El Aura del Frentazo – Grave Tropiezo de Xajay compromete la Temporada Grande.

Lance de “El Payo” a la verónica, suerte fundamental del toreo.

Falla Xajay, se rezaga por un trapío escaso que deja dudas, por debajo de lo mínimo que pone en duda la capacidad de esta ganadería para enviar dos corridas seguidas a las dos Plazas más importantes de México, en dos semanas seguidas, por todo lo alto. Además, con la mala suerte que una cuarta parte del encierro, que brinda opciones, se escurre en las manos incapaces del confirmante que, inexplicablemente, es acartelado. La empresa apuesta, sin fundamento, por él y le termina costando gravemente. Castella, maestro con los trastos e ineficaz con la espada, queda sin trofeos lo mismo que, a la orilla del triunfo, “El Payo” y Ureña, sin suerte alguna. Reducidos a testigos de cómo una mala decisión en la cartelería echa a perder cualquier viso de expectación.

Por: Luis Eduardo Maya LoraDe SOL Y SOMBRA. Plaza México.

Se necesita tener un compromiso demasiado grande, completamente ineludible, para como Empresa tener la obligación de colocar a un confirmante como André Lagravere en la Plaza México, con un antecedente de no triunfar ni en Madrid ni en la propia México y, aun así, quedar en un cartel del tamaño del que se da hoy en la Monumental.

Porque por mérito no ha podido ser.

Ni por capacidad taurina. Con un lote que le ha pedido, suavidad y temple, aguante y valor. No consigue nada en claro porque su concepto taurino y su realización es tan superficial como sus derechazos al toro de la ceremonia, un burel tan breve en trapío como en fuerza pero con nobleza y recorrido por pitón derecho. Un esbozo apenas son los derechazos donde acompaña y donde no termina por romper, dado la prisa y las dudas de no tener certeza en donde colocarse. Pincharía.

Luego, siete turnos después, con la gente ya en pleno vacile, no se ajusta ni termina por cuajar al octavo, un feo toro de inicio vacilante pero que, para el último tercio, pide a gritos un mando y un temple que le harían caminar y romper en los medios. Lagravere, sin lucir mayormente con los trastos, lo mata de entera, algunos piden oreja, ni es mayoritaria ni meritoria. Bien negada. Vuelta por su cuenta.

El efecto Lagravere entonces se devora la corrida.

Porque a Xajay no se le puede disculpar la falta de remate en el segundo, un toro estrecho y zancudo, la escandalosa, cariavacada y anovillada, escasa, presencia del tercero, imposible que pasara si quiera en la administración pasada, lo breve y ralo del berrendo en cárdeno cuarto, tapado por su escarchada capa o el mayormente imposible anovillamiento del castaño de fea cabeza sexto y lo feo de los dos últimos. Dejando además dos muy serios de sobreros.

Lo cierto es que ese error en el cartel provoca que los dos últimos no puedan ser toreados por manos capaces, como Castella, quien ayer, en malva y oro, muestra el oficio y reluce en temple ante ese segundo con el que la Autoridad equivoca, para variar, por no poner atención y dar las cosas por sentadas, y cambia el tercio sin mediar petición del torero. Esto ocurre ante un toro que aprieta de salida, pese a torearle bien a la verónica, que manda la señal falsa de tener poca fuerza, cuando en realidad, nos da la impresión, protesta porque tiene dificultad en moverse, visible en esa extraña forma de ocupar los cuartos traseros.

Castella se molesta, con toda razón.

Primero con el picador, que se entretiene en quitar la divisa al toro y quitar la vara, justo cuando el de Xajay está en la pelea, perdiendo el último tiempo de la suerte, donde se terminaría por aplicar el correcto castigo.

Y luego con usía, que le cambia el tercio justo cuando la decisión de optar por el segundo, muy probablemente, debía aplicar. Castella busca dar aire ante esa, aparente, falta de fuerza, como el toro agarra aire y se descompone, Sebastián cambia el proceder y baja las manos en tres lances que dominan y pueden al toro en ajuste perfecto donde luce él y brilla la esperanza. La faena larga es compendio de oficio y resultado de los años de torear en México. El toro se cae y, pese a tardar un poco, Castella ajusta la altura, tira largo, en los medios y se gusta en los derechazos.

La plaza, claro está, responde.

Lo realiza con la derecha, mando y temple, verticalidad, prosigue al natural en el sitio exacto donde pone la muleta, al vaivén preciso para invitar sin descomponer la embestida, breve pero sustancioso porque el toro se resiste, busca ir pero, en la forma, la protesta llega. Castella acierta en el proceder con excepción de la última tanda donde se excede y en el pinchazo para tan solo saludar. El quinto, único serio del encierro, impide verlo en mayor dimensión que su precisión con el capote y su intención con la muleta ante un toro que pierde toda casta y mansea por pitón izquierdo.

A este toro José Chacón le realiza en el segundo tercio una brega prácticamente perfecta, tres pares con tan solo tres capotazos, largos y templados para dejar en suerte. Eso es torear y lo demás simples cuentos. Luego cierra al toro a una mano en una lección de torería que no olvidaremos y penoso es que nadie absolutamente en la Plaza México pudiera notarlo

A Ureña se le cargan los efectos de las culpas de este marasmo.

El espantoso e invalido cuarto debe ser devuelto, simplemente, no estaba apto para la lidia. Se intenta la protesta. Es insuficiente.

Por ello, a la salida del cuarto, cuando la tarde comienza a hacerse tediosa, “El Payo”, diez años y un día después de su gran triunfo ante “Arte Puro” de San Isidro sale dispuesto en esta Plaza, se encuentra a un toro ideal para su sitio actual. Un berrendo, seguramente santacolomeño, que mete la cara abajo, largo y con prontitud, le pega una serie de verónicas con las que da la impresión puede llegar a los medios. Abría sido el acabóse. Apenas llega a las rayas y remata con doble media. Destaca llevando al caballo, el puyazo es breve, pero en el quite pega los lances de la tarde pese a que el toro muestra cierta tendencia a sosear.

Una pena que la cuadrilla no esté más atinada, la colocación es deficiente y los capotazos no son los mejores. Y luego, un inicio de faena, con el cambiado por la espalda, que dice mucho a la gente pero poco al toro, provoca que el berrendo no sea sometido desde inicio. Aun así “El Payo” por momentos luce soberbio con la derecha, con temple y largueza, echa adelante y a la media altura, en los cambios de mano y en los pases de pecho.

Una pena que el toro empiece la fuga de su casta tan rápidamente.

Vuelve a la diestra y pese a unos giros fuera de cacho y tomarse de los cuartos traseros sin necesidad, García se gusta y mantiene el tono de la faena. Luego, con el burel fintando con quedarse corto y cruzando la mirada al torero, consigue una tanda breve pero de alto vibrar con la zurda, la mano de la diferencia pese a no rematar en el hilo de la tanda sino con un desdén de latigazo. “El Payo” no prosigue después por ese camino pese a que el toro le toma bien los cites invertidos por el pitón izquierdo.

La diferencia entre un buen torero y gran torero está precisamente en esa mano natural, cuando a la faena le falta muy poco para redondear, el torero opta por los cites invertidos y los giros presurosos, alarga la faena una tanda por la derecha más y se cristaliza el pinchazo.

Lo bien toreado es lo bien rematado.

Una salida al tercio que sabe a muy poco. Luego devolvería cualquier ilusión ante el terrible séptimo donde hasta una espantada se lleva.

Entonces, Ureña ya no tendría más oportunidad con el castaño, de escandalosa falta de trapío y de fuerza… y de casta. Una verónica con las manos bajas y la planta serna y fue todo. El castaño no puede. La gente, la que va, está lo suficientemente desganada para ya ni siquiera ocuparse en protestar sino en clamar ver a Ureña que sale de su estilo, da gusto a la masa y se nota entregado pero no hay más que hacer.

Pese a los dos avisos, sale al tercio.

Xajay falla, estrella la ilusión de la Afición.

No cumple lo que de ella, por mínimo, se espera.

No da la nota sino desafina, por fuera y por dentro, en una semana de mano a mano ganadero que comienza hoy con decepción pero proseguirá con el oro y el verde esperanza de Begoña que, confiemos, no fallará.

Si no, siempre quedará, al otro domingo, Barralva.

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2019-2020. Sexta corrida del Derecho de Apartado. Más de un tercio de plaza en tarde fresca sin viento. Prosigue la pésima iluminación. Fatal la Autoridad al cambiar, sin mediar petición alguna del espada en turno, el segundo tercio de la lidia en el segundo turno.

8 toros, 8 de Xajay (Divisa Verde y Rojo) Mal presentados por desigual y por traerse debajo del trapío que exige la categoría de la Plaza. Sin remate y de pobre cabeza el colorado sexto, impresentable, lo mismo que el cariavacado tercero. Chicos primero y octavo que se salva, este último, por tener un poco más de cabeza. Mejor presentado segundo y cuarto, vareado y tapado por su berrenda capa cárdena el cuarto y feo el séptimo. Destacan el lote del confirmante, por su suavidad y largueza, el segundo pese a estar sospechoso de alguna lesión en los cuartos traseros y el tercero, el de mayor voluntad para embestir no obstante va a menos.

Equivoca la Autoridad al premiar al segundo de la tarde con el Arrastre Lento.

Sebastián Castella (Malva y Oro) Saludos tras Aviso y Leves Palmas; Paco Ureña (Negro y Oro) Silencio y Saludos tras Dos Avisos; Octavio García El Payo” (Blanco y Plata) Saludos tras Aviso y Silencio. André Lagravere (Palo de Rosa y Plata) que confirma la alternativa, Silencio tras Aviso y Vuelta tras petición.

El cuarto espada confirmó su alternativa con el entrepelado salpicado, número 12, “Capitán” nombrado de 519 kgs.

Tarde sensacional, sobra y precisa, del primero de la cuadrilla del primer espada, José Chacón, principalmente a la brega donde completa gran tercio ante el quinto. La gente aplaude a Daniel Morales al picar al segundo, no obstante, se preocupa más por lucir él y quitar la divisa que de completar el puyazo y rematar el puyazo. Pésima tarde a pie de Christian Sánchez desarmado inexplicablemente por el octavo.

2 Comentarios »

  1. Sr. Luis Eduardo Maya estoy de acuerdo con usted en que Xajay deja mucho que desear en presentación como en fondo de bravura, una corrida de más a menos, el toro con más fondo el segundo de la tarde el de Castella, por lo mismo no estoy de acuerdo con usted en defender a Castella que su muleta es un látigo puros tirones sin calidad alguna.
    No es posible que usted quiera castigar al nobel que confirma la alternativa con 19 años exigiendo lo que no le exige a laS figuras que son los que deberían llevar el peso del cartel.
    Creo que Lagravere estuvo muy digno toda la tarde se mostró como un toreo serio y pulcro, en una tarde de mucha responsabilidad y que debemos darle un voto de confianza, por lo tanto no estoy de acuerdo con sus comentarios destructivo hacia un muchacho que arranca una carrera y al mismo tiempo ser tan benevolente con Castella que no estuvo a la altura de la tarde ni mucho menos con el mejor toro de la corrida porque fue el más emotivo y el que más se movió.

    Me gusta

  2. Vaya una crónica.

    La única que encuentro no solo razonable sino verdadera. En medio de un mar de supuestas alabanzas, de falsos cantores, al fin un momento de taurinisimo fidedigno.

    Se fijaron en que Xajay dejó los mejor presentados como sobreros. Vi la corrida en sombra detrás de matadores y era visible como Sebastián estaba muy molesto con esto “que no embiste”, le decía a su gente.

    No hay peor ciego que el que no quiere ver ni peor Sordo que el que no quiere oír. Vamos a ver si Alberto Bailleres da la cara con su corrida.

    Me ha gustado “El Payo” pero siento que no tiene confianza al final de sus faenas. Es cosa mental.

    Y sí los mejores toreros son los que dominan la zurda, toletamente de acuerdo.

    Un abrazo desde Guanajuato capital.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s