morir.

¿Qué diferencia ves entre los animales de cada país?

Las embestidas. El toro español tiene más poder y bravura, el mexicano no es tan bravo pero tiene una forma de embestir que el novillo español no lo tiene.

¿Cuál es más difícil?

El mexicano, tiene tantas teclas que para poder torear tan despacio a un toro con esa lentitud debes tener oficio. Es algo especial.

Hemos hablado de España y México. La tercera pata de tu carrera está en Francia.

Me lo he ido ganando en plazas como Nimes o Beziers.

¿Sigues formándote con Castella?

No. Me apoyó mucho de sin caballos, entrenaba en su casa y siempre estuvo muy pendiente. Me puso en Francia y me tendió una mano de amigo.

¿Ya no?

No. Seguimos teniendo contacto pero no como antes.

Hace tres semanas saliste a hombros en Pamplona. Tú mandas.

Fue una sensación preciosa, fue tocar el cielo con las manos.

Se te ha alegrado la voz.

(Risas). Recordar esto me ilusiona. Estos triunfos alimentan mi toreo. Ahora toca seguir trabajando.

¿Cómo lo vivió México?

Con mucha pasión, lo pasaron por televisión, lo vio mucha gente. En ese triunfo se sintieron identificados, todos los periódicos y televisiones hablaron maravillas de lo que pasó. Nos ilusionamos todos juntos.

¿Qué tienes por delante?

Hay varias cosas pero ahora miro hacia Francia, mis próximos compromisos.

¿No miras más allá?

No, voy día a día y lo que más me ilusiona es lo siguiente que tengo.

Comenzamos la entrevista yendo más allá, Villaseca. Ahora volvemos, La Quinta es tu hierro.

Es un cartel ilusionante. Me encanta Santa Coloma y ya triunfé con ella cortando cuatro orejas. Verme de nuevo con La Quinta me motiva.

Yendo día a día, con las cosas claras, la alternativa…

Como te decía voy paso a paso. Me falta un poco para ello, tengo que aprender mucho más del oficio y sobre ello me estoy enfocando.

Muchos compatriotas tuyos precipitan la alternativa a finales de año para ir a México de matador.

En mi caso no será así. Este año iré a México pero de novillero.

Pues mucha suerte torero.

Publicado en Patrimonio Taurino

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s