Opinión: Adiós donde el viento da la vuelta.

Por Luis Carlos Peris.

Hubo quien llegó a considerar que su mano izquierda era la sucesora directa del grandioso Paco Camino, pero su diestra le privó de romper todas las marcas en cuanto a salidas por la Puerta Grande de Las Ventas.

Manuel Jesús, saltereño de pro y anteponiendo el artículo determinado a su apellido, se ha llevado veinte años de honradez y de toreo profundo por los ruedos del mundo taurino para bajar definitivamente el telón donde el viento da la vuelta. Pudo irse en una gran gala sevillana o madrileña, pero se ha cortado la coleta en Domingo de Carnaval en un rincón ecuatoriano. Ambato, dentro de sus fiestas, anunció a Manuel Jesús El Cid para su adiós, dicen que definitivo, y lo hizo tocando pelo aun cuando parezca que se fue de puntillas.

No sé si Manuel volverá a vestir el chispeante, pero nadie dudará que en Ambato se cerró un capítulo dorado de la Fiesta.

Publicado en El Diario de Sevilla

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s