Carta a un torero.

El Picador de Pablo Picasso (1881-1973, France) | | WahooArt.com

Por Rafael Ramos V.

Con respeto, y únicamente para reflexionar, te escribo las siguientes líneas.

Te vi como novillero en Las Ventas de Madrid, y en tu toma de alternativa en la Plaza Mérida.

En mi opinión, la más bella de las fiestas, la corrida de toros, es una actividad que en esencia es arte, valor, entrega, pasión y muerte.

Considero que ser torero no es algo que se desee y por ese solo hecho, más unas novilladas aquí y allá, uno puede llegar a ser matador. No, para ser torero se viene al mundo con esas hechuras, y se perfeccionan, con el paso del tiempo, las enseñanzas y la experiencia. Para ser figura se necesita valor, entrega, arte y ver la tragedia como una cosa natural

No se puede ser torero porque la familia quiere, o porque son los genes de la familia, o porque se gana mucho dinero. Convicción y atributos deben ir de la mano, o se será uno más.

Quien aspira a ser matador de toros tiene que cuestionarse si está dispuesto a sufrir cornadas leves, graves, y a perder la vida en el ruedo. Uno tiene que estar dispuesto a morir en la arena, y más en las tardes importantes.

Y si reflexionamos a favor, vamos para adelante.

Debemos entender que el ascenso en esa profesión es difícil. Las grandes figuras tienen el cuerpo cubierto de cicatrices, sus trofeos y testigos de la peligrosa actividad. No hay un solo matador que no haya sido empitonado, muchas veces de gravedad. Y debemos entender que, en cualquier momento, tú puedes ser quien sufra el percance.

Para cuajar una faena y cortar las orejas hay que mantenerse quieto, destilar arte y técnica, pasarse los pitones del toro rozando la piel, retando a la muerte. Y que ésta te respete y se doblegue ante ti.

Los seres humanos, todos, sienten temor alguna vez. Los toreros también, pero lo dominan por ese deseo de ser figura. Y hay tardes llamadas a ser grandes, de gloria, en que debemos vencerlos y saber que, ese día, vamos a salir a morirnos. Si no tomamos en cuenta ese precepto, nos retiramos.

Sólo tú puedes escoger tu destino. Que tu decisión sea la mejor. Recuerda: el sufrimiento también es parte de la gloria. Atentamente, un aficionado que desea lo mejor para ti.— Mérida, Yucatán, noviembre de 2019.

Publicado en El Diario de Yucatán

1 comentario »

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s