Vuelta a los ruedos: Enrique Ponce reaparece en tiempo récord.

El torero valenciano regresa a los ruedos en el Puerto de Santa María después de su gravísima lesión de rodilla sufrida en Fallas.

Por Jaime Roch.

Enrique Ponce volverá esta tarde a los ruedos después de su gravísima lesión de rodilla como un niño en el primer día de vacaciones en verano. El único objetivo del torero valenciano será disfrutar, con el orgullo torero que le caracteriza, de hacer el paseíllo esta tarde en el Puerto de Santa María (Cádiz) junto Morante de la Puebla y José María Manzanares y enfrentarse a los toros de Juan Pedro Domecq.

El valenciano se ajustará la taleguilla del chispeante tras 4 meses y 19 días en los que se ha recuperado en tiempo récord del percance sufrido en el ciclo josefino. Diez festejos en agosto, donde pisará plazas de primera como Málaga o Bilbao -por partida doble-, contemplan un mes de remontada para el torero de Chiva. En septiembre también estará en la Feria de la Vendimia de Nimes o en la de la Virgen de los Llanos en Albacete.

Después 145 días entre la última tarde en la Feria de Fallas y esta tarde en el Puerto, el torero de Chiva celebrará su plenitud con emociones fuertes para declarase de acuerdo con la profesión tras vivir el periodo más largo de su trayectoria sin torear. La tauromaquia, como la vida, no está exenta de momentos oscuros y a Ponce le llegaron a los 47 años con su rodilla “catastrófica” que, tras cuatro horas y media de quirófano dirigidas por el doctor Ángel Villamor y cinco meses de rehabilitación con el fisioterapeuta Pedro Chueca, volvió a su sitio.

El valenciano se recuperó en tiempo récord de una fractura de la meseta tibial y de una rotura del ligamento lateral interior y el menisco interior y exterior, es decir, una lesión frecuente en los graves accidentes de motociclismo. Un impacto en la pierna izquierda del torero valenciano que no ha frustrado su ilusión ni su empeño en seguir ampliando su estadística después de tres décadas ininterrumpidas.

De hecho, en diciembre de 2018, mientras toreaba en el campo, Ponce también se rompió el ligamento cruzado anterior pero no quiso operarse para no perder la presente temporada y tras su primera tarde en Fallas, Ponce se “rompió” en València.

Después de la tarde de hoy, sin descanso, mañana toreará en Motril (Granada) junto a los espadas granadinos Javier Conde -buen amigo del torero valenciano- y El Fandi para enfrentarse a ejemplares de Guadalmena. Y así hasta el sábado 31, en Palencia junto a Ginés Marín y Pablo Aguado para finalizar un agosto de altos vuelos que ratificará su puesta a punto para alzar el vuelo, de nuevo, en sus sueños.

Publicado en Levante-emv.com

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s