OCHO CON OCHO – La Mordaz Crónica de Carlos León. Luis Ramón Carazo.

Carlos León acompañado de la actriz Aurora Segura, de Mario Moreno “Cantinflas” y Fernando González de la Vega. FOTO: @VekaDuncan.

El 17 de abril, me percaté que el periodista capitalino, por años cronista de Novedades, Carlos León hubiera cumplido 110 años y que se nos adelantó en el paseillo de la vida en 1981, entonces, me parece oportuno recordar a una de las plumas privilegiadas de la crónica taurina.

Por: Luis Ramón Carazo.

Buen escritor, Carlos León incursionó en diferentes giros literarios. Fue epigramista, guionista de cine y autor de diálogos en las películas de Mario Moreno “Cantinflas” entre otras “El Padrecito” o “El Señor Doctor” ambas dirigidas por Miguel M. Delgado.

Hoy por la extensión de sus crónicas los días de corridas tal vez sería imposible le cedieran el espacio en los diarios, como el que ocupaba desde su fundación en el diario Novedades, haciendo crónica primero en “El Toreo” de la Condesa, hoy El Palacio de Hierro Durango, ocupando un lugar en el palco de Maximino Ávila Camacho, hermano del presidente Manuel, y posteriormente desde su barrera de sombra en La México, así como, ocasionalmente, en Cuatro Caminos, hoy terminal del Metro, destacando por elegancia al vestir, inefable bigote, nariz aguileña y mirada gélida.

De profesión fue abogado, pero nunca ejerció.

Fue caricaturista en El Universal y con algunos más y otro gran caricaturista Ernesto “Chango” García Cabral”. Fundó “Don Timorato”. Tradujo obras de teatro y escribió el guion en 1953 “Yo Colón” que por mucho tiempo presentó “Cantinflas” en el Teatro de los Insurgentes. Además hizo una publicación muy interesante sobre el XXV Aniversario de la Plaza México, “La Plaza México Cuenta su Historia” misma que se puede consultar aquí: http://www.bibliotoro.com/digital.php?palabras=Le%F3n&Image1.x=0&Image1.y=0 en la Biblioteca del Museo Taurino de Morelia.

La que fuera esposa de Justino Compéan, Hilda O´Farril socia en su tiempo del periódico Novedades, leí que lo describía como” implacable en sus escritos” Su crónica semanal se intitulaba “Cartas boca arriba” tenía la característica de dirigirse a alguna persona por excéntrica que pareciera y, por ahí, aprovechaba para tener lista muchos del contenido e iba tramando la crónica después de la corrida, con gran chispa y conocimiento, no solo en el tema taurino, sino en el político y social, con su colaboración dominical denominada, “Titirimundi”

Fueron públicos sus diferencias con Carlos Arruza, incluso llegaron a las manos, “El Cordobés” y su casi épica discordia con Manolo Martínez, al que le colgó el mote de” Manolo Telones”

Por dar idea a un subalterno y hombre de la confianza del Ciclón, le dedicó las siguientes líneas:” Salta un sapo a la arena; no perdón, es (Javier) Cerrillo vestido de verde”.

Curiosamente en los cincuenta del siglo pasado, pedía que se retirara Luis Procuna y el día de su despedida el 10 de marzo de 1974 título la hazaña del torero: “Procuna en la despedida, da la tarde de su vida” En carta que le dedicó a Esperanza Tapia, dueña de Las Delicias en el centro capitalino. Fue la tarde del 10 de marzo de 1974 completaban Chucho Solórzano, al que apenas semanas antes había dedicado otra Carta Bocarriba titulada “Chucho Superstar Hizo el Toreo Estelar” tras su faena a “Fedayín” de Torrecilla, y Eloy Cavazos el cartel con toros de Mariano Ramírez.

Antes tuvo una diferencia pública con Curro Rivera dada la psicodelia del torero de Narvarte, al que le puso primero “Curro Cantinflas” pero a sugerencia del propio aludido, en la Temporada Grande 1970-71, el mote quedó en “Currinflas” pues le hizo más gracia al torero e incluso le comentó por escrito que a su hijo así lo apodaban en la escuela.

Lo anterior se recoge en una carta, también boca arriba, que envió Curro a Carlos León en noviembre de 1972 dónde afirma lo anterior ya que en esa temporada que comenzaba le llamó “Paspartout” Rivera y lo felicita en la misiva, incluso le comentó “se voló la barda” le pide que “siga a mi persona con ese sobrenombre” y además le dedicó su actuación próxima en La México.

La presentación de la carta la titula con gran guasa: Niega Curro ser del “Gang” de “Manolo Telones” refiriéndose a un boicot para que Paco Camino no torease en México y se refiere a Manolo Martínez y el periodista del ESTO, Francisco Lazo, al que también bautizara como “Pancho Mecates” en frontal definición.

Al domingo siguiente de publicar la carta de Rivera titula su crónica “La regó Santaclos Dávila (al referirse al C.P. Jesús Dávila, Juez de Plaza); oreja de aguinaldo para Rivera”, en Carta Boca Arriba que dirige a Salvador Allende en aquel momento presidente de Chile, como bien dirigió cartas a Frank Sinatra o a la Reina Isabel II durante su visita a México en los años setenta.

Una de dulce para Manolo Martínez fue el 23 de diciembre de 1979 después de la gran faena, a un toro de bandera de San Miguel de Mimiahuapám, de nombre “Amoroso”, titulando la crónica: “Con el soberbio Amoroso, Manolo estuvo en coloso” y subtituló “Apoteosis de Manolo y Baillères”, la Carta Boca Arriba la remite a Pedro Illana quién fuera dueño del viejo “Tío Luis”, clásico y añorado restaurante de La Condesa a quién nombrara como “Rey del Pollo”. Con Manolo limaría asperezas muy animadamente tras esa faena.

Y cierro, porque habrá que hacerlo, recordando la tarde de la larga cordobesa de Alfonso Ramírez “Calesero” en la mejor tarde de su vida, la del 10 de enero de 1954 cuando bordó a “Campanillero” de Jesús Cabrera y que tituló: “El Calesero saturó de arte la Plaza México, cortó una oreja pero mereció el Premio Nobel de la torería”.

Esa imagen por muchos años la vimos en la entrada y salida del programa “Toros y Toreros” de Canal 11 y cuando estuve ahí, al verla me provocaba el deseo de gritar y ahora cuando la visualizó en la mente, digo olé, para mis adentros. Cada que tenía la oportunidad de apretar la mano del artista, se lo decía.

A la semana siguiente del triunfo, en medio de una gran fiesta, Carlos León, inventó el Premio Nobel del Toreo para otorgárselo en medio de grandes honores.

Es pues justo recordar a uno de los cronistas taurinos más importantes de México y más aún recién pasado el aniversario de su nacimiento. Y así me podría seguir, pero es momento de desear estén bien y hacer un recuerdo a quién recién partió a la Gloria; me refiero a Alejandro Algara.

Al gran cantante de muy niño le conocí pues “Arenero” le dio, a uno de los mejores intérpretes de Agustín Lara, clases de toreo de salón, se llevaban muy bien según recuerdo.

A sus seres queridos, un abrazo con gran afecto.

Twitter: @Carazo_TDN.

El texto de Carlos León con el que se conmemoró el XXV Aniversario de la Plaza México en 1971. Fuente: http://www.bibliotoro.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s