PROTESTA: Tlalnepantla traiciona a Baz – Un ridículo municipal de antología. Por: @CaballoNegroII y @fiespaz

Silverio y Dr Gustavo Baz.jpeg
Tiempos de cordura y servicio. Al centro, ambos de traje oscuro, el Dr. Gustavo Baz Prada, gobernador del Estado de México y el Presidente Municipal de Texcoco, M.T. Silverio Pérez en la visita del primero al Jardín Municipal en 1959. FOTO: Familia Pérez Domínguez.

Infiel a su bautizo político, contrario al espíritu del hijo predilecto cuyo nombre acompaña a tal población, el Municipio de Tlalnepantla de Baz hoy hace la graciosa huida y se autodeclara improvisado defensor de animales y contrario a los toros, se cuelga de la protección de unos inexistentes bosques y de una supuesta fauna que en ellos imaginariamente habita para “no autorizar” un festejo taurino. Eso sí, como es moda hoy, no hay para ello un solo fundamento y sí un argumento subjetivo de falaz composición. Así están las cosas en las administraciones municipales del maltratado Estado de México abonando en nada ya no digamos al arte y la cultura sino a una vida municipal libre, que no señale ni restrinja lo que por antojo hoy se pretende prohibir.

Por: Luis Eduardo Maya Lora y Leonardo PáezDe SOL Y SOMBRA. Tlalnepantla de Baz.

Nos dice la vida de Silverio Pérez Gutiérrez, munícipe por tres ocasiones de su lugar de origen, Texcoco de Mora, Estado de México, que por allá en el final de los años cincuenta fue invitado por el entonces Gobernador del Estado de México, don Gustavo Baz Prada, aquel militar, médico de profesión, hombre de estado y, sobre todo, de servicio, a ejercer el poder público en su comunidad.

Silverio es a Texcoco lo que Gustavo Baz al Estado de México.

Una gran figura también en lo político.

Tiempo después Silverio recibiría en su municipio al propio Gobernador Baz en visita oficial que incluyó la inauguración del Palacio de Gobierno y el Estadio Municipal, entonces nombrado en honor del dos veces gobernador mexiquense. Pero la cosa no quedó ahí. Si existe un político que ha sido hombre de bien, que al día de hoy consiguió que el Municipio donde gobierna progresara cada una de las tres ocasiones en que entregó cuentas, ese ha sido Silverio Pérez, matador de toros e ídolo de una nación.

Es claro que hay en el Presidente Municipal Pérez todo un ejemplo de cómo utilizar, no la fama, no las relaciones, sino el propio poder público en pos del provecho de una comunidad que salió de la miseria a partir del opulento espíritu de servir.

No de servirse.

No de alardear ni de aparentar.

En buena medida, Silverio Pérez tuvo como modelo la visión programática de Gustavo Baz gobernador: se planea y se programa, se ejecuta y se brinda. De ahí que el servicio público se base precisamente en el avance comunitario y no en el lucimiento personal, exhibicionista y demagogo.

Pasan sesenta años y hoy tenemos que un ayuntamiento pseudoanimalista y visionudo no se ha dado cuenta de que utilizar el nombre del doctor Baz no es una coincidencia geográfica ni asunto de mercado político, no se ha enterado que el servicio público no se construye con mentiras e inventando una fauna y un bosque y que para proteger esa fauna inexistente decide prohibir la corrida con la que regresaban los toros materialmente a Tlalnepantla.

Lugar de donde en realidad nunca se han ido, desde hace centurias.

Basta revisar la enorme historia taurina del municipio o caminar por la Avenida Sor Juana Inés de la Cruz para constatar las taquerías taurinas que se encuentran en la zona o asistir a los obradores que operan en el Rastro Municipal, que seguramente deben pagar un buen taco de dinero al Municipio, mismo al que no renuncia, aunque no es capaz de ordenar los servicios públicos alrededor de la zona.

Tan preocupado está el sensible munícipe sobre la “fauna” que no ha limpiado la que secuestra el espacio público.

Y eso no es todo.

El Dr. Gustavo Baz Prada, inaugura el servicio público municipal de agua potable en Texcoco, junto al Presidente Municipal Silverio Pérez Gutiérrez. Política es servir a los demás ayer y siempre. FOTO: Familia Pérez Domínguez.

Resulta que este alcalde instalado en corregidor hace de bufón y de mascota en cuanto un equipo de futbol anuncia planes para construir un nuevo escenario, situación que terminó por desmentir la propia institución deportiva mencionando que existen “prioridades”, poniendo en su lugar a quien demuestra su oportunismo, mientras no es capaz de proteger el suministro de agua potable ni de solventar las irregularidades de deuda, inseguridad y corrupción policiaca que le rodean y señalan.

Se le olvida que una tradición como los toros no lo hace mejor político pero negarla lo hace un gran mentiroso de ridiculez desbocada.

Escuda su cuento en un cuadro que solo existe en el prejuicio de su ignorancia.

Cuando Gustavo Baz Prada murió, Silverio Pérez estaba retirado de la política. Faltó poco para su centenario. Era el año 1987, justo cuando la Feria de Texcoco, quizá el logro silverista de mayor relumbrón, se encontraba taurinamente en el mejor de sus momentos. La función de ambos ya daba frutos siempre en favor, primeramente, de su comunidad. No es en balde que la Ley de Mérito Civil del Estado de México otorgue la medalla que lleva el nombre de quien fuera revolucionario zapatista. Mérito más cercano a alcaldes como Silverio y no a los remedos que se tienen hoy.

Por ello, no cabe duda de que fue una gran decisión regresar a la Unidad Deportiva de Texcoco el nombre que debió tener siempre. Y sellar así la hermandad política de dos municipios y de dos hombres de servicio, de Gustavo Baz a Silverio Pérez.

Aun cuando la pobreza de ideas y el oportunismo de un irreflexivo funcionario pongan hoy en ridículo al Municipio de Tlalnepantla.

Twitter: @CaballoNegroII y @fiespaz.

El cartel de la polémica. Lo mencionamos aquí en De SOL Y SOMBRA (https://hardtimesnews.files.wordpress.com/2019/09/79717931-6e5e-4ea4-882f-0fa6924b09ce.jpg?w=542&h=1024) ahora deja en ridículo a un presidente municipal de muy poca categoría.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s