“Cinco Villas”: ¿A ver quién le pone el cascabel al toro? Por Bardo de la Taurina.

Ya estamos a unas horas que pueden resultar definitorias en el devenir de varios toreros mexicanos que son los que habrán de dar candela este venidero fin de semana en la Plaza de Toros de ‘Cinco Villas’, donde ya se sabe que los catalejos se convertirán en lupa para el análisis de cuatro o cinco diestros que ojala estén conscientes, que algunos sobre el pecho y otros sobre el lomo, llevan la responsabilidad de ya no bajarse del carro (en orden de aparición) como lo es  caso de José Mauricio. Lorenzo Garza Gaona de ninguna manera deberá de estar confiado que el pasaje muy inmediato que protagonizó, haya sido un bono pa’ acurrucarlo totalmente en el ánimo de la afición y es que en el toreo no hay faenas de ninguna índole que unifiquen los criterios. Fermín Rivera ha venido acostumbrando a la afición a ese ya merito, a ese quedarse en la raya. Y Antonio Mendoza tiene ahí a la gente entusiasmada en espera de convertirlo en gema de la corona taurina nacional, también se verá el sábado 25 o el domingo 26 de este enero al medio día a Diego San Román del que la gente desde ahora saldrá diciendo -¡Que hambre de ser torero!, ¡Qué valor!…-

Emiliano Gamero

Independientemente del gusto y placer que significará ver a las figuras españolas y a los aspirantes a ello, los toreros nacionales merecen toda la atención por parte de la afición incluyendo desde luego al rejoneador de la personalidad que se atreve a mirar al horizonte del desafío  Emiliano Gamero, el que la está haciendo montado en el esfuerzo quien además lucirá su cuadra que es un lujo y que la gente la podrá admirar tan cerquita como la caricia de una rosa, que es color y temperamento convertido en fragancia pa’ tardes de lujo y de abono pa’ Madrid.

 José Mauricio

Al que por angas o por mangas, no toda la gente de la capital y sus conurbados, ha visto en esta su etapa actual que es la del enamoramiento con la afición, lo cual eso ya de por sí es color de rosa, como ese referirse a “Mau”, como ahora tan taurinamente le dicen sus disque muy cuadernos. Sin demérito de sus logros, no se le ha visto realmente lo que es pasarse a un toro de aquí hasta allá derrochando más arte que una pintura bien trazada que son las que se estructuran de principio a fin y que en cada envestida al lienzo o tanda traen engarzadas cinco o seis pases poli cromáticos y eso es precisamente lo que se espera que le veamos este sábado en ‘Cinco Villas’.

 Lorenzo Garza Gaona

Es un matador que esta inédito por estos lares que parten del epicentro capitalino y donde Texcoco es un Edén de oportunidad  para él,  en el más amplio de los sentidos, pues ahora sí que a Lorenzo le ha llegado el momento justo en el ‘Estuche de seda’ de la torería que es el albero de ‘Cinco Villas’, de demostrar que vive en presente y que si busca futuro, solamente el hoy y frente a los bureles se lo dará, viene de estar sobre expuesto en las redes sociales, más él, que es el torero más culto y más leído, debe de saber que pa’ las travesías que reditúan están las faenas contundentes,  así que a subirse al barco con todo porque la mar es incierta y pide valientes no exentos de arte.

 Fermín Rivera

Quienes por ahí dicen que las orejas y los rabos solo son retazos de fieras, que se lo pregunten a Fermín, quien por carecer de ellas no va a las Corridas de Aniversario , otros dirán que ni falta que hace y tan hacen falta que precisamente por su importancia es que el próximo domingo estará o más bien desde lo elevado de su estatura deberá de estar pegando un palo de altura que lo haga mirar a allende los mares porque a Fermín Rivera el destino le está pidiendo un triunfo tan elevado como el mástil de sus posibilidades, por ello el domingo en Santiago Cuautlalpan o avista tierra o se va a tierra.

 Antonio Mendoza

Un duende de lo fantástico cuyo toreo posee más duende que un lance de hadas en la arena de la ilusión y por ser todo ello tan fantasioso, es que tal vez ni él mismo se ha creído o se ha dado cuenta el tamaño de su personaje  y uso la palabra personaje porque eso es lo que es Antonio Mendoza un ser mágico metido dentro de su propia burbuja, su propio mundo en donde él oscila entre el tic tac del tiempo, ese que muchas veces ha detenido y todavía no le dado el campanazo que marque la Hora de Antonio, porque este Mendoza no es un torero más, es ¡El Elegido! A sus pies ha corrido el incienso y la mirra así que ya es tiempo que él, nos dé el oro del triunfo, el que no tiene comparación ni siquiera con el lamento de se ¡hizo lo que se pudo!, ¡No! en el toro o se puede o no se hace.

 Diego San Román

Desde hace mucho tiempo sin duda que no había salido un torero al que todavía no le entreguen el certificado y que acumule más méritos que muchos de los que ya lo tienen ¿la razón? que Diego San Román no da cuartel, va por el mundo taurino sin mochila al hombro, ni hamaca, ni palmera, ni cocos y así llegará el fin de semana a dar las gracias por haber sido elegido pa’ estar ahí, pero seguro no lo hará con una reverencia de cabeza (humildad y sumisiones guajiras) ¡No! los toreros fregones agradecen a las empresas y al público pegándose unos arrimones de esos que asustan, donde por muleta lleva la verdad y por misión la firme convicción de no guardarse nada pa’ mañana.

 Don Luis y Doña Lucero

Son en conjunción los paradigmas del hacer Fiesta con el sello de la heráldica de lo bien hecho que es el de ‘Cinco Villas’, escudo también que es guerrero, al que las envidias y las triquiñuelas del medio no los privan de mirar siempre adelante, sin ceder ante los embates burdos que se maquilan tras el humo de este negocio no siempre limpio por decir lo menos, más es, en la destreza, la enjundia, el sacrificio, el desgaste moral y el orgullo de Marco Sirvent y Domínguez Cobián, es en donde radica su grandeza con la que han logrado darle a esta Fiesta  una marca propia, que no se detiene ante el camino sembrado de espinas, ni se  tropiezan con el ocultamiento de toros y toreros, que los demonios les han brindado desde siempre en un acto más que de conveniencia, de celos, de envidia, de mezquindad porque al final los primeros perjudicados son; los toreros y el público y paradójicamente cuando hay ley moral, hay bien, como sin duda el próximo fin de semana lo habrá cuando las manecillas del reloj se abracen al son del sol, estarán brindándole a la afición una auténtica fiesta popular en la que como en el juego de “Juan Pirulero” donde cada torero tricolor juegue su juego, ante los sinodales españoles de aroma a jazmín, pero también de fuerte influencia pues un triunfo a lado de ellos puede repercutir en España, ‘Como potro desboca ‘o con la fuerza de un ciclón’, como cantara “La Faraona” Lola Flores.

El público llegara el fin de semana, se instalara a sus anchas, gozara hasta el alma, pero desde ahora habrá que declarar que las tardes ya tienen triunfadores y lo son los anfitriones Don Luis y Doña Lucero, a los que el público habrá de reconocerles que si de hacer Fiesta se trata en ‘Cinco Villas’ se hace de seda y se borda con la bondad del que da a manos llenas, sin esperar que nadie les de la mano, ni menos las gracias, porque Gracia es lo que tienen este par de seres inigualables… lo dijo por si alguien no se había dado cuenta y creen que los milagros se logran por arte de magia.

Y a propósito de público dice Paco Ignacio Taibo l en su libro ‘Los Toros, en el Cine Mexicano’; -El público de toros, es acaso, el más individualizado y exigente, el más anárquico y excéntrico-. -La propia plaza, redonda, permite un intercambio de opiniones expresadas a gritos y todos ven a todos y critican o ensalzan a los demás-. -El público taurino no es suave y apacible-. -La fiesta es grande, porque el drama no se anuncia-.

Sin duda ‘Cinco Villas’ tiene su propio público, su propia forma de hacer y ver su Fiesta, pero ojalá y nunca olviden quienes vayan a asumir la responsabilidad de estar en el Palco del Juez sobretodo en estos dos festejos tan cruciales a nivel internacional, que el tamaño o la capacidad de una Plaza de Toros nunca estará sujeto a la categoría y seriedad a la hora de valorar como premiar una faena, si tienen alguna duda o debilidad jueces dense una vuelta por la Plaza de Ronda o escuchen aquello que escribió el más musical de los taurinos el maestro Agustín Lara -Vende caro tu amor aventurera- y así los triunfos serán inobjetables

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s